Menú

Las pruebas de ADN confirman que los restos hallados en el vertedero de Toledo son de Ángel

El pequeño, de 11 años, desapareció junto a su primo el 10 de diciembre. Se marcharon a Toledo y su cuerpos acabaron en un contenedor de basura.

El pequeño, de 11 años, desapareció junto a su primo el 10 de diciembre. Se marcharon a Toledo y su cuerpos acabaron en un contenedor de basura.
Búsqueda de Ángel, en el vertedero de Toledo. | EFE/EP

Las pruebas de ADN realizadas a los restos humanos hallados el 11 de enero en el Ecoparque de Toledo corresponden a Ángel Fernández, según confirman fuentes policiales a LD. El menor -de 11 años- se buscaba desde el 27 de diciembre en la misma zona del vertedero en la que un operario encontró unos días antes el cadáver de su primo Fernando -de 17 años-, del que no se separaba. Un área acotada en la que se acumulaban alrededor de 10.000 toneladas de residuos.

La familia del pequeño, que acumulaba días de angustia y desesperanza, se encontraba a la espera de que se confirmara la identidad del los restos localizados por la policía. Aunque desde el momento del hallazgo dieron por descontado que se trataba de Ángel. El niño se encontraba en paradero desconocido desde que el 10 de diciembre se marchara con su primo a Toledo. Estaban siempre juntos, como un binomio. Y no era la primera vez que se escapaban, con el mismo destino.

Allí vivía Lucía, una chica con la que Fernando salió en el pasado y de la que -coincide en destacar su entorno- seguía enamorado. Hay constancia de que ambos viajaron hasta la ciudad y estuvieron en un supermercado, en un hotel y en un centro comercial. Varias cámaras de seguridad pudieron captarles, en distintas ubicaciones. Por motivos que aún no se han podido esclarecer, los niños acabaron juntos en un contenedor.

¿Terceras personas implicadas?

Según dijeron la chica y su familia a la policía, no llegaron a ver a los pequeños. Pero lo cierto es que algunas personas, que dicen ser testigos, afirman lo contrario. Y el hecho de que hayan huido, abandonando su domicilio, ha levantado todo tipo de críticas y rumores. No obstante, el abogado de la familia de los menores fallecidos asegura que "tienen información relevante que apunta al asesinato".

Según explicó Marcos García Montes, en declaraciones a Libertad Digital, "por eso, lo que hemos hecho es mandar un escrito para pedirle al juez que les tome declaración", señala, "como testigos protegidos". Es necesario, insistió, que sea "con medidas de protección, para evitar que puedan ser identificados". "Si declaran, ha de ser con la voz distorsionada y la cara pixelada".

Aunque la hipótesis principal de policía siempre ha sido que la marcha fue voluntaria y la muerte pudo ser accidental, la familia ha defendido desde el principio que había terceras personas implicadas en los hechos. Una postura que ahora estaría apoyada por la versión de "varios testigos".

En estos momentos, los investigadores -que siguen buscando más restos de Ángel en el vertedero- siguen varias líneas de investigación. No obstante, la autopsia de Fernando determinó que murió por asfixia y que no presentaba signos de violencia. Y está por ver qué se desprende de las pruebas que se practiquen a los restos del menor de los primos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso