Menú

Qué es el caso Mediador y quién es quién en la última trama de corrupción del PSOE

Pese al intento de controlar daños con la expulsión del diputado socialista hace diez días, los nervios cunden en el PSOE según se desvelan más datos.

Pese al intento de controlar daños con la expulsión del diputado socialista hace diez días, los nervios cunden en el PSOE según se desvelan más datos.
El diputado del PSOE, Juan Bernardo Fuentes, interviene en una sesión plenaria extraordinaria en el Congreso de los Diputados, a 25 de enero de 2022, en Madrid (España). | Europa Press

Hace poco más de diez días que salió a la luz una presunta trama de corrupción que afecta al PSOE canario y al estatal, el caso Mediador, que cuenta con todos los ingredientes para convertirse en una pesadilla para Pedro Sánchez: a las mordidas y tráfico de influencias hay que unir la parte festiva de la trama, con comilonas, orgías con prostitutas, drogas, amantes con apodos denigrantes, y un número de gente implicada, tanto en Canarias como en Madrid, que hace que empiece a cundir el pánico en las filas socialistas en este año electoral.

Resulta curioso cómo el partido que se las da de ser la quintaesencia del feminismo, que va dando lecciones al resto del espectro político en este tema y que aboga por acabar con la prostitución, no sólo engendra bodrios legislativos que claramente perjudican a las mujeres (como la ley del sólo sí es sí o la ley Trans) sino que sus casos de corrupción se ven muy frecuentemente adornados por actos y actitudes claramente machistas y retrógrados y contrarios a lo que hipócritamente defienden en público como recordaba en Libertad Digital Carmelo Jordá: "No deja de llamar la atención la irresistible querencia de los socialistas por las meretrices, porque este escándalo no es el primero: de las viejas correrías de Roldán a las casas de lenocinio pagadas con el dinero de los ERE, pasando por la ‘información vaginal, éxito asegurado’ de la inolvidable Dolores Delgado, la relación del PSOE con el sexo de pago es tan antigua como esquizofrénica: por un lado no dejan de recurrir a prostitutas y por el otro quieren abolir la prostitución. ¡Eso sí que es cabalgar contradicciones y no lo de Pablo Iglesias!".

El secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, durante su visita este sábado a Zamora ha hablado del caso Mediador y ha asegurado que Juan Bernardo Fuentes "fue expulsado en menos de 16 horas" del partido y que, además, los socialistas consiguieron que entregara su acta. Además, Cerdán ha restado importancia al hecho de que Juan Bernardo Fuentes mantenga la imagen del partido y una fotografía con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su perfil oficial de Twitter.

juan-bernardo-fuentes-curbelo-tito-berni-pedro-sanchez-250223.jpg
Perfil de Twitter del Tito Berni

Sin embargo parece difícil que el cortafuegos de la expulsión de Juan Bernardo Fuentes vaya a conseguir esta vez el efecto esperado, es decir, el que con su artillería mediática consigue siempre el PSOE: que la inmensa mayoría de las televisiones y medios pasen de puntillas por el escándalo, como están haciendo con los escándalos que afectan a Ximo Puig en la Comunidad Valenciana: caso Azud, caso Acuamed y caso Subvenciones. Y es difícil porque, si se confirma que hasta 15 o 16 diputados del grupo parlamentario socialista en el Congreso han participado en las orgías con las que celebraban sus éxitos los implicados en la trama, la dimisión de Fuentes Curbelo no va a cerrar la vía de agua que se le ha abierto al partido, tanto en Canarias como en Madrid. De hecho, la juez del caso está investigando cuatro contratos por 2,3 millones en una fundación que preside Nadia Calviño.

Qué es el caso Mediador

El caso Mediador es una presunta trama de corrupción liderada por el hasta el pasado 14 de febrero diputado socialista por Canarias, Juan Bernardo Fuentes. A través del empresario Marco Antonio Navarro Tacoronte, que ejercía de enlace, se pedía un "peaje económico" —una comisión— a empresarios que querían obtener ventajas en contratación pública y subvenciones y evitar inspecciones a sus negocios, entre otras cosas.

Para ello realizaban reuniones en el Congreso de los Diputados y en la sede de la Guardia Civil en la calle Guzmán el Bueno de Madrid, con lo que conseguían dar a los empresarios una imagen de seriedad y solvencia. Posteriormente, según se recoge en el sumario judicial, los pactos se sellaban con cenas y orgías con prostitutas y drogas. La trama tenía un modus operandi que se repetía: "Se hacía una visita por el Palacio –en referencia al Congreso–, unas fotos... como línea de partida para ganarse la confianza" de los empresarios. Después, "se iban a almorzar y seguían el resto del día de fiesta". Una fiesta que incluía drogas y visitas a locales de alterne y que pagaba el empresario en cuestión con un gasto de "entre 3.000 o 3.500 euros de media por noche", tal y como ha declarado en sede judicial el mediador de la trama, Antonio Navarro Tacoronte.

Algunas de esas fiestas, según se ha ido sabiendo, se produjeron en unos momentos en el que los ciudadanos de a pie estábamos encerrados en nuestras casas o con restricciones horarias y de movilidad debido a la pandemia de covid-19. Eso no impidió que los líderes de la trama y hasta 15 o 16 diputados socialistas se saltasen las restricciones, cerrasen una planta de un hotel y celebrasen con prostitutas, alcohol y drogas los acuerdos conseguidos.

Los principales actores de esta trama son, de momento, Juan Bernardo Fuentes Curbelo, Marco Antonio Navarro Tacoronte, Taishet Fuentes Gutiérrez y el general de la Guardia Civil, ya retirado, Francisco Espinosa Navas.

Juan Bernardo Fuentes Curbelo, ‘Tito Berni’ o ‘Juambe’

Es el líder de la trama. Utilizaba el Congreso de los Diputados como oficina para iniciar los trapicheos. Quedó en libertad con cargos el pasado miércoles después de declarar ante la juez, acusado de delitos de cohecho, falsedad documental, blanqueo, tráfico de influencias y pertenencia a organización criminal. Fue expulsado del PSOE el pasado 14 de febrero.

No era, en absoluto, un diputado raso — fue portavoz adjunto en comisiones tan sensibles como la de Hacienda y estuvo entre los ponentes que ultimaron el informe de la ponencia sobre la ley antifraude— ni un actor secundario dentro del partido. Antes de ser diputado, Tito Berni era uno de los fontaneros del PSOE en Fuerteventura y coordinador de las campañas electorales del partido. En sus escasas intervenciones desde la tribuna del Congreso arremetió contra el PP y sus amnistías fiscales y presumió de la lucha contra la elusión y el fraude fiscal como una de las prioridades del Ejecutivo de Sánchez.

Los informes policiales lo sitúan "a la cabeza" de lo que denominan "rama política" de la trama.

Marco Antonio Navarro Tacoronte, ‘el Mediador’

El empresario canario Marco Antonio Navarro Tacoronte, de 47 años, es el que actuaba como enlace, conseguidor o mediador entre los políticos y los empresarios, y es el que da nombre a la trama que investiga el Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife.

Según ha contado en entrevistas a Cope y varios diarios, entre ellos El Mundo, la trama salió a la luz de la forma más absurda. Ángel Luis Pérez Peña, director de Deportes del cabildo de Tenerife, no supo explicar a su mujer un cargo de 2.700 euros en su tarjeta de crédito, y viéndose acorralado no se le ocurrió otra cosa que denunciar a Navarro. Los tribunales desestimaron la denuncia, pero el mediador dejó sus móviles con toda la información bomba de sus correrías con Tito Berni y compañía.

Tras su entrevista en Cope Canarias del viernes se han conocido los detalles más escabrosos del modus operandi de la trama, además de la presunta implicación de 15 o 16 diputados socialistas en el Congreso y la rotunda afirmación de que el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, estaba al tanto de todo.

Pese a todos los datos que ha dado hasta ahora, en sede judicial y en los medios, en su entrevista en El Mundo Navarro Tacoronte asegura que "casi todo lo importante, lo que está por venir, permanece bajo secreto de sumario". Lógico que el miedo recorra la bancada socialista en el Congreso.

Francisco Espinosa, ‘Papá’, general de la Guardia Civil

Es el único que permanece en prisión por el momento. Francisco Espinosa Navas es un exmando de GAR-SI Sahel en Bélgica, Mauritania, Níger, Malí, Senegal, Marruecos y Cabo Verde.

Con él se reunían en la sede de la dirección de la Guardia Civil en Madrid. Navarro Tacoronte, el mediador, no está seguro de quién lidera la trama, si Tito Berni o Papá, que es como se conoce al exmando de la Guardia Civil. De él, como recoge El Mundo, se rumorea que prosperó porque sabía cosas turbias de gente importante.

Según consta en un informe de la Brigada Provincial de Policía Judicial, consultado por Europa Press, Papá intentaba favorecer también a su amante, a la que se conocía en la trama con el cariñoso apelativo de chocho volador, como se la nombra en los audios del teléfono de Navarro Tacoronte.

Taishet Fuentes Gutiérrez

Sobrino del líder de la trama, el Tito Berni, al que sustituye como director general de Ganadería. Fue cesado del Gobierno canario hace un año, al parecer por "pérdida de confianza". Un cese que ahora se intenta relacionar con la detención de su tío.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso