Menú

Fallece a los 87 años Félix Millet, el hombre que saqueó el Palau de la Música para Convergencia

Condenado a nueve años de prisión, pasaba sus últimas semanas de vida en una residencia con asistencia médica.

Condenado a nueve años de prisión, pasaba sus últimas semanas de vida en una residencia con asistencia médica.
Millet, a la entrada del juzgado | EFE

Félix Millet, condenado a nueve años y ocho meses de prisión y a pagar una multa de 4,12 millones de euros, falleció este miércoles por la tarde en la residencia de Cardedeu (Barcelona) donde pasaba las últimas semanas de vida aquejado de una enfermedad incurable. Se estima que Millet, en colaboración con su subordinado Jordi Montull y su hija, Gemma Montull, desvió unos 23 millones de euros de fondos del Palau de la Música, que dirigió durante casi dos décadas. Parte de ese dinero se destinó a financiar a Convergencia Democrática de Cataluña, el partido de los Pujol y Artur Mas.

En marzo de 2017 se celebró el juicio que declaró culpable a Millet de los delitos de malversación de caudales públicos, apropiación indebida, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, falsedad contable y delito fiscal. En 2020, la condena fue ratificada por el Tribunal Supremo, lo que supuso el ingreso de Millet en la prisión catalana de Brians 2. A pesar de su estado de salud, sólo se le concedió el tercer grado a finales del año pasado y estuvo a punto de ser revocado por la justicia, que finalmente atendió las circunstancias médicas del condenado. Las últimas semanas las pasó ingresado en una residencia.

Gran personaje de la burguesía

Millet fue uno de los grandes personajes de la Cataluña del último cuarto del siglo pasado. Desde la presidencia del Palau de la Música y el Orfeó Català, tejió una red social y política que le llevó a ocupar grandes cargos en entidades bancarias como el desaparecido Bankpime, el Gran Teatro del Liceo o el F. C. Barcelona.

Se enriqueció con los fondos saqueados en el Palau, pero también se convirtió en una pieza indispensable en el engranaje de la financiación ilegal de Convergencia. Las investigaciones judiciales determinaron que se habían destinado más de seis millones de euros al partido.

Félix Millet decía que Cataluña eran unas doscientas familias que se encontraban siempre y en todos los sitios, desde el Liceo al propio Palau de la Música, el palco del Camp Nou y los salones más relevantes de la región. Trató de evitar su ingreso en prisión por razones médicas.

Desde 1990 y hasta 2009 fue el dueño y señor de una de las instituciones más preciadas del catalanismo, el Palau de la Música. La investigación del expolio fue uno de los casos más sonados y enrevesados de la corrupción a la catalana, pero no tuvo consecuencias para los dirigentes de Convergencia.

Temas

En España

    0
    comentarios