Menú

La trama del Tito Berni logró anticipos del 70% del dinero en contratos con "el Ministerio" o la "Fundación" de Sánchez

El mecanismo financiero de anticipos del que se beneficiaba la trama permitía encadenar y acelerar inversiones.

El mecanismo financiero de anticipos del que se beneficiaba la trama permitía encadenar y acelerar inversiones.
Un vehículo de la Guardia Civil entra en el garaje de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, donde este miércoles la juez de Santa Cruz de Tenerife al cargo del | EFE

El Juzgado nº4 de Santa Cruz de Tenerife que investiga el caso Tito Berni ha detectado ya el supuesto mecanismo empleado por las empresas de la trama para conseguir encadenar contratos gracias a la influencia del general Espinosa. Según la investigación, el general mediaba en la consecución de los contratos públicos, se les anticipaba el 70% del ingreso a las empresas y, gracias a ello, "yo ahí calculo una inversión, pero tengo otra cubierta", como explica uno de los investigados en las conversaciones interceptadas.

Resultado: el negocio era tan seguro y lucrativo que se aceleraba el intento de acudir a más contratos. Para colmo, la práctica ha sido detectada en las operaciones que realizaban con lo que los empresarios de la trama denominaban como "el Ministerio" que no era otra cosa que la Fundación Internacional Iberoamericana dependiente del Gobierno de Pedro Sánchez.

"Ministerio" y "Fundación", términos sinónimos

La cúpula de la trama del Tito Berni denominaba a los ingresos conseguidos por medio de las gestiones del general Espinosa como "contratos" con "el Ministerio". Utilizaba la denominación "Ministerio" y "Fundación" como sinónimos, dando por hecho que los contratos los conseguían por la influencia del general conocido como Papá dentro de la trama y que el dinero era concedido por departamentos del Gobierno de Pedro Sánchez. Hay que recordar que la Fundación Internacional Iberoamericana cuenta con 14 secretarios de Estado en su patronato, los ministros Pilar Llop y José Manuel Albares y la vicepresidenta Nadia Calviño como cabeza de la entidad.

El uso del termino "Ministerio" por la trama ha aparecido en una de las conversaciones interceptadas por la Policía Judicial en el caso Tito Berni y ha sido destacada por los propios investigadores. En esa conversación uno de los empresarios alude a los negocios logrados en "África" por medio de la Fundación Internacional Iberoamericana como "contratos con el Ministerio". El uso de la palabra "Ministerio", de hecho, se identifica plenamente con el del término "Fundación", dando la sensación de que, realmente, identificaban a los contratantes como departamentos del Gobierno socialista.

Mecanismo financiero de los anticipos

Pero en esa conversación no sólo se incluye ese término, sino que, además, se detalla el mecanismo financiero de anticipos del que se beneficiaba la trama. El empresario en cuestión afirma que "ahí, lo que hacen ellos [la Fundación Internacional Iberoamericana] es, a la firma del contrato, me adelantan". El Mediador —Antonio Navarro Tacoronte— contesta de inmediato aportando más detalles: "El setenta, setenta". La cuantificación alude al porcentaje percibido por adelantado en los contratos. El empresario confirma el dato: "Claro, me adelantan un porcentaje y a la finalización del contrato me pagan el resto". El Mediador lo ratifica: "Vale, bien, eso". Y el empresario confirma en la propia confirmación los beneficios que ese sistema le suponen: "Con lo cual, yo ahí calculo una inversión, pero tengo otra cubierta […]". Y ese sistema permite encadenar inversiones y acelerarlas al poder contar con más líquido disponible de una manera rápida.

El empresario en cuestión lo explica y jalea: "Ya. No, no, no, yo eeeh! yo sí, o sea, si utilizáramos, que si fuéramos capaces de utilizar la formula que hacemos con lo del Papá, que es un estamento oficial ¿eh? o sea es el [ininteligible] el GAR-SI ¿Vale? Ellos a la firma del contrato me pagan el 70% y cuando el contrato termina, me pagan el resto". La frase de difícil comprensión sí permite confirmar que, efectivamente, se refiere a los contratos de la Fundación del Gobierno de Pedro Sánchez en el Sahel, porque allí estaba destinado el general Espinosa como director del programa GAR-SI SAHEL.

Coordinación de ‘Papá’ con la Fundación

Hay que recordar que el general Espinosa mantenía una coordinación plena con la Fundación Internacional Iberoamericana —dependiente del Gobierno de Pedro Sánchez—. La vinculación durante su etapa de destino en el Sahel, de hecho, se materializó en la dependencia directa de la Fundación y en el cobro de una nómina mensual que llegó a superar los 9.700 euros en alguno de los pagos, como recoge la documentación en poder de la Justicia. Todo ello, mientras el Juzgado número 4 de Santa Cruz de Tenerife investiga ya cuatro contratos en el Sahel, pagados por la Fundación, y por un importe global de más de dos millones de euros.

El Juzgado tiene clara la importancia de la recopilación de los bienes del general inmerso en la trama del Tito Berni en distintos países de Europa y África. Igualmente ha reclamado la misma investigación de los bienes de su familia —mujer y dos hijos— ante la sospecha de que contratos firmados y pagados por la Fundación Iberoamericana del Gobierno de Pedro Sánchez —en cuyo patronato se encuentran Nadia Calviño, Pilar Llop, José Manuel Albares y 14 secretarios de Estado— tuvieran una mediación del mencionado general y se saldaran con una comisión para él.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso