Menú

La dimitida directora de la Guardia Civil fue delegada del organismo controlador de las ayudas investigadas a su marido

Su esposo está imputado por el caso Santana Motor, una de las patas del gigantesco caso de corrupción conocido como caso ERE

Su esposo está imputado por el caso Santana Motor, una de las patas del gigantesco caso de corrupción conocido como caso ERE
EFE

María Gámez ha asegurado haber dimitido como directora de la Guardia Civil por "principios, honestidad y responsabilidad". Y que lo hace por su "ética y valores". Lo cierto es que a su marido acaba de ser imputado por el caso Santana Motor, una de las patas del gigantesco caso de corrupción conocido como caso ERE.

La investigación de esta pata judicial persigue el rastro de 36 millones de euros en ayudas a esa compañía y la labor realizada por la empresa del marido de Gámez y sus dos cuñados.

La Agencia IDEA

La operación clave fue el contrato de esta sociedad familiar recién creada por una filial de la agencia pública IDEA —empresa de la Junta socialista de Andalucía encargada de la inyección de las subvenciones— en 2009. Gámez ocupó hasta el año previo —2008— un cargo directivo como delegada de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa en Málaga. Y esa Consejería es justo de la que dependía por aquellas fechas la polémica Agencia IDEA, la que dio las subvenciones.

María Gámez era una política en auge en el PSOE andaluz. En el mismo PSOE que saltó por los aires cosido por el caso ERE tras la condena por el mayor caso de corrupción de la democracia española, valorado en nada menos que 679 millones de euros. En 2004, Gámez fue nombrada delegada de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa en Málaga. Por esos años, se trazó el famoso Plan de Acción de la Agencia Idea: un plan que abarcaba las acciones de la inyectora de fondos públicos entre los años 2008 y 2012, justo el periodo en el que se encuentran las operaciones que investiga la Justicia y donde surge la labor de la empresa del marido de Gámez y de sus dos hermanos.

A las órdenes de Francisco Vallejo

A mitad de 2008 su desempeño del cargo y la confianza ganada en la órbita socialista, llevó a María Gámez a un ascenso considerable que, lejos de quitarle influencia en la Consejería de la que dependía hasta ese momento, la llevó a ampliar su área de poder a todo el Gobierno: fue designada delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, donde permaneció hasta el año 2010 y, de nuevo, para recibir otro ascenso, prueba de la satisfacción de sus jefes socialistas con ella: fue designada candidata por el PSOE a la Alcaldía de Málaga. Es decir, que el inicio de la carrera política de Gámez en aquel 2004 fue precisamente como delegada en Málaga de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía. Por aquellas fecha, su jefe en la Consejería era Francisco Vallejo, en estos momentos condenado a siete años de prisión por la pieza política del caso ERE.

La confianza ganada por Gámez en el PSOE llegó a tal punto que, pese a perder en 2011 en las elecciones por la Alcaldía de Málaga, pudo repetir con pleno respaldo de su partido en los comicios locales de 2015, igualmente como candidata del PSOE a la Alcaldía de la capital de la Costa del Sol en 2015.

Caso Santana Motor, rama de los ERE

En estos momentos, su marido, Juan Carlos Martínez, está imputado en el caso Santana Motor, una de las ramas del caso ERE. El instructor destaca el papel de la empresa Experience Management Group, constituida el 4 de septiembre de 2009. El objeto social de esta empresa, donde se encontraba el marido de Gámez y sus hermanos, era la "prestación de servicios de auditoría, asesoría, consultoría, formación y gestión de empresas". El fundador de la firma y administrador único era el cuñado de Gámez y también investigado, Bienvenido Martínez, que mantuvo como domicilio social de la consultora el de su domicilio.

En septiembre de 2008, el cuñado pasó a ser consejero de Santana Motor, en representación de Soprea, una sociedad, a su vez, dependiente de la agencia IDEA, integrada en aquel momento en la Consejería en la que trabajaba Gámez en condición de delegada en Málaga. Los investigadores sostienen que entre 2009 y 2011, la sociedad Experience Management Group "habría recibido fondos de Santana Motor por importe 339.701 euros, siendo Bienvenido Martínez al propio tiempo directivo de ambas sociedades. Así, el Grupo Santana Motor, bajo la Presidencia de Bienvenido Martínez, habría transferido fondos por dicho importe (339.701 euros) en beneficio de su propia empresa Experience Management Group, presumiblemente, en virtud del alquiler de un despacho en las oficinas de dicho Centro de Negocios".

Todo un mapa que explica mucho mejor la dimisión de Gámez de la Dirección General de la Guardia Civil de lo que ha explicado el Gobierno de Pedro Sánchez.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso