Menú

Denuncian más agresiones sexuales en el centro comercial de Badalona donde fue violada una niña de 11 años

La policía autonómica investiga varios casos de violaciones con menores de edad como víctimas.

La policía autonómica investiga varios casos de violaciones con menores de edad como víctimas.
@MOSSOS

La violación grupal de una niña de 11 años en los lavabos del centro comercial Màgic de Badalona no ha sido el único caso de violencia sexual contra menores registrado en esas instalaciones.

Los Mossos d'Esquadra investigan otros casos parecidos en el mismo sitio. Destaca entre ellos el de una menor de 13 años que habría sido forzada por su expareja a practicar sexo oral con tres amigos en el interior de los lavabos del centro. Se da la circunstancia de que eso habría ocurrido en varias ocasiones. Tanto la víctima como los agresores proceden de familias desestructuradas de etnia gitana que residen en las inmediaciones, una zona muy degradada y con altos índices de delincuencia. Estos hechos habrían sucedido entre finales de enero y finales de febrero.

También se ha reportado la violación de un menor por parte de un adulto con el que habría contactado a través de las redes sociales. El menor accedió a acompañar a su agresor al lavabo, donde se produjo la agresión sexual. Además, una adolescente de 16 años denunció que fue asaltada por un grupo de diez jóvenes que la condujeron a los lavabos y le obligaron a practicar tres felaciones amenazándola con una navaja. Otra menor de origen chino denunció que había sufrido vejaciones por parte de un grupo de jóvenes, aunque pudo huir de los agresores.

La violación de la niña de 11 años trascendió el pasado 8 de marzo y causó un fuerte impacto porque los autores de la violación también eran menores e inimputables. De hecho, sólo uno de ellos está internado en régimen cerrado en un centro de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalidad porque contaba con antecedentes policiales por la comisión de hechos parecidos.

En el caso concurría también el hecho de que la violación fue grabada y difundida por sus autores y circuló entre grupos de alumnos y de padres sin que nadie advirtiera a la policía.

Fue el hermano de la víctima, también menor, quien dio la voz de alerta porque un compañero de clase le contó lo que le había ocurrido a su hermana. El menor lo explicó a los padres, que pusieron la denuncia ante los Mossos. Además, el hermano fue amenazado de muerte por un joven a través de la aplicación Whatsapp. El autor de las amenazas fue detenido y enviado a un centro para menores.

Dadas las circunstancias, el Ayuntamiento de Badalona y la consejería de Interior han anunciado que reforzarán la seguridad en la zona con patrullas de agentes uniformados y que no descartan recurrir a agentes de paisano.

Temas

En España

    0
    comentarios