Menú

El TC aplaza la sentencia sobre el expodemita Alberto Rodríguez hasta después de las elecciones de mayo

Fuentes del TC denuncian a LD que "la magistrada Segoviano no se abstendrá de su ponencia, a pesar de que tuvo intervención directa en el caso".

Fuentes del TC denuncian a LD que "la magistrada Segoviano no se abstendrá de su ponencia, a pesar de que tuvo intervención directa en el caso".
El exdiputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez | EFE

El Tribunal Constitucional ha aplazado la deliberación sobre los recursos presentados por el exdiputado de Podemos, Alberto Rodríguez, hasta después de las elecciones locales y autonómica del mes de mayo.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo condenó a Rodríguez como autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad por patear a un policía a la pena de 1 mes y 15 días de prisión. La presidenta del Congresos, Meritxell Batet, tras ser advertida por el presidente de la Sala Penal del Supremo, Manuel Marchena, retiró el escaño al entonces diputado podemita. Rodríguez recurrió hace un año ante el Tribunal Constitucional la decisión de Batet y la propia condena del Supremo en dos recursos distintos.

Fuentes del TC consultadas por Libertad Digital afirman que "el Tribunal de Garantías no resolverá los recursos presentados por Alberto Rodríguez previsiblemente hasta junio o julio, porque una de las ponencias no está preparada y se pretenden abordar las dos sentencias a la vez". La magistrada izquierdista María Luisa Balaguer asumió la ponencia del recurso de Rodríguez sobre la decisión de Batet que previsiblemente daría la razón al exdiputado de la formación morada.

Por su parte, la también magistrada izquierdista María Luisa Segoviano heredó la ponencia sobre el segundo recurso de Rodríguez, esta vez presentado contra la condena del Supremo, del magistrado conservador que abandonó el TC en la última renovación, Santiago Martínez-Vares. Precisamente, la ponencia de Segoviano es la que no está terminada y por ello, el TC no resolverá los recursos antes de los comicios de mayo.

Las mismas fuentes consultadas por LD denuncian "la magistrada Segoviano no se abstendrá de su ponencia sobre Rodríguez, a pesar de que tuvo una intervención directa en el caso". Segoviano, expresidenta de la Sala Social del Tribunal Supremo, fue vicepresidenta de la Junta Electoral Central (JEC). En cumplimiento del fallo del Supremo que inhabilitaba a Rodríguez para el derecho de sufragio pasivo, la JEC expidió la credencial de diputada a Fátima González Bello, la siguiente en la lista.

Esta decisión la tomó la JEC en la reunión del 27 de octubre de 2021. Casualmente, dicha sesión estuvo presidida por la propia Segoviano, ya que el presidente de la JEC, el magistrado de la Sala Segunda del Supremo Miguel Colmenero, tuvo que apartarse porque había formado parte del tribunal que condenó al entonces diputado de Unidas Podemos.

Cabe destacar que Alberto Rodríguez encabezará la lista autonómica del denominado Proyecto Drago para tratar de convertirse en el próximo presidente de Canarias, tras abandonar Podemos. Tras su marcha, Rodríguez mostró su decepción por las "indignidades" de sus entonces compañeros de partido y denunció no haberse sentido arropado por la formación morada.

La condena a Alberto Rodríguez

La sentencia del Tribunal Supremo considera probado que el 25 de enero de 2014, en la localidad de La Laguna, con ocasión de la reapertura de la catedral, se organizaron distintos actos a los que estaba previsto que asistiera el entonces ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert. La Policía organizó un dispositivo en las inmediaciones al tener conocimiento de que se había convocado una manifestación bajo el lema "Rechazo a la LOMCE".

Sobre las 11:00 horas de la mañana, tras el vallado trenzado colocado como protección en las proximidades de la catedral, protegido por efectivos policiales, se fue congregando un grupo de unas 500 personas que "comenzaron a proferir gritos e insultos contra los agentes y contra el citado ministro". "En un momento determinado, los congregados comenzaron a arremeter contra el vallado, lanzando las vallas contra los agentes, así como objetos diversos como piedras, botellas de agua y otros", señala la sentencia, que indica que ello "motivó que una unidad policial que estaba preparada como reacción, se situara entre el vallado y los congregados, tratando de mantener la línea de protección, y auxiliando a los agentes que procedían a la detención de aquellos a los que habían visto desarrollar una actitud más agresiva".

El relato añade que "en el curso de los enfrentamientos físicos que, como consecuencia de la actitud violenta de algunos de los congregados, tuvieron lugar entre éstos y agentes policiales, el acusado Alberto Rodríguez Rodríguez (…) que en ese momento se encontraba entre los primeros, propinó una patada en la rodilla al agente del C. N. de Policía nº 92.025, que, debidamente uniformado, estaba cumpliendo las funciones propias de su cargo como integrante de la referida unidad policial, el cual, a consecuencia de aquella, sufrió una contusión de la que curó en un día sin impedimento para sus actividades habituales".

Temas

En España

    0
    comentarios