Menú

El relajado paseo de Yolanda Díaz por el centro de Madrid mientras Irene Montero vivía su "peor día" como ministra

Mientras su compañera en el Consejo de Ministros pasaba el peor día en el Congreso, la flamante líder de Sumar se daba un relajado paseo por Madrid.

Mientras su compañera en el Consejo de Ministros pasaba el peor día en el Congreso, la flamante líder de Sumar se daba un relajado paseo por Madrid.
Libertad Digital

El pasado jueves la ministra de Igualdad, Irene Montero, vivió el peor día desde que es ministra en el Congreso de los Diputados, como ella mismo se encargó de dejar claro desde la tribuna de oradores. El pacto PP-PSOE tumbaba su proyecto estrella —la ley de Garantías de Libertad Sexual, conocida como ley del sólo sí es sí—, algo que los morados consideran una auténtica traición. El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, en un gesto tachado de cobarde, ni siquiera estuvo en la votación.

La soledad de la ministra, sólo acompañada por su escudera y amiga, Ione Belarra, fue evidente durante la sesión. Cuatro largas horas durante las cuales no recibió el apoyo de los socialistas.

Pero tampoco de la vicepresidenta Yolanda Díaz, que aún lidera la coalición Unidas Podemos, que pese a estar en el hemiciclo durante el debate, se ausentó de la votación optando por el voto telemático y dejando solas en sus asientos a sus compañeras de formación, Montero y Belarra.

yolanda-diaz-3-paseo-210423.jpeg

Pese a que desde el equipo de Yolanda Díaz dejaron claro que la vicepresidenta y ministra de Trabajo votó lo mismo que las ministras de Podemos, es decir, en contra de retocar la ley del sólo sí es sí, por lo que no puede considerarse una traición, desde la formación morada el tono de las críticas se ha disparado, en una semana en la que la intervención en el programa de Jordi Évole evidenció aún más la ruptura entre Sumar y Podemos. Una intervención que Pablo Iglesias, líder en la sombra de Podemos, calificó de "ensalada de hostias".

El paseo de Yolanda por Madrid

La soledad de Montero y su rostro desencajado contrastan con las plácidas imágenes de Yolanda Díaz paseando por Madrid.

Con la misma indumentaria con la que acudió al Congreso, pero con un calzado más cómodo, la vicepresidenta del Gobierno fue captada paseando de forma relajada por Madrid mientras escuchaba música a través con unos enormes auriculares blancos.

Ajena a lo que ocurría en el Congreso y al mal momento que pasaba la ministra Montero, Yolanda Díaz recorre las calles de la capital.

yolanda-diaz-paseo-2-210423.jpeg

La actitud de la vicepresidenta del Gobierno ha encendido los ánimos de Podemos. Fuentes de la formación que fundó Iglesias destacan que Yolanda Díaz "se está destapando" con su actitud de esta semana, tanto con la entrevista en Évole, como con su abandono a Montero y Belarra.

Todo ello, después de hacer gala de un supuesto talante distinto al de Podemos, alejado de sus formas exaltadas. "Parecía que iba a matar a besos a Pablo Iglesias y ahora ha mostrado su verdadero rostro", aseguran en el partido de Belarra, que ironizan con su tono contenido y su aparente amabilidad: "Se acabaron los lemas de anuncio de Coca Cola", rematan.

yolanda-diaz-paseo-210423.jpeg

En otro momento de su relajado paseo por Madrid, la ministra de Trabajo fue captada cruzando delante de la sede del PP en la calle Génova.

A tenor de las imágenes nada parece alterar el ánimo de Yolanda Díaz, que abandonó el Congreso antes de la votación sin dar muestras de ningún tipo de apoyo hacia Belarra y Montero.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro