Menú

La lucha sin cuartel de Yolanda Díaz contra Pablo Iglesias e Irene Montero y la bochornosa hemeroteca

Produce auténtica vergüenza escuchar lo que decían Pablo Iglesias sobre la división en la izquierda y Yolanda Díaz sobre Irene Montero.

Produce auténtica vergüenza escuchar lo que decían Pablo Iglesias sobre la división en la izquierda y Yolanda Díaz sobre Irene Montero.
Pablo Iglesias a Yolanda Díaz en un mitin | Archivo

Que la hemeroteca suele dejar en muy mal lugar a los políticos es algo habitual. Se dice, con razón, que por cada declaración que hace el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hay otra que la desmiente. Incluso este domingo el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha bromeado a propósito de los seis debates cara a cara que ha pedido Sánchez diciendo que lo que sería "insuperable" sería ver una confrontación entre el presidente del Gobierno "con el Sánchez de 2018". Realmente es difícil superar a Sánchez a la hora de traicionar la palabra dada o de prometer una cosa y hacer exactamente lo contrario horas, días o meses después.

Pero más allá de Sánchez, en estas semanas se está viviendo una lucha a muerte en la extrema izquierda, entre quien pretende liderarla, Yolanda Díaz con Sumar, y quien la ha liderado en estos años y colocó digitalmente a la vicepresidenta donde está, Pablo Iglesias.

Aunque la guerra viene de lejos, el adelanto electoral de las generales al 23 de julio ha acentuado la división y las puñaladas en la izquierda radical. Una división real y que, además, no tratan de disimular, más bien al contrario.

Iglesias y la división de la izquierda

Por ello resulta realmente bochornoso volver a escuchar a Pablo Iglesias en un momento de su famoso discurso en el que dijo aquello de que "el cielo no se toma por consenso: se toma por asalto", como recoge en su cuenta de Twitter Juan Ramón Rallo:

"Dicen que llegamos aquí divididos. Yo quiero que les dediquéis un aplauso irónico a todos esos que dicen que estamos divididos", y los asistentes prorrumpen en ruidosos aplausos y gritos de "sí se puede". "¿Qué es lo que pensaban?" —continúa Iglesias— "¿Que una discusión en Podemos iba a ser como en el PP o el PSOE, donde pactan las familias, donde tú me ofreces no sé cuántos puestos en la dirección y llegamos a acuerdos?".

Pues sí, exactamente es eso lo que muchos pensábamos y lo que, finalmente, ha ocurrido. Podemos pudo engañar a unos cuantos incautos, pero para mucho otros eran y son lo que han demostrado ser: matan —figuradamente, de momento— por un puesto en una lista. Como ocurre, por otra parte, en todos los partidos políticos. Pero es que Podemos se suponía que era otra cosa, y por ello se permitían dar clases de moral al resto de mortales. No, no eran otra cosa, en realidad son peor aún de lo que podíamos imaginar.

El orgullo que sentía Yolanda por Irene

Pero si el discurso de unidad de Iglesias causa bochorno a la luz de los puñales que vuelan en un sentido y en otro, lo que opinaba Yolanda Díaz sobre Irene Montero da auténtica vergüenza a la vista del veto personal de la vicepresidenta a la ministra de Igualdad en las listas de Sumar, veto que es posible que termine con la ruptura total.

En una entrevista en la cadena SER decía Yolanda Díaz: "Estoy muy emocionada porque Irene Montero, lo quiero decir, creo que fue una de las mujeres más importantes de mi país, de España. Me siento tan orgullosa de ella cuando ella hizo la moción de censura, que nos representó a todas, a Mariano Rajoy, es una de las mujeres que hizo posible derrotar al Partido Popular, al partido de la corrupción, y es una de esas generaciones de chicas jóvenes que yo creo que son un ejemplo del nuevo país que queremos representar".

Y termina: "Me emociono, porque la quiero muchísimo, lo sabe ella bien, y desde luego, claro, estamos trabajando para que este país por lo menos tenga una oportunidad, yo creo que es posible tenerla y ella es una mujer clave para ello".

Pues llegó el momento de la oportunidad, y la que Yolanda Díaz consideraba que era una mujer clave ha sido vetada, sin compasión.

No es la primera vez que Yolanda Díaz ha actuado así: toda su carrera política está jalonada de traiciones, como ya contamos en Libertad Digital.

Sólo una impresionante y cuidada campaña mediática ha conseguido ocultar esa trayectoria política llena de traiciones y convertirla en la esperanza de la izquierda. Con el permiso de Pablo Iglesias.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso