Menú

Sánchez sigue la agenda de Bildu: cuenta con un plan para recortar la presencia de Guardia Civil también en Guipúzcoa

La exigencia de Bildu es la retirada de la Guardia Civil hasta su desaparición definitiva.

La exigencia de Bildu es la retirada de la Guardia Civil hasta su desaparición definitiva.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el nuevo director de la Guardia Civil, Leonardo Marcos. | Europa Press

Pedro Sánchez no ha dejado de negar su pacto con Bildu tanto durante la campaña electoral como en el transcurso del debate con Alberto Núñez Feijóo. Pero, mientras el intenta tapar la evidencia de ese pacto, los acontecimientos no dejan de desmentirle. Así, el recién estrenado director de la Guardia Civil acaba de reconocer en un encuentro con las asociaciones que representan a los guardias que, no sólo han retirado ya competencias de la Benemérita en Navarra, sino que el Gobierno de Sánchez cuenta con el mismo plan para Guipúzcoa: una retirada de la Guardia Civil hasta su desaparición definitiva. Justo la exigencia de Bildu al PSOE.

El encuentro entre la cúpula política de la Guardia Civil y las asociaciones de los guardias debía centrarse en hablar de la modificación de la OG 21/2021, de 9 de septiembre, por la que se regula la especialidad de fiscal y fronteras, entre otros temas. Y en el transcurso de esa reunión "el mando de operaciones trasladó que los datos que han visto la luz sobre unidades de seguridad ciudadana que se van a cerrar en la Comandancia de Guipúzcoa forman parte de un estudio con varias medidas, las cuales podrán llevarse a cabo o no, dependiendo del Gobierno y no de la Guardia Civil", recogen las actas de la asociación mayoritaria JUCIL elaboradas al cierre de esa reunión.

"Comentó que no se va a hacer ningún tipo de reorganización por ahora y que, en caso de realizarse en un futuro, se llevaría a efecto sin que nadie pierda los derechos adquiridos". Esto se traduce en que efectivamente se está trabajando en una reducción de unidades de seguridad ciudadana en Guipúzcoa. Es más, el plan global incluye "varias medidas" y, tal y como confirmaron los mandos en esa reunión y ante la presencia del nuevo director político de la Guardia Civil, Leonardo Marcos, se llevarán "a cabo o no, dependiendo del Gobierno y no de la Guardia Civil". O, dicho de otro modo, que el plan lo componen Pedro Sánchez y sus aliados y no las necesidades de seguridad expuestas por la Guardia Civil.

Las actas reflejan igualmente que "el mando de operaciones por su parte no deja totalmente claro si se va a reorganizar la Comandancia de Guipúzcoa, dejando entrever que será el Gobierno correspondiente el que proceda en tal caso". "Asimismo, nos participa que ha sido un fallo del mando territorial el hacer público los datos a las distintas unidades sin dejar claro que se trata, en principio, de un simple estudio". O, lo que es lo mismo, que la cúpula asumió en la reunión la existencia de ese plan y hasta la filtración de la información del cierre de unidades, fuga de contenidos delicados que tachó de "fallo del mando territorial".

Hay que recordar que el mismo director de la Guardia Civil ha reconocido ya una lentitud absoluta en la reposición de plazas de Guardia Civil en más zonas de España. Leonardo Marcos González ha asegurado ante las asociaciones de la Benemérita que "en los últimos años, la reposición –de efectivos del Cuerpo– ha sido de cerca del 125%". Y que, por lo tanto, "siguiendo la tónica actual, hasta el año 2027 no se estará en disposición de igualar los efectivos con los que contaba la Guardia Civil en el año 2012". Todo ello, mientras el nuevo responsable desmentía datos sobre "las cifras de la Oferta de Empleo Público publicadas, porque las cifras filtradas no son correctas y tampoco son oficiales". Es decir, que las contrataciones no pretenden evitar a corto plazo la pérdida de plazas.

Temas

En España

    0
    comentarios