Menú

Fin a la odisea de la Río Tajo de la Guardia Civil: deja a los inmigrantes en Senegal tras la negativa de Mauritania

La operación se ha realizado este miércoles con la ayuda de botes, debido a que el calado del puerto ponía en riesgo a la embarcación española.

La operación se ha realizado este miércoles con la ayuda de botes, debido a que el calado del puerto ponía en riesgo a la embarcación española.
Patrullera Río Tajo del Servicio Marítimo de la Guardia Civil | Wikipedia cc Outisnn

La odisea de la patrullera Río Tajo del Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha llegado a su fin a primera hora de este miércoles. Lo ha hecho casi una semana después de que rescatara una embarcación con 170 inmigrantes que iban ilegalmente a la Islas Canarias, de resolver un intento de motín a bordo cuando los mismos se enteraron que la embarcación de la Benemérita pretendía dejarlos en Mauritania y después de que este último país denegase el desembarco durante seis días.

La solución fue que a última hora de la tarde de ayer la embarcación pusiese rumbo a Senegal, el vecino mauritano del que había salido la embarcación rumbo al archipiélago español, para dejar a los inmigrantes en este país, después de que las conversaciones entre España y Mauritania hayan fracaso y el país africano se haya negado a recibir a esos inmigrantes, pese a ser el puerto seguro más cercano al lugar donde se produjo el rescate.

En la mañana de este jueves, la patrullera Río Tajo, ha dejado a los 170 inmigrantes en el puerto de Saint Louis, ciudad situada al norte del país africano, un proceso que se ha realizado en grupos y empleando un bote más pequeño, debido a que la embarcación de la Guardia Civil no podía llegar a puerto por problemas de calado, es decir, porque la profundidad que tiene el puerto senegalés no lo hacía seguro.

Un desenlace confirmado por Interior: "Los rescatados por el Río Tajo han sido desembarcados y se encuentran todos a salvo en tierra. El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, quiere reconocer, agradecer y ensalzar la extraordinaria labor llevada a cabo por la dotación del Río Tajo y de todos los miembros de la Guardia Civil que han participado en esta operación humanitaria y que han conseguido salvar la vida de todos los rescatados".

La Río Tajo se encontró el pasado jueves con un evento SOLAS (Safe of Life at Sea), una embarcación que corría el peligro de naufragar o hundirse en el mar. Ante este hecho, el Derecho Internacional Marítimo dice que se está obligado a rescatar a la tripulación de la nave en peligro y llevarla al puerto seguro más cercano. En este caso, el puerto seguro más cercano era el de Nuadibú, la segunda ciudad en importancia de Mauritania, el destino al que también iban los agentes del Instituto Armado, pero Mauritania se ha negado a recibir a los inmigrantes porque salieron desde Senegal.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso