Menú

Así capturaron al 'monstruo de Aluche', el pederasta que violaba a su bebé y la ofrecía a otros: "Soy incurable"

Santiago, de 25 años, tenía antecedentes por distribución de pornografía infantil y "no se escondía".

Santiago, de 25 años, tenía antecedentes por distribución de pornografía infantil y "no se escondía".
El 'monstruo de Aluche' durante el arresto, en su domicilio. | POLICIA NACIONAL

La Policía Nacional informaba este martes de la detención el pasado mes de septiembre en Madrid de un varón de 25 años venezolano -nacionalizado español- por agredir sexualmente a su propia hija, de pocos meses de edad, a la que llegó a ofrecer a otros pedófilos con los que compartía pornografía infantil para hacer tríos. Los agentes investigan ahora si la oferta se llegó a consumar o se quedó en una mera -repulsiva y aberrante- fantasía.

En cualquier caso, la noticia -que es estremecedora por sí misma- se hace cada vez más increíble a medida que se conocen los detalles de la historia de esta niña (que ahora tendrá alrededor de 16 meses, ya que nació en mayo de 2022) a la que los agentes encargados del caso han brindado una segunda oportunidad, un ‘renascere’ como decidieron llamar a la operación policial. También se investiga el nivel de implicación en los hechos de la madre de la menor, de 22 años, que fue detenida y posteriormente puesta en libertad.

Parece ser que, como mínimo, intercambiaba pornografía infantil, dado que había material de este tipo en su teléfono móvil. Aunque él -de nombre Santiago y criado en Aluche- la exculpa de todo. Las pruebas que hay contra ella tampoco son contundentes. Tanto es así que "está en la calle", explican fuentes policiales a Libertad Digital. "El que manejaba los hilos, el que controlaba la situación, la cabeza de todo lo que estaba pasando... Está claro que era él", añaden.

De lo que no hay duda es de que la niña vivía en "pésimas condiciones" -en palabras de la policía- y que el venezolano la sometía a prácticas sexuales inenarrables, porque han quedado registradas en las grabaciones que el detenido realizó de las agresiones sexuales a la pequeña. "Soy incurable", confesó él mismo durante la detención. "Almacenaba muchos archivos, era obsesivo", señalan las mismas fuentes.

Difundía material pedófilo

A Santiago -Santi, como le llama su círculo más íntimo- la policía le seguía los pasos desde hace dos años, ya que tiene antecedentes por distribución de pornografía infantil en el año 2021. De hecho, fue detenido dos veces en muy poco tiempo por este motivo. Aunque en esta última ocasión llegaron hasta él casi por casualidad.

La Unidad Central de Ciberdelincuencia detectó que había una persona que compartía imágenes sobre explotación sexual a menores de corta edad a través de diferentes redes sociales. Inicialmente, no sabía que se trataba de Santiago. Pero terminaron llegando hasta él. Es entonces cuando lo identifican y descubren que hacía unos meses que había sido padre con su pareja.

Violaba a su bebé y lo grababa

Los agentes se apresuraron a solicitar una entrada y registro en su domicilio. Y una vez allí, en diciembre de 2022, se encontraron con que -por un lado- el sospechoso no solo descargaba material pedófilo sino que también lo difundía a terceros y -por otro- que la bebé, que en ese momento tenía unos siete meses, no vivía en unas condiciones óptimas. Y eso que en ese momento aún no habían descubierto que la menor había estaba siendo violada.

Los agentes dieron parte a los servicios sociales de la Comunidad de Madrid y unas semanas más tarde retiraron la custodia de la niña a sus padres. Pero el más terrorífico de los hallazgos llega después, cuando los investigadores realizan un análisis en profundidad del material intervenido en su casa y encuentran unas carpetas ocultas en las que Santiago guardaba vídeos en los que él mismo agredía sexualmente a su hija.

La ofrecía a pederastas

Sin duda, uno de los aspectos más impactantes de la noticia es que Santiago brindaba a su hija de apenas unos meses de edad a otros pederastas. Los agentes también encontraron en los dispositivos que había en su casa múltiples conversaciones en las que él le ofrecía a la bebé a terceras personas para que tuvieran sexo con ella y hasta realizaran tríos.

Estos son los hechos que han derivado en su última detención y su posterior ingreso en prisión provisional de este "depredador" que "no se escondía". Una de las cosas que ha sorprendido a los agentes es que "distribuía desde su equipo" y "utilizaba redes sociales comunes, como X o Facebook" en lugar de "encriptadas, que es lo habitual en estos casos".

Temas

En España

    0
    comentarios