Menú

Junts y ERC exigen ahora la "deuda histórica" del Estado con Cataluña: 465.000 millones de euros

Plantean una "ley de financiación singular" que corrija el supuesto déficit fiscal, una Agencia Tributaria y una Seguridad Social catalana.

Plantean una "ley de financiación singular" que corrija el supuesto déficit fiscal, una Agencia Tributaria y una Seguridad Social catalana.
Representantes de ERC, Junts, CUP y comuns protestan contra la investigación de la AN contra Puigdemont y Rovira | Europa Press

A pesar de que la enemistad absoluta entre ERC y Junts puede provocar el descarrilamiento de la amnistía, ambos partidos se han puesto de acuerdo para exigir al Gobierno de Pedro Sánchez una "ley de financiación singular para Cataluña" y que el Estado salde la supuesta "deuda histórica" con Cataluña que cifran en 465.000 millones de euros.

En un ambiente de subasta acrecentado por las cesiones del PSOE para lograr la investidura de su líder, ERC y Junts registraron este lunes en el Parlament las conclusiones de la "Comisión de Estudio sobre la Deuda Histórica del Estado español con Cataluña". Y según sus cálculos, el Estado debe a Cataluña 50.900 millones de déficit en materia de infraestructuras, 375.000 millones en partidas sociales y 30.000 millones en pensiones. Esa sería la deuda acumulada entre 1982 y 2022.

En cuanto a la "ley de financiación singular para Cataluña", ERC y Junts consideran que la norma debería permitir el traspaso de las competencias íntegras de la Agencia Tributaria a fin de recaudar todos los impuestos y fijar una cuota de solidaridad "entre Cataluña, como nación, y el Estado español" y para establecer como base el principio de ordinalidad. Es decir, un sistema de financiación similar al concierto vasco que Jordi Pujol rechazó en la década de los ochenta porque consideraba impopular que la Generalidad se ocupara de la recaudación de impuestos.

"Mientras Cataluña siga en España"

El texto de las conclusiones pactadas entre ERC y Junts plantea un "programa mínimo de reparaciones con diferentes medidas mientras Cataluña continúe dentro del Estado español". La primera de ellas sería la cancelación de la deuda pública de la Generalidad en manos del Estado para reducir parcialmente la deuda histórica. Esto significa que los 15.000 millones de condonación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que el Gobierno se ha comprometido a perdonar a la Generalidad quedarían ya desfasados. La nueva exigencia abarca la totalidad de la deuda, 73.000 millones de euros.

También se reclama el pago previsto en la disposición adicional tercera del Estatuto para ejecutar las obras pendientes y una compensación por las infraestructuras no ejecutadas entre 2014 y 2023 que permita a la administración autonómica realizar cualquier inversión no ejecutada. Pero las exigencias no acaban ahí. ERC y Junts quieren el 19% de los fondos europeos Next Generation con efectos retroactivos.

Pensiones e independencia

En cuanto a las pensiones, la propuesta de los grupos separatistas se fundamenta en la creación de una "Agencia de la Seguridad Social Catalana" que echaría a andar con la transferencia del importe equivalente a la deuda en pensiones en concepto de "hucha de pensiones" y una compensación por la "infrafinanciación estructural" de la Sanidad en Cataluña.

A modo de colofón, ERC y Junts piden que se trasladen estas propuestas "a los órganos adecuados de la Unión Europea a fin de tenerlos en cuenta en una negociación de activos y pasivos en una hipotética negociación para la independencia de Cataluña".

Temas

En España

    0
    comentarios