Menú

El Gobierno hace efectivo el pago al PNV por los presupuestos de 2021: entrega el cuartel de Loyola a San Sebastián

La instalación era estratégica hasta que el Gobierno necesitó votos nacionalistas. El consistorio donostiarra paga 73 millones y 50 plazas de garaje.

La instalación era estratégica hasta que el Gobierno necesitó votos nacionalistas. El consistorio donostiarra paga 73 millones y 50 plazas de garaje.
El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes a la cesión del cuartel de Loyola al ayuntamiento de San Sebastián. | EFE

El acuartelamiento de Loyola, ubicado en la ciudad de San Sebastián, sede durante años del Regimiento "Tercio Viejo de Sicilia" Nº 67 del Ejército de Tierra, ya no pertenece al Ministerio de Defensa. Así lo resolvió ayer martes el Consejo de Ministros, que aprobó su enajenación en beneficio del ayuntamiento de la capital guipuzcoana, que se convierte desde ahora en su legítimo propietario y que lo derribará para construir viviendas.

En la resolución se incluyen también otras propiedades anexas como la parcela rústica "Monte Ulía", la parcela vivienda "Camino de Uba" y el solar "Camino de Uba s/n". Por todo ello, el departamento que dirige Margarita Robles percibirá un montante económico de 74,4 millones de euros, de los que 73,3 millones se recibirán en metálico y los 1,1 restantes en especie, con 50 plazas de garaje junto a la residencia militar "General González Vallés" en San Sebastián.

La enajenación de estos terrenos de Defensa ya era algo sobradamente conocido y según las previsiones iniciales debía haberse hecho efectivo a lo largo del año 2021. Es más, tan conocido como polémico. Y es que fue el peaje político que pagó el Gobierno de Pedro Sánchez al PNV para que sus parlamentarios votasen en el Congreso de los Diputados a favor de los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

El acuerdo en aquel momento llamó sumamente la atención, no sólo porque la instalación de Loyola estuviese en uso, o porque el Ministerio de Defensa -ya estuviese en manos del PP o del PSOE- llevaba décadas negándose a entregar esos terrenos a la ciudad, sino porque sólo 15 días antes la entonces número dos del departamento de Margarita Robles –Esperanza Casteleiro, actual directora del CNI- había vuelto a rechazar esa opción en el Senado.

Una vez pactada la entrega con el PNV, el Ministerio de Defensa tuvo que estudiar a dónde trasladar las instalaciones militares, y decidió hacerlo a la antigua Hípica Militar de San Sebastián, una ubicación que había rechazado durante muchos años cada vez que el consistorio donostiarra le pedía la cesión de los terrenos de Loyola y le proponía que moviera a sus efectivos a los terrenos finalmente seleccionados.

Temas

En España

    0
    comentarios