Menú

El cadáver hallado con un cuerpo extraño en la boca pertenece a "una vecina de Vigo de 37 años"

La principal hipótesis de los investigadores es que se trata de un asesinato. "No presenta heridas pero sí indicios de violencia", aseguran a LD.

La principal hipótesis de los investigadores es que se trata de un asesinato. "No presenta heridas pero sí indicios de violencia", aseguran a LD.

El municipio pontevedrés de Porriño está conmocionado por la aparición del cadáver de una mujer de entre 30 y 40 años con signos de haber sido asesinada. El cuerpo de la joven fue hallado este jueves -alrededor de las cinco de la tarde- detrás de un contenedor de basura del polígono industrial de Las Gándaras por un transportista que se bajó de su vehículo para llamar por teléfono. Mientras hablaba, dio un paseo y se topo con él.

Inmediatamente, el varón entró en un taller mecánico cercano para pedir que ayuda y desde el establecimiento se dio aviso al 112. Cuando llegó la Guardia Civil, se encontró con la macabra escena: una mujer fallecida que no llevaba documentación encima, que presentaba un cuerpo extraño en la boca (lo que podría indicar que fue asfixiada) y que parecía haber sido depositada allí después de que hubiera muerto.

Llama la atención el lugar que habría elegido el eventual responsable del crimen para deshacerse del cuerpo de la víctima, ya que -aunque se encuentra en un polígono y cerca de una zona boscosa- está muy próximo a un centro de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y en consecuencia hay mucho tránsito en los alrededores hasta que cierra sus puertas (a las 21.00 horas, de lunes a viernes).

Los investigadores continúan trabajando este viernes -con la luz del día- en la zona del hallazgo, donde se está realizando una nueva inspección ocular, para seguir recabando pruebas mientras los forenses realizan la autopsia y determinan la causa de la muerte. Según confirman a Libertad Digital fuentes próximas al caso, "el cadáver no presenta heridas pero sí indicios de violencia".

¿Quién es?

Una de las claves del caso es el elemento textil que la víctima tenía en la boca y del que Guardia Civil no ha querido dar más datos para no entorpecer la investigación. Tampoco han querido desvelar la identidad de la mujer, aunque sí nos confirman que ha sido identificada "por las huellas dactilares" y "es una vecina de Vigo de 37 años".

Todo apunta a que se trata de Judith M.G., una mujer a la que su entorno le perdió la pista hace días, aunque parece ser que no se había presentado una denuncia formal por desaparición. Varios datos coinciden: la edad (entre 30 y 40), el color del pelo (moreno) y la ropa (negra).

¿Dónde ha estado?

De confirmarse este extremo, querría decir que la mujer -natural de Orense- habría estado escondida (voluntariamente) o retenida (en contra de su voluntad) durante este tiempo. Algo que añade aún más misterio al caso, ya que el cadáver localizado este jueves no estaba en estado de descomposición.

Se abren -por tanto- dos posibilidades: que la mujer hubiera fallecido recientemente o que lo hubiera hecho tiempo atrás pero se hubiera mantenido en frío para su conservación a la espera de poder deshacerse del cuerpo. En cualquier caso, la principal hipótesis de los investigadores es que estamos ante una muerte violenta.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso