Menú

Las manifestaciones contra la violencia machista del 25-N callan ante los asesinatos de mujeres y violaciones de Hamás

Ni en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer la izquierda es capaz de condenar las salvajadas contra mujeres judías.

Ni en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer la izquierda es capaz de condenar las salvajadas contra mujeres judías.
Manifestación del 25N en Madrid | Europa Press

La hipocresía de la izquierda ante barbaridades como los ataques terroristas de Hamás del pasado 7 de octubre parece que aún no ha tocado fondo.

Que la organización terrorista Hamás agradezca al presidente del Gobierno de España —una coalición entre PSOE y Sumar, dos de cuyos ministros, Ernest Urtasun y Sira Rego, se negaron a condenar el salvaje ataque del 7 de octubre— su "postura clara y audaz" por condenar "las matanzas indiscriminadas" de Israel en la Franja de Gaza produce algo más que bochorno y vergüenza, agravando además la crisis diplomática con Israel.

Pero donde más evidente resulta esa hipocresía es en las feministas de izquierda. El silencio, desde el mismo 7 de octubre ha sido la tónica. Ni una palabra pronunció ese día la entonces vicepresidenta del Gobierno en funciones, Yolanda Díaz, sobre la violencia contra las mujeres desatada por Hamas. Ninguna condena ante las brutales imágenes de secuestro, violación y maltrato a mujeres judías publicadas en redes sociales por los propios terroristas.

Nada ha cambiado desde ese día. En las manifestaciones convocadas hoy en España con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer no se ha hecho ni una alusión a las barbaridades cometidas por Hamás contra las mujeres y niñas israelíes ni ningún gesto de solidaridad hacia ellas.

Los abusos sexuales, las violaciones, el maltrato, las vejaciones y el asesinato de mujeres de los kibutz atacados o de las jóvenes que asistían a un festival de música cerca de la frontera de Gaza, de las que todos hemos podido ser testigo por las espeluznantes imágenes que, a modo de trofeo victorioso, han difundido los asesinos de Hamás, no merecen ni una sola mención en el día en que las mujeres españolas se manifiestas contra la violencia contra la mujer. Una muestra más del antisemitismo de la izquierda. El antisemitismo es tan potente que gana a la sororidad. Los ataques contra mujeres, por muy brutales que sean, no son dignos de condena si esas mujeres son israelíes.

"Si tocan a una, nos tocan a todas"

En la manifestación de Madrid, convocada por el Foro 25N y el Consejo de Mujeres de Madrid, a la que ha asistido esta mañana una nutrida representación de ministros socialistas encabezados por la nueva ministra de Igualdad, Ana Redondo, se han coreado gritos como "si tocan a una, nos tocan a todas" y "viva la lucha de las mujeres". Ni una mención a la brutalidad contra las mujeres judías del pasado 7 de octubre que tiene a la sociedad israelí completamente conmocionada.

No ha ocurrido lo mismo en otros países. En Francia, por ejemplo, la organización feminista de lucha contra la violencia de género, NousToutes.Org, sí ha denunciado en su manifestación del 25N en la Plaza de la Nación de París la complicidad de las asociaciones feministas con Hamás, ha pedido no olvidar a las mujeres judías violadas y que el 7 de octubre deje de ser un tabú, además de otras consignas como "#Metoo, salvo para las judías".

"Nuestra lucha es global"

Tampoco ha habido alusiones a la violencia contra las mujeres judías en la manifestación celebrada por la tarde convocada por la Comisión 8M, con la asistencia de miembros de Podemos, entre ellos la exministra de Igualdad, Irene Montero que ha dicho que el grito contra la violencia machista "es un grito que traspasa fronteras, que llena el mundo entero".

Pese a ese alegato de la exministra de Igualdad por "un grito que traspasa fronteras" y a que en la pancarta que encabeza la marcha se lee que "Nuestra lucha es global", esa globalidad no parece incluir a las mujeres israelíes violadas, torturadas, vejadas y asesinadas por Hamás. En la manifestación, además, abundaron las banderas palestinas y participaba un grupo por las mujeres de Kirguistán. Nada por las de Israel.

"Hay silencios ensordecedores"

Como ha denunciado la cuenta de la red social X Israel en español, "hay silencios ensordecedores. Las organizaciones que por años nos prometieron que #NoHayExcusa, que #NiUnaMas y que no dejarían impune ningún crimen contra las mujeres y las niñas, hoy parecen no tener la fibra moral mínima para decir alto y claro que condenan los crímenes de la organización terrorista #Hamas del 7/10 en los que violaron, secuestraron, torturaron, mutilaron y asesinaron a mujeres y niñas israelíes".

"Los crímenes del Hamas contra las niñas y mujeres de Israel son inaceptables. Y quien no lo condene de forma inequívoca, es cómplice de los asesinos, los violadores, los secuestradores y los mutiladores".

Temas

En España

    0
    comentarios