Menú

Alberto Casero, condenado a un año y nueve meses de prisión tras pactar con la Fiscalía

El diputado popular Alberto Casero ha sido finalmente condenado por su gestión como alcalde de Trujillo.

El diputado popular Alberto Casero ha sido finalmente condenado por su gestión como alcalde de Trujillo.
El exalcalde de Trujillo Alberto Casero (2i), diputado nacional del PP en la pasada legislatura, durante la audiencia previa de la causa abierta contra él por presuntos delitos de prevaricación y malversación durante su etapa municipal, este martes en la Audiencia Provincial de Cáceres. | EFE

Alberto Casero, el diputado popular que se equivocó en la votación de la reforma laboral, ha sido condenado a un año y nueve meses de prisión por un delito continuado de prevaricación y malversación en su etapa como alcalde de Trujillo, en Cáceres. También ha sido inhabilitado para ocupar cualquier cargo electo durante 6 años, y deberá indemnizar al ayuntamiento trujillano la cantidad de 70.000 euros más los intereses devengados desde la fecha de comisión de los delitos.

La condena llegó tras un acuerdo entre el Ministerio Fiscal y el abogado de la defensa alcanzado este martes en una vista previa en la Audiencia Provincial de Cáceres. El abogado del ex parlamentario había solicitado la suspensión de la pena de prisión, que ha sido acordada por el tribunal, cuyo presidente le ha advertido de que no podrá cometer ningún delito en el plazo de 5 años, porque podría revocarse la suspensión de la prisión.

En cuanto al pago de la indemnización, realizará de forma inmediata uno de 10.000 euros y, después, abonará 1.000 euros al mes hasta alcanzar la cantidad de los 70.000 euros que debe pagar al ayuntamiento trujillano.

A la salida de la audiencia previa, Casero no ha querido hacer declaraciones y se ha limitado a apuntar que "está todo dicho". "Ha quedado claro ahí, tenéis todas las cuestiones ahí, de verdad, gracias, siento que tengáis que estar aquí por esto, pero ya está, está todo claro ahí", ha indicado a los medios de comunicación, al tiempo que ha añadido que "nunca se está satisfecho", en alusión al acuerdo alcanzado por el que Casero ha evitado la celebración del juicio oral.

El Ministerio Fiscal pedía para Casero ocho años de prisión, la inhabilitación absoluta durante 20 años y el pago de una indemnización que rondaba los 70.000 euros al Ayuntamiento de Trujillo, por presuntos delitos de prevaricación y malversación en su etapa como alcalde que fue de 2011 a 2019, aunque los contratos a los que se refieren los presuntos delitos tuvieron lugar entre marzo de 2017 y diciembre de 2018.

Las irregularidades se refieren a cinco contratos realizados desde el consistorio cacereño, entre marzo de 2017 y diciembre de 2018, relativos a una serie de servicios, patrocinios o convenios con diversas entidades o empresas con los que incumplió la ley, ya que no se siguieron los procedimientos de autorización del gasto y se adjudicaron de forma directa sin publicidad ni concurrencia pública, cuando la cuantía excedía lo permitido por la normativa de contratos públicos.

En España

    0
    comentarios