Menú

El CNI homenajea en privado a los siete agentes asesinados en Irak hace 20 años

El acto ha tenido lugar en la sede de los servicios secretos españoles. Han vuelto a ser condecorados a título póstumo.

El acto ha tenido lugar en la sede de los servicios secretos españoles. Han vuelto a ser condecorados a título póstumo.
Homenaje a "los héroes de Irak" en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) | Min. Defensa

Ha sido el golpe más duro a los servicios de inteligencia españoles desde que fueron fundados en los años 70 del siglo pasado. Siete agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) fueron acribillados, y sus cuerpos ultrajados, en una emboscada en Latifiya, en el entonces llamado Triángulo de la Muerte de Irak. Perdieron su vida en treinta minutos agónicos de tiroteo en los que no pudieron conseguir apoyo.

Los hechos ocurrieron el 29 de noviembre de 2003, cuando las Fuerzas Armadas españolas se encontraban desplegadas en Irak bajo la resolución 1483 de las Naciones Unidas, que permitía que fuerzas militares extranjeras contribuyeran "a la estabilidad y seguridad de Irak" bajo el liderazgo de Estados Unidos y Reino Unido, que habían encabezado la invasión del país asiático para deponer a su dictador, Sadam Husein.

Perdieron la vida los comandantes Alberto Martínez, José Ramón Merino, Carlos Baró y José Carlos Rodríguez. También los brigadas José Lucas y Alfonso Vega, y el sargento Luis Ignacio Zanon. De los ocho agentes que iban en aquel convoy, sólo uno se salvó, el sargento José Manuel Sánchez, ya retirado de los servicios secretos y las Fuerzas Armadas, que desde hace unos años preside la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana.

Este miércoles se han cumplido veinte años de aquella tragedia. Y en plena efeméride, la sede central de los servicios secretos españoles, a las afueras de Madrid, en la conocida Cuesta de las Perdices, ha sido el escenario de un emotivo homenaje en el que se ha recordado la memoria de "los héroes de Irak", como son conocidos internamente en el Centro Nacional de Inteligencia los siete asesinados.

El acto ha contado con dos partes diferenciadas. La primera, en el interior de la sede, en uno de los salones de actos. Allí, para honrar su recuerdo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por la directora del CNI, Esperanza Casteleiro, ha hecho entrega a título póstumo a los agentes de las Grandes Distinciones en Categoría Oro. Unos reconocimientos que han sido recogidos por las familias de los asesinados.

La segunda parte, en el exterior, en el monumento que recuerda a los siete asesinados, donde la unidad de música de la Guardia Real ha interpretado la oración "A los que dieron su vida por España" y "La muerte no es el final", antes de depositar una corona de flores como ofrenda a la memoria de los siete "héroes de Irak", tras lo que ha sonado el Himno Nacional.

Temas

En España

    0
    comentarios