Menú

País Vasco y Navarra firman la "colaboración transfronteriza" para implantar "colonias" que hablen vascuence

Un nuevo acuerdo entre separatistas y proetarras que se traduce en un paso más hacia lo que Otegi denomina como "una Euskal Herria soberana".

Un nuevo acuerdo entre separatistas y proetarras que se traduce en un paso más hacia lo que Otegi denomina como "una Euskal Herria soberana".
El líder proetarra de EH Bildu, Arnaldo Otegi. | Europa Press

El condenado por pertenencia a banda terrorista y coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, dio detalles precisos del plan de Gobierno de Pedro Sánchez antes de su investidura oficial. Lo hizo ante sus bases y con una frase reveladora: "Veremos una Euskal Herria soberana". Pues bien, un convenio acaba de impulsarse entre el País Vasco -gobernado por el PNV y el PSOE- y Navarra -gobernada por el PSOE, con separatistas, comunistas y el permiso de Bildu-: el de blindar su "colaboración transfronteriza" para implantar "colonias" en las que los estudiantes hablen vascuence.

La Mesa del Congreso de los Diputados ha recibido ya un texto en el que se plasma el "Convenio específico de colaboración transfronteriza entre el Gobierno Vasco (a través del Departamento de Cultura y Política Lingüística), el Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra (a través del Departamento de Memoria y Convivencia, Acción Exterior y Euskera) y Euskararen Erakunde Publikoa (Oficina Pública de la Lengua Vasca)". El objetivo de este acuerdo es "el desarrollo del proyecto ‘Udalekuak’ (colonias de verano con participación de estudiantes de los territorios de Iparralde, Navarra y Comunidad Autónoma del País Vasco, para fomentar el uso del euskera), en el periodo 2023-2024. Es decir, que desde España se está tramitando un convenio que permite la implantación de colonias con el fin de impulsar el uso de una lengua regional en dos territorios donde esa lengua no es oficial: Navarra, que es otra comunidad autónoma, y la zona denominada como Iparralde, que es directamente otro país -Francia-.

El "acuerdo" en cuestión se pretende, así, "trasladar a la Comisión Constitucional, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 166.1 del Reglamento de la Cámara, así como comunicar al Senado y publicar en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, poniéndolo en conocimiento de la Presidencia de la Comunidad Autónoma del País Vasco y del Parlamento de la citada Comunidad Autónoma".

Y es que los pasos hacia la fabricación de lo que los separatistas y proetarras denominan Euskal Herria han comenzado pronto. Y es que está en los pactos con Sánchez. El condenado por pertenencia a banda terrorista, Arnaldo Otegi, no se anduvo por las ramas cuando una semana antes de la investidura fue preguntado por los logros previstos bajo el mandato de Pedro Sánchez. Otegi confirmó ante su gente el pacto con el PSOE, dio detalles del contenido y lo resumió con una frase: "Veremos una Euskal Herria soberana". Porque el avance hacia la ruptura de España es ya el gran "pacto encapuchado", como lo ha calificado Alberto Núñez Feijóo.

Otegi desbrozó en esa cita los pactos con el PSOE y los compromisos arrancados. Otegi afirmó que "tanto en Irlanda como en Euskal Herria corren buenos tiempos para los independentistas. Veremos una Irlanda unida y una Euskal Herria soberana". Porque Bildu ha exigido a Pedro Sánchez, como condición insalvable para dar y mantener el apoyo al PSOE en La Moncloa, todo un cheque en blanco a mayor gloria de la ruptura de España y el orden constitucional. El "pacto encapuchado", como ya le ha llamado Feijóo a ese acuerdo incluye puntos como "el derecho a decidir", la aceptación del polémico e inconstitucional lawfare por pretendidas "torturas" de la policía a etarras y "Euskal Herria nación". Allí figura, para empezar, en materia de "soberanía", la "plurinacionalidad y derecho a decidir".

Temas

En España

    0
    comentarios