Menú

Puigdemont amenaza a los jueces y a Sánchez y alecciona en público a Manfred Weber

El prófugo se cruzó con el presidente del PPE en una gala de una revista que le ha otorgado el segundo premio al elemento político "disruptivo".

El prófugo se cruzó con el presidente del PPE en una gala de una revista que le ha otorgado el segundo premio al elemento político "disruptivo".
Manfred Weber y Puigdemont | Archivo

El presidente de la Generalidad prófugo, Carles Puigdemont, provocó anoche un encontronazo dialéctico con el presidente del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, a quien abordó en una entrega de premios de la revista Politico. Puigdemont consta entre los "premiados". La publicación lo ha situado en segundo lugar como fenómeno "disruptivo" del año por detrás de la denominada banquera de Putin, Elvira Nabiullina.

En la gala Puigdemont topó con Manfred Weber y le ofreció los votos para una moción de censura contra Pedro Sánchez siempre que se optara por sustituir al actual presidente del Gobierno por un independiente. El líder golpista enmarcó el ofrecimiento en un escenario en el que no hubiera avances sobre la situación de Cataluña en materia de financiación y autodeterminación. Especuló también con votar en contra de los presupuestos o en contra de la posición gubernamental sobre Israel, cuestión en la que le dijo a Weber que está más próximo a las tesis del PP que a las del PSOE.

La cabeza de caballo de 'El Padrino'

Pero la principal amenaza en la que a ratos derivó en una tensa conversación se produjo cuando Puigdemont justificó la introducción del término lawfare (persecución judicial) en los pactos con el PSOE como una advertencia a los jueces señalados por el independentismo como los magistrados del Tribunal Supremo como Manuel Marchena y Pablo Llarena y el de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, que instruye el sumario del Tsunami separatistas. "El término lawfare es como la cabeza de caballo en El Padrino: es una advertencia de que hablamos en serio", llegó a afirmar en sus declaraciones a Politico.

Ahí no quedó la cosa. Con cierta vehemencia, Puigdemont le indicó a Weber que "el PP debe dar un paso hacia nosotros. No pueden seguir tratándome como un terrorista", señaló a la misma publicación. También dijo que "un referéndum consultivo" cabe en la Constitución y que su único delito fue colocar las urnas en el 1-O.

La revista Politico traza un sucinto perfil del segundo elemento más disruptivo del año en la política europea: "El catalán que logró asegurar una amnistía por una votación ilegal de independencia en 2017 —y tal vez incluso otra oportunidad de secesión— a cambio de apuntalar al primer ministro español, Pedro Sánchez".

La primera reunión con el PSOE

La primera de las reuniones de la mesa establecida entre el PSOE y el partido del prófugo será el próximo sábado en Ginebra y con un secretismo absoluto en relación a la identidad de los mediadores, que podrían ser los de la fundación Henry Dunant, la entidad que medió entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ETA.

El PSOE ha acabado imponiendo su agenda e incumpliendo uno de los compromisos formales a los que había llegado con Junts, y es que la reunión se produjera en noviembre. No será el caso, pero el aplazamiento al 2 de diciembre no ha sentado precisamente bien entre los dirigentes separatistas.

Temas

En España

    0
    comentarios