Menú

Italia, estupefacta con Sánchez: "Nosotros respetamos el Estado de derecho. ¿Ocurre lo mismo en Madrid?"

Sánchez sigue abriendo frentes exteriores, quizás como forma de tapar los problemas internos que están provocando sus pactos con Junts.

Sánchez sigue abriendo frentes exteriores, quizás como forma de tapar los problemas internos que están provocando sus pactos con Junts.

La intervención de Pedro Sánchez el jueves por la mañana en una entrevista en TVE no sólo ha agravado la crisis diplomática con Israel por sus inaceptables palabras sobre las "masacres indiscriminadas" contra civiles palestinos, reiterando lo dicho la semana pasada ante Netanyahu y en el Paso de Rafah, sino que ha abierto otro frente contra dos destacados miembros de la UE: Países Bajos e Italia.

Para justificar su pacto con Puigdemont, prófugo de la Justicia, y la concesión de una amnistía que está levantando muchos recelos en la UE, el presidente del Gobierno se erigió en dique de la ultraderecha al señalar que el 23-J "se salvó una bola de partido" frente a un posible Ejecutivo de coalición PP-Vox. Sánchez justifica sus pactos con ERC y Junts porque han servido para parar a la ultraderecha, más concretamente, para "frenar el avance reaccionario" en Europa.

En su particular concepción de lo que es la voluntad popular —sólo válida para Sánchez si el resultado es un Gobierno de izquierdas, aunque incluya entre sus apoyos a golpistas huidos de la justicia, imputados por terrorismo, herederos de la banda terrorista ETA y separatistas de todo tipo—, el presidente español muestra un desprecio por lo que han votado holandeses e italianos y pasa del "querida Giorgia" del pasado 5 de abril en su visita a Italia, a meter en el saco de gobiernos de la "ultraderecha" y "reaccionarios" a dos países fundadores de la UE y con democracias consolidadas. Con el agravante de que España ostenta este semestre la presidencia rotatoria del Consejo europeo.

El presidente Sánchez, igual que hizo con Israel, se permite aleccionar a dos países europeos desde una televisión pública, presentándose como el dique frente a gobiernos indeseables, desde su punto de vista. Lo mismo hizo con Argentina en la sesión de investidura, posicionándose con Massa tras días antes de que Javier Milei barriese en las elecciones, y ha vuelto a nombrar en la citada entrevista en TVE: "En Argentina, un ultraderechista se ha hecho con el poder. En Holanda también han ganado. En Italia ya gobierna", fueron sus declaraciones en TVE.

Reacción italiana

Desde Países Bajos no ha habido reacción, pero sí desde el gobierno italiano, cuyo ministro de Exteriores, Antonio Tajani, ha arremetido muy enfadado en un mensaje en la red social X contra las afirmaciones de Pedro Sánchez.

"En España gobierna la extrema izquierda. En Italia los hemos derrotado. Nosotros respetamos el Estado de derecho. ¿Ocurre lo mismo en Madrid? En Italia gobierna el PPE, en España los secesionistas", ha señalado Tajani en su mensaje en la red social.

El ministro de exteriores del Gobierno presidido por Giorgia Meloni estuvo en Barcelona la semana pasada con motivo de una reunión del Partido Popular Europeo (PPE) donde defendió que "siempre hay que respetar" el Estado de derecho, por lo que el Gobierno español "debe contestar" a la Comisión Europea sobre la Ley de amnistía que ha presentado el PSOE como pago a los 7 votos de Junts en la investidura.

"Para los italianos, la unidad nacional es muy importante. Defender la autonomía es superimportante. En Italia estamos haciendo una reforma para dar más autonomía a las regiones. Pero autonomía no es independencia" señaló como advertencia contra las "pequeñas patrias" que podrían destruir Europa.

Abrir frentes exteriores suele ser el recurso de los gobiernos, especialmente de los gobiernos autocráticos, cuando tienen problemas internos. Es evidente que la movilización social, la reacción de todos los estamentos judiciales y fiscales del país, además de la ofensiva de la oposición, ha cogido a Pedro Sánchez desprevenido, acostumbrado a que sus decisiones cada vez más discutibles salgan adelante sin que pague en las urnas por sus desmanes. Pero en la situación actual de guerra en Europa y conflicto en Oriente Medio parece muy torpe atacar a países amigos y socios de la UE.

Temas

En España

    0
    comentarios