Menú

Sumar exige al Gobierno que impulse el corte de los acuerdos comerciales con Israel tras insultar Sánchez a Netanyahu

Sumar registra una reforma para poder actuar judicialmente en casos de "genocidio" mientras acusan a Israel de cometer "crímenes de guerra".

Sumar registra una reforma para poder actuar judicialmente en casos de "genocidio" mientras acusan a Israel de cometer "crímenes de guerra".
La líder de Sumar, Yolanda Diaz, conversa con el diputado de Más País, Íñigo Errejón. | EFE

Pedro Sánchez acaba de conseguir con sus insultos a Israel elevar la tensión con el pueblo judío hasta un punto de difícil retorno: el Gobierno de Israel ha llamado ya a consultas a su embajadora y no está dispuesto a seguir recibiendo acusaciones infundadas por haber, según Sánchez, provocado la "muerte de miles de niños", mientras Israel no deja de sufrir nuevos atentados perpetrados por Hamás. Y, justo en ese momento, Sumar presiona para que la escalada de ataques a Israel sea aún mayor y se rompan los acuerdos comerciales europeos. El partido de Yolanda Díaz lo hace tras haber exigido, además, la tramitación de una ley que permita juzgar en España a Netanyahu por genocidio. La estrategia avanza claramente hacia el punto de ruptura total de España con un aliado totalmente estratégico de las democracias occidentales y fuente de buena parte de la información antiyihadista.

Sumar presentó una propuesta con esa exigencia ya en octubre. Pero una semana más tarde decidió retirar el texto ante la petición del propio Gobierno de relajar la situación. Todo ello ocurrió en el mes de octubre, y justo después de los brutales ataques llevados a cabo por Hamás contra Israel, asesinando, violando, degollando, secuestrando y torturando a ciudadanos judíos de todas las edades -desde bebés hasta población mayor-.

Por lo visto, ahora, o el Gobierno no tiene capacidad para frenar a Sumar o no tiene ninguna intención de hacerlo. Y es que Sumar ha vuelto a presentar el texto de su propuesta bajo el título de "Proposición no de Ley relativa al estallido de los enfrentamientos armados entre Palestina e Israel".

El texto inicial recogía un salto cualitativo en el insulto a Israel: reclamaba solicitar a Bruselas la "suspensión" del acuerdo comercial con Israel, "a la luz de las violaciones sistemáticas del derecho internacional humanitario y de derechos humanos de su Gobierno", y someter a revisión todos los fondos que recibe de la UE, "para garantizar que no se destinan a la política de asentamientos ilegales o políticas de seguridad que vulneran los derechos humanos". Sumar añadía "la suspensión de la venta de armas a Israel" y "apoyar los procesos de rendición de cuentas internacionales, incluyendo los nuevos que se deriven y los ya existentes ante la Corte Penal Internacional".

Todo ello ocurre mientras Israel sigue sufriendo atentados. A cierre de noviembre, de hecho, tres israelíes fueron asesinados en un atentado en Jerusalén. El atentado se produjo en una parada de autobús y acabo con la vida de una joven de 24 años, otra mujer de 67 y un rabino de 73 años.

Y, además, sucede después de que Sumar haya registrado otra iniciativa: una destinada a poder juzgar a Netanyahu en España por genocidio. El nombre oficial del texto es Proposición de ley orgánica de reforma de la ley orgánica 6/1985, de 1 de julio, del poder judicial, para la protección de los derechos humanos y la jurisdicción universal en España. Y bajo ese nombre se esconde una reforma de la capacidad de los tribunales españoles para procesar en nuestro país los delitos de "genocidio" cometidos fuera de nuestras fronteras. Justo cuando ese partido afirma que Israel está cometiendo un genocidio contra los palestinos.

El texto entero juega a una ambigüedad que queda desvelada en el momento en el que se cruza con las declaraciones públicas de Sumar sobre la masacre de Hamás al pueblo de Israel y la consecuente defensa de Israel. Yolanda Díaz aseguró en un acto en Madrid a finales de octubre que "estamos hablando de crímenes de guerra y llevo días pidiendo depuración de responsabilidades jurídicas. La historia sobre Gaza está escrita".

La vicepresidenta de Sánchez añadió que deben erradicarse "dobles varas de medir" y aplicar la legalidad internacional porque, según ella, "hoy, Israel está cometiendo crímenes de guerra". Las palabras fueron lanzadas en un acto en Madrid convocado por organizaciones palestinas, colectivos y ONG en contra del "genocidio" de Israel en Palestina. Allí se encontraban igualmente las entonces ministras en funciones de Derechos Sociales e Igualdad, Ione Belarra e Irene Montero. Y tras semejante afirmación, Sumar, el partido de Yolanda Díaz, ha registrado una reforma para poder actuar judicialmente en los casos de "genocidio" bajo el "principio de jurisdicción universal".

Según su proposición de ley, la jurisdicción universal "asigna competencia a las autoridades de un Estado para la persecución de los crímenes de derecho internacional. Se entiende que la comisión de algunos delitos, con independencia del lugar de su comisión y de la nacionalidad de los autores o las víctimas, atenta contra bienes jurídicos internacionales o supranacionales de especial importancia y que por ello trascienden la esfera de intereses individuales y específicos de uno o varios Estados en particular".

Temas

En España

    0
    comentarios