Menú

La misión europea sobre la inmersión en Cataluña denuncia la intimidación que sufren las familias que piden el 25%

La presidenta de la delegación muestra su solidaridad con los padres que piden enseñanza en español y destaca el obstruccionismo de la Generalidad.

La presidenta de la delegación muestra su solidaridad con los padres que piden enseñanza en español y destaca el obstruccionismo de la Generalidad.
Comisión del PE sobre el español en las escuelas en Cataluña. | Europa Press

La misión del Parlamento Europeo para inspeccionar el sistema de la inmersión lingüística en Cataluña abandona España con muchas preguntas sin respuesta. Todas ellas iban dirigidas a la Generalidad, que se ha distinguido por no prestar ninguna colaboración y entorpecer en la medida de sus amplias posibilidades la visita a los dos centros educativos seleccionados para comprobar sobre el terreno las supuestas excelencias de la que los separatistas consideran "la millor escola del món".

La presidenta de la delegación del Parlamento Europeo que ha visitado Cataluña, la estonia Yana Toom, ha comparecido este miércoles ante la prensa para señalar que las conclusiones se demoran por un plazo aproximado de tres meses habida cuenta del obstruccionismo de la Generalidad, que ha llegado al extremo de enviar a altos cargos del departamento de Enseñanza a los centros visitados por la misión a fin de controlar a los directores e impedir que respondieran sin intermediarios a las preguntas de los eurodiputados. Tampoco ha ayudado la actitud de la propia consejera de Enseñanza, la republicana Anna Simó, que ha tratado en todo momento de descalificar a los eurodiputados, el contenido de la visita y la selección de centros.

Yana Toom ha mostrado su esperanza de que la Generalidad aporte por escrito la información que han tratado de recabar directamente y sin éxito los componentes de la misión. "Hemos preguntado cuántos alumnos en general en Cataluña reciben el 25% de educación en castellano y no hemos tenido respuesta, lo cual es rarísimo si saben que viene una delegación del Parlamento Europeo", ha declarado Yana Toom.

"Exclusión social y acoso escolar"

La eurodiputada ha subrayado además el hostigamiento de las familias que solicitan el 25% de español para sus hijos, las dificultades judiciales que tienen que afrontar y que sean víctimas "de exclusión social, intimidación y acoso escolar". El caso de la niña de Canet y los testimonios de padres de otros centros han impactado de lleno en los eurodiputados. Toom se ha hecho eco de estas denuncias y de ese clima de amedrentamiento hasta el punto de manifestar que ella misma se lo pensaría dos veces antes de pedir más castellano para sus hijos si tuviera que enfrentarse a una manifestación de partidarios de la inmersión. "Dudo que acudiera a los tribunales por temor a las represalias", ha asegurado. También ha mostrado su convencimiento de que la sentencia del 25% de español no atenta contra el catalán ni provoca su desaparición.

El día a día de los jueces en Cataluña

La misión se ha entrevistado con padres que han solicitado el 25%, con la entidad Docentes Libres y también con representantes sindicales del separatismo, la consejera de Enseñanza y con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, y con el magistrado Javier Aguayo, artífice de la sentencia del 25% de español en la enseñanza obligatoria en Cataluña. Tanto Barrientos como Aguayo destacaron ante los diputados no sólo el incumplimiento de las sentencias sino el señalamiento del que son objeto los jueces en Cataluña por parte de las fuerzas vivas del independentismo. De hecho, les comentaron, lo que está sucediendo ahora en Madrid con los jueces y fiscales es el día a día de los jueces en Cataluña.

Pero el grueso de su testimonio ante los eurodiputados ha incidido en el discurso del odio, las amenazas y el clima de miedo que sufren los padres que se atreven a solicitar que sus hijos puedan ser educados también en español.

Los eurodiputados también han recibido un informe de "Somescola" a favor de la inmersión. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha enviado una carta a la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en la que se llega a afirmar que "los jueces españoles protegen un derecho inexistente, el de garantizar la enseñanza en castellano", afirman que los catalanes "son una minoría nacional" cuyos derechos lingüísticos están amenazados.

La visita estaba agendada desde hace casi un año y es fruto de los requerimientos de la entidad Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) de Cataluña ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que preside la eurodiputada del PP Dolors Montserrat. La primera gestión, según ha explicado la presidenta de la AEB, Ana Losada, data de hace cinco años y no ha sido casi hasta el final de la actual legislatura europea que se ha concretado en la accidentada visita de una docena de eurodiputados de los que se descolgó a última hora el grupo socialista.

Temas

En España

    0
    comentarios