Menú

Baltasar Garzón asesora a los dictadores comunistas de Puebla para desmontar "a los medios" cómplices del "lawfare"

El ex juez condenado por prevaricación, que no duda en defender a dictadores, señala la importancia de controlar a los medios de comunicación.

El ex juez condenado por prevaricación, que no duda en defender a dictadores, señala la importancia de controlar a los medios de comunicación.
El ex magistrado Baltasar Garzón | Cordon Press

Baltasar Garzón, la pareja de Dolores Delgado, está muy activo en la labor de asesorar a los dictadores comunistas del Grupo de Puebla contra lo que ellos denominan como lawfare. Un documento suyo publicado en abril de este mismo año por esta organización de apoyo y exportación del totalitarismo comunista explicaba abiertamente cómo no sólo había jueces implicados en la supuesta guerra sucia contra la izquierda, sino que también había medios de comunicación. Y que, para atajar las intervenciones judiciales contra la corrupción de la izquierda también había que plantear medidas para controlar a esos medios.

El Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD), fue "acordado por el Grupo de Puebla en su reunión inicial de julio de 2019". Según ese organismo de exportación del totalitarismo comunista -respaldado por la dictadura cubana y venezolana, Evo Morales, Rafael Correa y otros tantos promotores de la izquierda más extrema-, nació "con el objetivo de estudiar y combatir la utilización de la justicia como arma de guerra política". La lucha contra el lawfare con la que ahora se pretende atacar a los jueces españoles. Y en esa estructura, la presencia de españoles es llamativa. Tres, en concreto, son los más llamativos: Baltasar Garzón, Gerardo Pisarello y María José Fariñas. Un cuarto -ecuatoriano-español- cierra el equipo: Adoración Guamán.

Pues bien, el más influyente de todos ellos en el Grupo de Puebla, Baltasar Garzón, explicó en abril de este año 2023 la importancia de los medios en el lawfare.

"Conozco, además, a mandatarios latinoamericanos que han sido perseguidos o, incluso, han sufrido prisión por mantener sus principios; excelentes dirigentes que intentan implantar una democracia eficaz y efectiva, orientada hacia el progreso de todo el pueblo, en especial los más desaventajados de la sociedad, para lo cual deben hacer frente a la violencia, la corrupción o el narcotráfico", señala Garzón en su artículo. "En los últimos años, Latinoamérica ha debido enfrentar a nuevos adversarios, la extrema derecha y el neofascismo, que pretenden "sin pudor y sin complejos" neutralizar lo que denominan "el avance del nuevo comunismo y la ultraizquierda", aseguraba el ex juez condenado por prevaricación. "Por supuesto, como antaño lo hiciera la doctrina de la Seguridad Nacional, consideran que es comunista todo aquel que sea progresista y que en su pensamiento y su actuar pretenda mejorar la vida de los más vulnerables. Es el mismo fascismo de antes vestido de nuevos ropajes", añadía.

"La defensa de la democracia debe ser contundente. Las agresiones contra ella son muchas y variadas. Una de las más eficaces consiste en la manipulación de la justicia y su utilización con fines políticos; el Lawfare, en cuyo desarrollo participan de forma decisiva los propios actores judiciales implicados, con la complicidad de ciertos medios de prensa", explicaba Garzón. "Por desgracia, esta perversa estrategia funciona, hasta el punto de haber conseguido la caída de presidentes legítima y democráticamente elegidos" afirmaba el mismo ex juez que ya fuera de la carrera judicial y como abogado habría cobrado 9 millones de la petrolera chavista, según la documentación aportada por Hugo Carvajal.

"El fascismo no solo existió en el Chile de Pinochet, la Argentina de Videla, el Paraguay de Stroessner y un largo etcétera, sino que también lo hubo en quienes, desde el gigante imperio del Norte, promovieron, alentaron, cooperaron y hasta financiaron golpes de Estado y tiranos que pusieron y quitaron a su conveniencia", aseguraba el ex juez prevaricador. "La misma finalidad geoestratégica de dominación y control económico se pretende hoy conseguir por vías pseudo-jurídicas, eliminando de la ecuación a quien estorbe en la consecución del objetivo trazado", añadía.

Y concluye con una referencia bíblica: "Todo esto me conduce al Evangelio de San Mateo: "Entró Jesús en el Templo y expulsó a todos los que allí vendían y compraban; volcó las mesas de los cambistas y los puestos de los que vendían palomas, mientras les decía: —Escrito está: Mi casa será llamada casa de oración, pero vosotros la estáis convirtiendo en una cueva de ladrones". "Eso es exactamente lo que ocurre cuando los mercaderes se apropian del templo de la democracia en detrimento de sus verdaderos titulares", sentencia.

Temas

En España

    0
    comentarios