Menú

Bildu aprieta las tuercas del PSOE: reclama la entrega de Álava a Sánchez tras el pacto fiscal del PSOE y PNV

Tras la toma de Pamplona, exigirá todas las plazas decisivas para ellos para que la implantación proetarra se dispare.

Tras la toma de Pamplona, exigirá todas las plazas decisivas para ellos para que la implantación proetarra se dispare.
Arnaldo Otegi. | Europa Press

La batalla vasca arrecia. Y Bildu ha empezado ya a meter presión a Pedro Sánchez para recordarle que nunca aceptó de buen grado que no le dejara gobernar en la capital vasca, que la quiere controlar y que, si los de Otegi ganan las próximas elecciones autonómicas en esa comunidad, elevarán el precio de los pactos de mantenimiento de Pedro Sánchez en el poder. Y todo ello cuando ni siquiera ha empezado el año electoral de esa región.

El detonante de la siguiente reclamación ha sido el pacto fiscal alcanzado entre el PNV y el PSE-PSOE en la Diputación de Álava. Un mero acuerdo para deflactar el IRPF un 2,5% a los ciudadanos de esa provincia. Pero, lo cierto es que es lo de menos el motivo final. Lo importante es que Bildu ha empezado a apretar las tuercas de Sánchez apenas pasadas unas semanas de la investidura del presidente socialista.

El contexto es claro para los proetarras: quieren todo lo que puedan ganar tirando del pacto de investidura con el PSOE. Y eso incluye el ya tomado Ayuntamiento de Pamplona, Vitoria, Durango y todo el resto de plazas —como las diputaciones— donde los de Otegi puedan mandar con el apoyo de los socialistas argumentando que fueron la primera fuerza "progresista" en las últimas elecciones.

Así, el pacto entre el PNV y el PSE-PSOE con el PP permitió a Ramiro González (PNV) mantener el poder en la Diputación de Álava. Bildu nunca lo aceptó y ahora considera que la adopción de medidas no sociales le habilita para reclamar su ascenso en el poder. Y recuerda que el poder en esa provincia está en la Diputación y, principalmente, en el Ayuntamiento de Vitoria.

Y es que Bildu no sólo quiere el avance de poder en la Comunidad Foral Navarra. Lo quiere también en el País Vasco con dos fines: elevar el precio de cara a las negociaciones en las elecciones de la Comunidad Autónoma Vasca y poder tener el mando de cara a la solicitud de su ansiada Euskal Herria —la absorción, cuando menos, de Navarra por parte del País Vasco—. Y, para ello, como ya ha publicado Libertad Digital, exigirá mociones de censura en todas las plazas decisivas para ellos, de forma que la implantación local de los proetarras se dispare. Y, todo ello, por supuesto, sin descartar la reclamación del Gobierno regional del País Vasco.

Otra de las plazas que quieren con especial intensidad es Durango. Hay que recordar que el 28-M Carlos García (PP) entró como concejal en Durango, feudo especialmente deseado por el partido heredero de ETA. Y lo hizo a mayor odio de Arnaldo Otegi: el pacto de Carlos García y el PP con el resto de fuerzas permitió desalojar del Ayuntamiento a los proetarras. Todo ello, gracias igualmente a un pacto que podría haber servido como ejemplo en el resto de España: el candidato de Vox dio un paso atrás para permitir la reunificación del voto y sacar a los proetarras de la alcaldía. De ese modo, el Ayuntamiento fue a manos de PNV y lo fue gracias, entre otros, al voto del PSE-PSOE, que ante el temor a un impacto negativo en las siguientes elecciones del 23-J, decidió apartarse mediáticamente de Bildu. Ahora Bildu quiere revertir esta situación. Y recuperar todas las plazas emblemáticas en las que gobernar y usar sus presupuestos para divulgar su avance territorial.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso