Menú
La prensa de un vistazo

"Mientras Sánchez iba en Falcon a los Goya, en Barbate enterraban a las últimas víctimas de su negligencia"

Unanimidad en toda la prensa. El PP ha metido la pata.

Unanimidad en toda la prensa. El PP ha metido la pata.
Agentes portan el cuerpo del agente asesinado en Barbate. | Europa Press

El Mundo

"El desliz de Génova con el "indulto" mete a PSOE y Vox en campaña electoral y pone en alerta al PP: "Es mal momento"". ¿Qué desliz? Estudiaron el indulto, vieron que era inconstitucional y le dijeron, mira para cosas fuera de la ley vete al PSOE, que Pedro Sánchez no tiene problemas. Pero Juanma Lamet lo ve así.


"Este desliz del PP sacude la recta hacia el 18-F gallego y ha metido en campaña a los que parecían desahuciados. El PSOE, que se ve muy por debajo del BNG, activó a cinco ministros y puso al frente a José Luis Rodríguez Zapatero. El ex presidente aireó "la montaña de mentiras" del líder de la oposición, al que tacharon de "hipócrita". Resumió Pilar Alegría, como portavoz del Gobierno: "El PP sólo sabe moverse en el fango y la mentira"". Habló de putas la Tacones.

"Por un día, convergieron en la crítica con Santiago Abascal, que también pelea contra viento en Galicia, ahora mismo fuera del Parlamento según todas las encuestas. Acusó a Feijóo de perpetrar una "gran estafa política", por manifestarse contra Puigdemont al tiempo que "negocia por debajo de la mesa" con Junts". Vayamos por partes. El PSOE no puede hablar de mentiras porque vive en la mentira y en el fango. Y ya se sabía que el PP había negociado con Junts, (antes de las manifestaciones, diga lo que diga ese zumbado de Abascal). El propio Feijóo lo dijo en la investidura de Sánchez. Que no era presidente porque no había querido, porque dijo no a la amnistía. ¿Se acuerdan de cómo se reía Sánchez? ¿A qué cree la gente que se refería Feijóo? Pues a que él había dicho no a la amnistía por ser inconstitucional.

"Bomba de racimo en plena campaña: nadie puede ya descartar un vuelco". "Feijóo se pega un tiro en el pie y sirve en bandeja un argumentario clave a Sánchez", dice Marisa Cruz. Veamos, Marisa, el que es presidente con los votos de Junts es Sánchez, no Feijóo, Sánchez. El que aceptó la amnistía fue Sánchez, no Feijóo, Sánchez. El que prometió la amnistía a Puigdemont fue Sánchez, no Feijóo, Sánchez.


Manso dice en el editorial que "ayer, el propio Alberto Núñez Feijóo salió a aclarar en términos mucho más razonables que apoya la investigación por terrorismo, que no hay condiciones para el polémico indulto y que nunca aceptaría una amnistía a cambio de su investidura. Corresponde en todo caso a la formación explicar el porqué de esa extraña intervención y su criterio de oportunidad política, cuando el Gobierno se encontraba contra las cuerdas y cuando apenas quedan seis días para las elecciones gallegas". Cómo ayuda la prensa de derechas a la izquierda cuando se trata de sacar las cosas de juicio.

Federico Jiménez Losantos habla de la auténtica noticia del fin de semana, que no está en Feijóo sino en Barbate. "Mientras Sánchez iba en Falcon a su fiesta de los Goya, en Barbate enterraban a las últimas víctimas de su negligencia contra el narcotráfico. Los guardias civiles asesinados por una narcolancha de ricos morían en su lancha pobre sin que nadie los socorriera y entre la rechifla de una escoria humana que disfruta con la impunidad de los criminales y la indefensión de las fuerzas del orden". Hay que ser mal nacido. "Marlaska, botones de las fuerzas del desorden, o sea, del Gobierno, disolvió en 2022, pese a la oposición de la Guardia Civil, la unidad que coordinaba la lucha contra el tráfico de drogas. Una de las viudas se negó ayer a que le impusiera una medalla al féretro. Qué tipejo". Es alucinante que no dimita.

"Mientras, en Valladolid, los severos guardianes de la moral pública y escuderos de la izquierda a la que sirven y de los que se sirve, este año cineastas de Gaza, rara vez de España, no dedicaron una palabra a los guardias muertos, ni a los agricultores que se manifestaban a las puertas del cine contra Sánchez". De esa gentuza nadie espera nada. Y mira que hay sufridores que se empeñan en quitarse horas de sueño para ver esa bazofia.

El Mundo rebaja el asesinato a homicidio, pese a que los narcos embistieron a los guardias para matarlos sin ninguna necesidad. "El homicidio de los dos guardias civiles embestidos por una narcolancha en Barbate tiene que suponer un antes y un después en la lucha contra el tráfico de drogas en el Estrecho. Basta ya de buenas palabras, basta ya de medallas y basta ya de promesas vacías sobre la dotación de medios: o se actúa de inmediato o no se podrá poner coto al salvaje oeste en que se ha convertido la zona". Lo que desde luego no fue es un fallecimiento, como dijo el gobierno. Los guardias no fallecieron, les mataron.
"El ministro de Interior, Grande-Marlaska, vuelve a encontrarse en una posición insostenible. La muerte de los agentes se produce 16 meses después de que decidiera desmantelar el Organismo de Coordinación del Narcotráfico Sur, un equipo de élite de 130 agentes que había logrado récords de detenciones e incautaciones. Una «reestructuración», dijo en su día. Lo cierto es que trabajaban en comisión de servicios. La dimisión de Marlaska debe ser inmediata. Asolado por los escándalos cabe preguntarse quiénes y por qué lo sostienen". Pues, cabe preguntárselo. Aunque teniendo en cuenta que se jefe es granuja de la peor calaña tampoco es tan raro.

El País

"El giro de Feijóo con los indultos descoloca al PP en plena campaña". Giro. Los sanchistas hablando de giros. Estos del PP son unos pardillos. Feijóo negoció con Puchi, eso lo sabíamos todos. Y no hablaron de trenes, eso lo sabía todo el mundo que tenga dos dedos de frente. Puigdemont pidió a Feijóo algo que éste no le podía dar, lo dejó claro en la investidura. "Yo no soy presidente porque no vendo a los españoles", dijo. Y Sánchez se carcajeó. ¿A qué diablos pensaba el PP que se estaba refiriendo Feijóo? ¿Quién gobierna con los votos de Junts a cambio de la amnistía, Sánchez o Feijóo?


Cuesta encontrar ninguna noticia sobre el asesinato de los guardias civiles en Barbate. "El tráfico de drogas se ha cobrado más de 20 muertos en el Estrecho desde 2016". "Agentes y Fiscalía alertan de una violencia ascendente por culpa del narco". Ni palabra de Marlaska.
"En mayo de 2018, la muerte de un pequeño de seis años en una playa de La Línea después de que un traficante le golpease con su embarcación recreativa abrió un periodo de contestación ciudadana con masivas manifestaciones. Después de aquello, el Gobierno optó por crear ese Plan Especial de Seguridad del Campo de Gibraltar que ya se ha prorrogado hasta en cuatro ocasiones, según anunció el pasado viernes el ministro Marlaska", llega a decir el periodista, ocultando que el ministro desarticuló el Organismo de Coordinación del Narcotráfico Sur. Es el nivel del periódico ultrasanchista, hoy entregado en cuerpo y alma a Feijóo y la amnistía.

El editorial es un poco rocambolesco. "Ese plan b estaba oculto hasta que fuentes de la alta dirección del PP contaron este viernes a 16 medios de comunicación que Feijóo está dispuesto a estudiar un indulto condicionado a Carles Puigdemont, el expresidente de la Generalitat fugado de la justicia desde 2017, en el marco de un plan de reconciliación en Cataluña; que estudiaron durante 24 horas la amnistía que propone Puigdemont y la desecharon; y que ven difícil probar el delito de terrorismo al expresident de la Generalitat". Eso, desecharon la amnistía por inconstitucional, la misma que Pedro Sánchez se ha empeñado en cuerpo y alma en convertir en constitucional sin conseguirlo. La diferencia es que Feijóo no engañó a Puigdemont y Sánchez, sí. Y que es difícil probar el delito de terrorismo es una opinión que comparte mucha gente pero que compete a los jueces. ¿Hasta ahí llegamos, no Pepa?

"En conclusión, la amnistía se rechaza por inconstitucional, no porque no pueda formar parte de una negociación política con Junts, y el líder popular también cree que Puigdemont está mejor fuera de la cárcel que en ella. Eso sí, el PP condiciona el indulto a que responda ante la justicia, muestre arrepentimiento y se comprometa al cumplimiento de la legalidad". A ver, Pepita, la amnistía no puede formar parte de una negociación política porque es inconstitucional y por eso se rechaza, ¿lo entiendes o hay que explicártelo más veces?, que ya sabemos que eres muy dura de mollera. Y los indultos son legales, siempre y cuando se responda ante la justicia y se muestre arrepentimiento y se comprometa a no repetir el delito. Sánchez concedió los indultos sin que se produjeran estos requisitos. Es más, salieron de la cárcel al grito de lo volvermos a hacer. ¿Te acuerdas de eso, o tampoco? Ojalá Feijóo no fuera tan legal y tuviera un poco de la maldad y la falta de escrúpulos de Sánchez.

"En público, el PP de Feijóo ha defendido que en esas fechas hubo "actos terroristas" en Cataluña (aunque, como el juez, tardó cuatro años en advertirlos), y nunca ha subrayado lo que sí dice en privado: que será difícil que se pueda probar el delito de terrorismo al expresident catalán". No, Pepita, mientes y lo sabes. Feijóo nunca ha dicho que Puigdemont cometiera actos de terrorismo, sino que hubo actos de terrorismo en relación al terrorismo callejero de las CUP y Tsunamic Democrático, que me río yo de lo de democrático. Y si te has enterado de que no cree que se pueda imputar terrorismo a Puigdemont es porque lo ha dicho en público. Por lo demás, es una mera opinión y aquí quien decide es la justicia, esa que tanto denostáis en El País. Al menos, Feijóo no ha insultado a los jueces como hacéis en El País todos los días.

ABC

"Mi marido no hubiera querido que Marlaska le pusiera la medalla". Las palabras de la viuda de uno de los guardias asesinados. "El PP se mete en un charco por los contactos con Junts". ABC tampoco sabía que Feijóo había hablado con Junts cuando intentó su investidura. O creyó que hablaron del tiempo que hacía en Waterloo. "Las nuevas explicaciones sobre la postura del PP en torno a la amnistía o los indultos a los cabecillas del golpe del 1-O o sobre el encausamiento de Puigdemont por terrorismo no han hecho otra cosa que aportar confusión respecto a la doctrina oficial que el partido de Feijóo ha mantenido al respecto y al meritorio liderazgo social que ha conseguido en la oposición a estas medidas impulsadas por Sánchez con el fin de conseguir los apoyos de Junts a su investidura". ¿Y quién cedió a las exigencias de Puigdemont y gobierna con los votos de Junts? ¿Es Feijóo? Si Sánchez hubiera cometido el doble de gordo que este todos los medios de izquierdas estarían defendiéndole a muerte. Así nos va. Algunos dirán que eso les hace diferentes y superiores. Otros dirán que con estos aliados tenemos Sánchez hasta el día del juicio final.

"Lo gratuito de este 'neoanálisis' de la esfera legal del 'procés' no solo se ciñe a su clara inoportunidad (en vísperas de unas elecciones en Galicia) sino sobre todo a los juicios gratuitos sobre, por ejemplo, la posibilidad real de que Puigdemont sea condenado por terrorismo, cuando jueces y fiscales sí ven indicios claros de ese delito en el huido". En lo primero tiene razón, es gratuito y una estupidez. En lo segundo, pues vaya, tal vez sobraba decirlo pero no es más que una opinión.

Sin embargo, todos los columnistas están indignados con Feijóo. José F. Peláez dice que "el presidente del PP está mostrándose abierto a indultar a Puigdemont bajo unas condiciones concretas. Y esa postura no es muy diferente a la de Sánchez. Aunque difieren en la amnistía, coinciden en que la vía para la ‘reconciliación’ es el perdón. Lo único que les diferencia son las condiciones. Para Feijóo son el arrepentimiento y el abandono de la vía unilateral. Para Sánchez solo el apoyo a su investidura". Hombre, la diferencia es sustancial.

"Yo pensaba que la oposición a los indultos era para el PP un asunto de principios, de higiene democrática, de respeto a las sentencias del Poder Judicial y de negarse a «legitimar delitos», según palabras de Feijóo. Me equivocaba y desde este fin de semana entendemos que el PP ya acepta los indultos condicionados. Sánchez afirmaba, preguntado por sus cambios de opinión, que «la política no opera sobre un vacío sino sobre una realidad concreta», como queriendo decir que, si la realidad cambia, su postura también. Feijóo no lo dice, pero actúa igual". Evidentemente, a algunos nos falta la pureza de espíritu de Peláez y nos conformamos con echar a Sánchez. Ignacio Camacho lo llama "autosabotaje". Unanimidad en ABC. Qué dechado de virtudes, son unos santos.

La Razón

"El PP mantiene la Xunta y el PSOE se queda en mínimos históricos". Marhuenda dice que "hay que reconocer que el aparato propagandístico del sanchismo aprovecha cualquier oportunidad". Y que los del PP son idiotas. "Es evidente que si Puigdemont se entrega a la Justicia, es condenado, pide perdón, asegura que no lo volverá a hacer y solicita un indulto cumplirá las condiciones legales para que fuera estudiado". Es la ley. Y lo que estaba en juego era que gobernara Feijóo o lo hiciera Sánchez, para quien los requisitos legales son chorradas que se salta uno cuando le convenga para conservar el poder. Es lo que ha hecho.

"Lo interesante es que los voceros gubernamentales han salido en tromba para asegurar que el PP estudió la amnistía, que está dispuesto a indultar a Puigdemont y que negoció con el Código Penal. Por supuesto, han acusado a Feijóo de mentiroso". No solo los voceros gubernamentales, también la prensa de derechas.

"En su momento me pareció un error de manual que el PP abriera cualquier tipo de conversación, aunque fuera informal, con un partido controlado por un delincuente que es un prófugo de la Justicia. Hay que abandonar el buenismo, porque siempre es un lastre frente al muro de la manipulación y la mentira. El aspecto positivo es que los votantes del centro derecha, que son la mayoría en Galicia, saben que los mentirosos no están en el PP, sino en el PSOE, el BNG y Sumar". Pues en la prensa no estáis ayudando mucho. Si esto está así en la derecha, cualquiera escucha hoy a Ferreras.


Y es que hay un miedo cerval a lo que pueda pasar en Galicia y es evidente. "Dada la trascendencia que tendría para España la mayoría absoluta del PP y el fiasco de los socios de la Moncloa, la cautela debe ser máxima dado los precedentes de las pasadas generales de julio. El riesgo de la desmovilización está ahí y tanto Feijóo como Rueda se han aplicado con inteligencia en la pelea por el último voto. Galicia no se encuentra a salvo de la peor izquierda que es la que representa el BNG, travestido de la mano de su candidata Ana Pontón de proyecto tranquilo e integrador. Nada más lejos, el Bloque es un aliado de Otegi, enemigo de la Constitución y de los derechos que ampara, con un programa extremista y excluyente, que reniega de la Guardia Civil, de la libertad en el idioma, que pretende la desconexión con el Estado. Galicia sabe lo que se juega". Esto tiene muy mala pinta. Menos mal que, al menos, nos coge preparados.

En España

    0
    comentarios