Menú

La difícil situación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil: un tercio de sus embarcaciones ha superado su vida útil

El Instituto Armado lo reconoce en un informe interno en el que justifica la compra de tres nuevas embarcaciones más modernas y de aluminio.

El Instituto Armado lo reconoce en un informe interno en el que justifica la compra de tres nuevas embarcaciones más modernas y de aluminio.
Documento sobre la vida útil de las embarcaciones del Servicio Marítimo | Libertad Digital

Dos agentes de la Guardia Civil perdieron la vida el pasado viernes tras ser embestidos por una narcolancha en el puerto de Barbate. Los agentes fueron enviados a la instalación portuaria gaditana con una lancha de apenas 4 metros y 500 kilos de peso para tratar de expulsar de la zona a una embarcación que era tres veces más grande y era diez veces más pesada. La desigualdad de condiciones era evidente.

Los fallecidos y sus compañeros fueron enviados la noche del viernes a ese puerto después de que el alcalde de Barbate solicitase la intervención del Servicio Marítimo del Instituto Armado (SEMAR) para expulsar del mismo a las narcolanchas que se protegían allí de la borrasca Karlotta. Pero la situación aquella noche era que ninguna de las embarcaciones del Servicio Marítimo se encontraba operativa, algo que ya había pasado en más ocasiones.

Estos hechos ponen de relieve la difícil situación en la que se encuentra la unidad. Un informe interno de la Guardia Civil fechado el pasado otoño pone de relieve que "el Servicio Marítimo de la Guardia Civil dispone actualmente de una flota de embarcaciones medias de alta velocidad muy envejecida ya que la tercera parte de dicha flota se encuentra en torno a los 20 años de antigüedad, superándolos incluso en algunos casos".

guardia-civil-embarcaciones-servicio-maritimo-vida-util.jpg
Informe de la Guardia Civil sobre el estado de sus embarcaciones

"A la vista de la tipología del servicio y régimen de ejecución del mismo, desde el punto de vista técnico y de seguridad, se estima la vida útil de este tipo de medios navales en 15 años", continúa el documento, que está firmado por el Jefe de Apoyo, teniente general Arturo Espejo, el Jefe de la Jefatura de Costa y Policía Marítima, general de División Carlos Espejo, y el Jefe del Servicio Marítimo, coronel Miguel Sánchez Guerrero.

"Las citadas embarcaciones en muchos casos no reúnen las condiciones de acomodación necesarias para los servicios que prestan, y además, las horas de navegación efectuadas, han sobrepasado las previstas inicialmente, obligando a plantear las necesarias renovaciones exigibles a sus plantas propulsoras, tanto motores como hidrojets, descatalogados en el caso de los primeros", continúa el documento.

"También es destacable el hecho de que estas embarcaciones se ven en ocasiones envueltas en persecuciones con embarcaciones empleadas para el tráfico ilícito de sustancias, las cuales realizan maniobras de embestida a las patrulleras de la Guardia Civil. La violencia de estas acciones hace necesario que los cascos y la estructura de las futuras embarcaciones sean de materiales más resistentes que las de la flota actual, que son de PRFV (Poliéster reforzado con fibra de vidrio)", prosigue el análisis de los tres altos mandos.

Este informe forma parte de Memoria Justificativa de la licitación lanzada hace unas semanas por la Dirección General de la Guardia Civil para la compra de tres nuevas patrulleras de alta velocidad para el Servicio Marítimo, en las que se apuesta por embarcaciones construidas en aluminio, mucho más duras que las actuales y con una vida útil que alcanza los 20-25 años, frente a los 15 años de vida útil de las fabricadas en PRFV.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro