Menú

Detienen a un cura de Don Benito y a su pareja por tráfico de Viagra

Durante el registro de la casa parroquial, los investigadores han encontrado además "otros potentes afrodisíacos" listos para su venta.

Durante el registro de la casa parroquial, los investigadores han encontrado además "otros potentes afrodisíacos" listos para su venta.
Iglesia de San Sebastián de Don Benito (Badajoz). | FACEBOOK

La Guardia Civil ha detenido este lunes a un párroco del municipio pacense de Don Benito y a otro hombre que vivía con él -al que los investigadores considerarían su pareja- acusados de traficar con Viagra (medicamento contra la disfunción eréctil) y "otros potentes afrodisíacos", que distribuían desde la propia casa parroquial.

Se trata del actual cura de la Iglesia de San Sebastián: Alfonso Raúl Masa Soto, natural de Miajadas (Cáceres). Ésta fue la primera ermita de la ciudad, pasó a ser considerada parroquia en 1896, y ahora se habría convertido en el centro de operaciones del sacerdote y la persona con la que mantenía una relación sentimental. Algo que, por cierto, era de sobra conocido en el pueblo.

El religioso fue presentado el 25 de septiembre de 2021 como párroco de la Iglesia de San Sebastián. Los feligreses de los pueblos en los que oficiaba misa anteriormente intentaron evitar sus traslado con distintas acciones colectivas, como recogidas de firmas y escritos al obispado. El cura era muy querido entre sus vecinos por su nueva forma de entender el sacerdocio.

Operación antidrogas

Los arrestados comparecen este martes ante el titular del Juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Don Benito, encargado de la investigación. Fuentes del Instituto Armado advierten que la operación contra el tráfico de drogas, para la que se ha decretado el secreto de las actuaciones, continúa abierta. Por tanto, no se descarta que se produzcan nuevas detenciones.

"Hay que dejar que la Guardia Civil haga su trabajo", ha indicado el delegado del Gobierno en Extremadura, José Luis Quintana, al ser preguntado por esta noticia que ha conmocionado al municipio extremeño (de alrededor de 37.000 habitantes). Un sentimiento que comparten las fuentes de la diócesis de Plasencia consultadas por Libertad Digital.

"Dolor" en la diócesis

Según señalan a este periódico, "nos ha cogido por sorpresa". De momento, aseguran, no han recibido ninguna comunicación oficial y se encuentran a la espera de conocer "más datos" sobre lo ocurrido. Unos hechos "descritos por el dolor, sufrimiento y escándalo que suponen", reza el comunicado difundido este martes por el Obispado de Plasencia, del que depende Don Benito.

"Estamos aguardando a que se esclarezcan los hechos. La investigación sigue su curso. Atentos a su desarrollo, con prudencia y respeto hacia las personas implicadas, desde el obispado mostramos nuestra disposición a colaborar en todo lo que sea necesario y se nos requiera y afrontar las actuaciones pertinentes", añade el comunicado.

Temas

En España

    0
    comentarios