Menú

Page pone en duda que el PSOE tenga futuro: "No tengo nada claro que haya salida"

El presidente de Castilla-La Mancha arremete, de nuevo, contra su partido y contra Pedro Sánchez por los pactos con el independentismo

El presidente de Castilla-La Mancha arremete, de nuevo, contra su partido y contra Pedro Sánchez por los pactos con el independentismo
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page. | Europa Press

Entrevistado esta mañana por Carlos Alsina en Onda Cero, Emiliano García Page no ha podido evitar tener que hacer frente al precipicio político en el que el Partido Socialista ha decidido colocarse en los últimos años, especialmente desde el inicio de la presente legislatura.

El líder autonómico es, en la actualidad, la única voz de entre los cargos públicos socialistas que discrepa -con algo de contundencia- de las decisiones de la ejecutiva nacional del partido. No es la primera vez que critica públicamente el gobierno de coalición con Podemos en 2020. Hoy lo ha vuelto a hacer, señalando aquella decisión como el inicio de la disipación de su partido; "como una especie de ruptura del perímetro del espacio concreto que nos definía como PSOE".

Ese desdibujamiento del PSOE ha continuado, según ha declarado Page, con los pactos con el independentismo, los cuales han desembocado en resultados electorales "muy negativos". La interpretación que él hace de los mismos le lleva a reconocer la posibilidad de que una parte de la ciudadanía haya dejado de ver a los socialistas como una "referencia del constitucionalismo y de amplías mayorías".

Según Page, las cesiones al gran número de "pequeños partidos que mandan demasiado" han superado todas las líneas rojas posibles y han colocado a su formación política en "una situación laberíntica" de la que "no tiene claro que haya salida".

Tras todas las críticas que ha lanzado contra la cúpula del partido y tras asumir que su posición ideológica en él es residual, se ha comprometido a darse de baja del PSOE en el momento en que se adopten decisiones que lo coloquen en una situación "absolutamente incompatible".

A la vista de la continuidad de Page en su militancia y en su cargo, todo lo firmado, dicho y hecho por el PSOE y el gobierno de Sánchez no parece todavía motivo suficiente para hacerle sentir al presidente manchego la suficiente incomodidad moral que justifique su marcha del partido.

Temas

En España

    0
    comentarios