Menú

El Régimen Especial de Baleares tendrá reglamento, 5 años después

Tras las reclamaciones de Marga Prohens, el archipiélago contará por fin el próximo mes de julio con el reglamento del Régimen Especial de Baleares.

Tras las reclamaciones de Marga Prohens, el archipiélago contará por fin el próximo mes de julio con el reglamento del Régimen Especial de Baleares.
La presidenta del PP de Baleares y líder del ejecutivo autonómico, Marga Prohens | Europa Press

El Régimen Especial de las Islas Baleares (REB), creado para impulsar la economía balear y proporcionar ventajas fiscales a quienes operan en la región tendrá por fin una aplicación práctica. El REB, que se aprobó en 2019 y estaba en vigor desde enero de 2023, todavía no era efectivo ya que su implementación completa dependía de la elaboración de un reglamento específico.

El REB se había convertido en una asignatura pendiente que, tras cinco años de demora, necesitaba de un marco regulador para no quedarse en una mera declaración de intenciones. La presidenta balear, Marga Prohens, venía demandado al Gobierno Central un acuerdo sobre el reglamento para que las medidas que contempla el REB pudieran adquirir plena eficacia en sus tres grandes ejes de actuación: transporte, energía y el factor de insularidad.

Beneficios fiscales para empresas y autónomos

El pasado 7 de febrero el Govern y el Ministerio de Hacienda llegaron a un consenso sobre el texto, cuyo borrador se publicará a principios de marzo, con la previsión de que se apruebe definitivamente en julio como real decreto, antes de que las empresas deban presentar sus declaraciones del impuesto de sociedades. El texto incluye muchas de las alegaciones que presentó el Govern, con el objetivo de "clarificar al máximo todos los conceptos para dar mayor seguridad jurídica a los empresarios y, en general, a todos los operadores jurídicos", así como "ampliar y detallar la posibilidad de gozar de estos beneficios fiscales, a fin de que se puedan acoger el mayor número de sectores empresariales y de inversiones". El reglamento es en estos momentos objeto de los trámites legales de consulta previa y de audiencia e información pública.

Marga Prohens, y el vicepresidente de Baleares, Antoni Costa, se han mostrado "satisfechos por los beneficios que este reglamento tendrá para las empresas de las Islas", y han destacado "la coordinación y la voluntad de llegar a consensos" entre la Secretaría de Estado y la Conselleria. Para el Govern, el desarrollo del reglamento "culmina un proceso impulsado por ambas instituciones desde hace años con el objetivo de cumplir con una reivindicación unánime en la sociedad balear". La Comisión Mixta de Economía y Hacienda entre el Estado y la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares será la encargada de hacer el seguimiento de la aplicación del REB y tendrá la responsabilidad de supervisar y garantizar la correcta implementación de las medidas fiscales específicas para la región.

Incentivos para empresas y autónomos

El REB incorpora medidas clave como la reserva de inversiones que facilitará que las empresas en las Islas Baleares puedan deducir una parte de sus beneficios para reinvertir en la región, estimular el crecimiento económico local y apoyar el desarrollo empresarial. Así, se permitirá a las empresas reducir hasta un 90% en la base imponible del Impuesto de Sociedades la parte del beneficio que destinen a reserva para futuras inversiones en el territorio. También incluye una bonificación del 10% en Sociedades y en IRPF por rendimientos derivados de bienes producidos en Islas Baleares. Estas empresas tendrán que mantener el empleo y la bonificación subirá cuando crezca su plantilla media. Además de la reserva de inversiones, se establece un régimen especial adaptado a sectores como la industria, la agricultura, la ganadería y la pesca que recibirán beneficios fiscales específicos para sus necesidades particulares.

Factor de insularidad

Uno de los elementos más destacados que contempla el Real Decreto-ley 4/2019 del Régimen Especial de las Illes Balears, es el Factor de Insularidad, un instrumento financiero destinado a asegurar la compensación de las consecuencias económicas que implica el hecho insular, especialmente en materia de inversión pública. El Factor de Insularidad se incluirá cada año en los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno autonómico y el central decidirán en Comisión Mixta cada ejercicio el uso de estos fondos que podrán ser empleados para infraestructuras ferroviarias, carreteras, instalaciones hidráulicas, becas de investigación y formación y mejora de zonas turísticas, entre otros.

El transporte es uno de los elementos en los que la realidad insular tiene un mayor impacto. Por eso, se contemplan una serie de medidas específicas de actuación en este ámbito para compensar esta situación. En el caso del transporte marítimo y aéreo de personas se establece un régimen de bonificaciones que llegan a alcanzar el 75% de las tarifas de los trayectos directos entre Baleares y el resto del territorio nacional. También se actualizará el sistema de compensaciones al transporte aéreo y marítimo de mercancías, mediante consignaciones anuales en los Presupuestos Generales del Estado, que contará con el seguimiento de una comisión mixta Estado-Comunidad Autónoma.

Otro de los factores clave afectados por la insularidad es el energético. En este sentido, el Real Decreto-ley incluye una batería de medidas en dicha área con el objetivo de mejorar un servicio esencial para las empresas y los ciudadanos.

Impulso económico

A la puesta en marcha del REB se unirán en 2024 nuevas medidas para ayudar a las empresas. Marga Prohens quiere "dar un nuevo impulso a la economía" e incentivar "la libertad económica y la simplificación administrativa" con el objetivo de "poner la alfombra roja" a quien apueste por localizarse en el archipiélago. La presidenta balear se ha propuesto "eliminar los excesos regulatorios" que, en su opinión, responden en muchos casos "a un ego entre administraciones" y aplicar una política económica de alivio fiscal y aligeramiento de las trabas burocráticas, que lastran la inversión y con ello la creación de riqueza y empleo. Como ha manifestado ante el sector empresarial las administraciones no pueden ser un problema para aquellos que invierten y generan riqueza, oportunidades y bienestar a los ciudadanos de las Islas Baleares".

Prohens también tiene previsto poner en marcha una Unidad Aceleradora de Inversiones y aprobar una ley de Mercado Abierto para facilitar la apertura de nuevos negocios. Una regulación similar a la que Isabel Díaz Ayuso aprobó en el año 2022 para Madrid que eliminó barreras para trabajar en dicha comunidad y facilitó prestar servicios sin necesidad de una autorización adicional, reduciendo el tiempo de trámites para emprender. La presidenta balear ha asegurado que seguirá defendiendo durante su mandato, tanto ante el Gobierno central como ante las instituciones europeas, compensar los sobrecostes de la insularidad, así como la necesidad de devolver el protagonismo a las empresas.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso