Menú

Defensa cancela la subasta de carros de combate a 46.924€ la unidad por "reasignación del material"

La nueva publicación del BOE no da explicaciones sobre cuál será el destino final de las unidades que iban a ser subastadas al público.

La nueva publicación del BOE no da explicaciones sobre cuál será el destino final de las unidades que iban a ser subastadas al público.
Carro de combate M60 A3TTS del Tercio de la Armada. | Armada

Era una oportunidad histórica para coleccionistas de material militar con dinero sobrante en la cuenta del banco y un pequeño terrenito libre para colocarlo. Se trataba de la posibilidad de comprar uno de los veteranos carros de combate M-60 de fabricación estadounidense que estuvieron en servicio en la Infantería de Marina y que llegaron en la década de los noventa del siglo XX a las Fuerzas Armadas españolas.

El Ministerio de Defensa, a través de la de la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material del Arsenal de Cádiz, anunció su salida a subasta para todo aquel que pudiera estar interesado durante la pasada Semana Santa. Su precio era de 46.924,93 euros por unidad, aunque el anuncio no especificaba el número de unidades que estaban a la venta y que podían ser compradas por los interesados.

Sin embargo, este mismo lunes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado un anuncio en el que con fecha de 3 de abril –es decir, hace 12 días y pocos días después de que se anunciase la venta– se anula la formalización de la subasta pública y posterior adjudicación de estas unidades de M-60. La justificación que se hace de este cambio de opinión en la "reasignación del material", sin entrar en más detalle.

Algunas unidades de este carro de combate, en su variante más moderna, la M-60 A3TTS todavía siguen en servicio en la Infantería de Marina, exactamente, en el Tercer Batallón de Desembarco Mecanizado del Tercio de la Armada, con sede en San Fernando (Cádiz), y el pasado mes de octubre se sacó un nuevo concurso para su mantenimiento y compra de repuestos, por lo que es posible que se haya decidido guardarlos por si son necesarios.

Otra opción que se podría plantear es que puedan ser enviados a Ucrania como parte de la ayuda que el Gobierno está dando al Gobierno de Kiev para defenderse de la agresión rusa, aunque serían unidades muy viejas para el combate y peor preparadas que los carros de combate Leopardo 2A4 que el Ejecutivo español ya ha enviado a Ucrania y de los que se están reparando nuevas unidades de 2A4 para su envío.

Los carros de combate M-60 fueron entregados gratuitamente a España por Estados Unidos por los compromisos de reducción de armamento en Europa del Tratado FACE (Fuerzas Armadas Convencionales en Europa), que trató de poner freno a la carrera armamentística que el bloque de la OTAN y el bloque del Pacto de Varsovia estaban desarrollando en los últimos años de la Guerra Fría. Entre 1989 y 1992 se redujo de manera importante este arsenal.

Una parte de esos carros fueron al Ejército de Tierra, donde se utilizaron durante unos años como transición hasta la llegada de la familia Leopardo (2A4 y 2E). En 2011 fueron dados de baja y en junio de 2022 achatarrados. La otra parte de la entrega estadounidense fue enviada para su uso a la Infantería de Marina. Buena parte permanecían dado de baja y almacenados, mientras el resto está en servicio en la unidad indicada anteriormente.

Temas

En España

    0
    comentarios