Menú
La prensa de un vistazo

El PSOE está "de promoción": "Usted no será facha" durante cuatro días

El cachondeo por la reacción de los socialistas con el candidato de Otegi marca el final de la campaña,

El cachondeo por la reacción de los socialistas con el candidato de Otegi marca el final de la campaña,
Arnaldo Otegi y Pello Otxandiano, líderes de EH Bildu | Europa Press

El Mundo

"Criteria y el grupo emiratí Taqa ultiman una OPA conjunta sobre Naturgy por valor de más de 25.000 millones". "La operación se está desarrollando bajo la tutela del Gobierno y definirá el futuro de una empresa estratégica que en los últimos años se ha visto sometida a episodios de inestabilidad interna", dice el editorial. No hay ningún asunto ya en España en el que Sánchez no meta las narices. Está en todos lados, a ver si todavía hay alguien que se atreve a defender que esto no es una dictadura sanchista.

"Da la sensación de que cuanto más débil es el Gobierno -y el de Sánchez está virtualmente en funciones sin mayoría parlamentaria-, mayor es su agresividad intervencionista. Ni su entrada en Telefónica es imprescindible ni tampoco lo sería en Naturgy. La ley da instrumentos eficaces y, sobre todo, más baratos para vigilar las inversiones extranjeras en las cotizadas. También es exigible total transparencia a los principales negociadores, dado el interés para los accionistas y, mucho nos tememos, para los contribuyentes". Da la sensación de que Sánchez ha enloquecido completamente y ya ni disimula.

"Las víctimas llevan a Otegi ante el juez por el asesinato de ETA que archivó la Fiscalía". Leyre Iglesias dice que "para saber sobre Pello Otxandiano lo mejor es leer la prensa del PNV. El otro día contaban que hasta sus características gafas son un producto de marketing, porque antes de que Arnaldo Otegi lo presentara en sociedad como su joven sucesor no las llevaba. Es verdad que las gafas le proporcionan la imagen que la vieja Batasuna necesita para que incluso los hijos de los asesinados puedan votarle". Si le han quitado hasta el pendiente.

"Otxandiano ha estado cumpliendo su papel de forma bastante satisfactoria. Actúa como un robot bien programado. Lo fundamental es que no hable de ETA ni de sus presos: ellos son su principal problema interno, pero eso ya lo están arreglando sin focos ni explicaciones públicas con el Gobierno. Lo fundamental es que hable de transición energética, derecho a la vivienda y salarios bajos, como hizo en el debate del martes en ETB". Jorobando a Podemos.


"El plan de Pello Otxandiano iba bien hasta que, en una de sus contadísimas entrevistas, ante las preguntas de Aimar Bretos en Hora 25, evitó llamar terrorista a ETA, definiéndola como «grupo armado». Entonces las tres letras tabú rebotaron, sobre todo en los medios afines al PSOE, que ahora está realmente escandalizado". Menuda bronca le habrá caído al periodista de la SER por sacar los pies del tiesto y preguntarle lo que no debía. Lo mismo hasta la han echado, nunca hay que minusvalorar un ataque de rabia de Sánchez.

"El error del candidato robot -que no repitió en el debate televisado- es de orden estratégico porque lo desnuda. Detrás de las gafas, el tono sosegado y la estética errejonista está lo de siempre: un grupo de gente enferma de identitarismo que cree que la violencia política es legítima según las circunstancias". Así, hala, ya puede quitarse el disfraz y comportarse como un Txapote cualquiera.

David Jiménez Torres dice que hay tregua, que "el PSOE está de promoción". Hasta el próximo domingo se puede "denunciar la relación entre los de Otegi y el mundo etarra sin ser tachado de facha". "Por unos días, usted puede señalar la complicidad de la izquierda abertzale con los asesinos y extorsionadores sin que un portavoz socialista le diga que hay que pasar página, que no se puede seguir sacando el comodín de ETA. Sí, ha oído bien: ya puede hablar de los homenajes a pistoleros, de los crímenes sin resolver, de la inclusión de condenados por terrorismo en listas electorales, de los circunloquios que emplea Bildu para no condenar la violencia". Sin que salga un Patxi López a ponerle de vuelta y media, aprovechen que quedan pocos días.


Eso sí, a partir del domingo se acabó la fiesta. "Después del domingo, usted debe celebrar que un partido progresista y democrático gobierne Pamplona, debe decir que lo importante es que el Congreso apruebe medidas de izquierdas, debe repetir que Bildu tiene más sentido de la responsabilidad que el PP, que ha hecho más por España que los patriotas de pulsera. Es posible que el cambio le resulte abrupto; quizá hasta le incomode reivindicar a quienes hace solo unos días denunciaba. Pero usted debe centrarse en lo importante: peor sería seguir siendo facha". O se arriesga a que los Patxis López socialistas se le lancen a la yugular.

El País

Entrevista al candidato del PNV que es también el de Sánchez." Imanol Pradales (PNV): "Vivimos tanta tensión con ETA que la resaca ha bajado la pulsión soberanista". El candidato nacionalista afirma que si su partido gana las elecciones, el presidente Sánchez "no tendrá tentaciones de pactar con Bildu"". Pero qué cínicos son. Sánchez ya ha pactado con Bildu.

El País le toma la palabra a Jiménez Torres y hasta habla de los homenajes a etarras. "La Fiscalía, sobre un ‘ongi etorri’: "Su finalidad es mantener viva la idea de que los métodos violentos de ETA siguen siendo válidos". El ministerio público pide hasta dos años y nueve meses de prisión para 17 participantes y organizadores de un homenaje a un etarra que acababa de salir de la cárcel en marzo de 2022". Nos toman por gilipollas. Ahora resulta que Sánchez quiere hacernos creer que se va a poner serio con Otegi y sus etarras. Esto es de coña.

Y Pepa Bueno se pone muy digna. "EH Bildu sigue sin afrontar con claridad su pasado de complicidad política con la banda terrorista. La última muestra de esa deuda ética la dio el lunes en la SER su candidato a lehendakari en las elecciones del domingo, Pello Otxandiano, con su resistencia, llena de eufemismos, a reconocer que ETA fue un grupo terrorista y a condenar sin excusas una historia criminal que causó más de 850 muertos". Pepa se nos ha vuelto facha. "Tiene pendiente el reconocimiento expreso de que ETA nunca debió existir, que el terrorismo nunca tuvo justificación y que la izquierda abertzale la acompañó políticamente demasiado tiempo, aunque al final contribuyera a su desarme y disolución". "Pasar página no implica olvidar, y la memoria de las víctimas y el relato de lo que fue el terror no pueden quedar determinados por quienes más contrición tienen que hacer". Ay, Pepa, como te coja Patxi.


"El Gobierno y el PSOE, en especial los socialistas vascos, reaccionaron a las palabras de Pello Otxandiano con la firmeza necesaria, pese a la contradicción que les supone el apoyo parlamentario de Bildu al Ejecutivo de Pedro Sánchez". Tranquilos por ese lado, no hay ninguna contradicción en Sánchez que pueda ya sorprendernos. Y a sus votantes no les afecta.

David Gascón le recuerda que "el PSOE se escandaliza porque EH Bildu sea lo que siempre ha sido". "En los últimos tiempos, cargos del PSOE han dicho que Bildu es un partido progresista y democrático, que ha hecho más por España que los "patrioteros de pulsera", que contribuía a mejorar la vida de la gente. En ese periodo, Bildu ha participado en homenajes a etarras, presentó a 44 condenados por terrorismo en las elecciones del 28 de mayo (luego retiró a 7 que tenían delitos de sangre, pero el reclamo estaba hecho), no contribuye a la resolución de cientos de asesinatos y no condenó la profanación de la tumba del político socialista asesinado por ETA Fernando Buesa. El PSOE le ha dado la alcaldía de Pamplona a Bildu e introdujo a la formación en la Comisión de Secretos Oficiales. Gracias a Bildu, la ley de memoria democrática extiende brumosamente la atmósfera del franquismo hasta 1983. De vez en cuando se decía que a la formación de la izquierda abertzale le faltaba "recorrido ético": más vale no hablar de recorridos. Patxi López dijo: "Estoy harto de que se pasee el fantasma de ETA (...) para atacar a los socialistas". Del terrorismo no se debía hablar: había que pasar página y hablar de las cosas que afectan a la gente. La situación ha cambiado: la memoria también es un problema electoral". Y, como Jiménez Torres anticipa, "cuando se celebren las elecciones, Bildu regresará a la mayoría progresista". Y los que no lo aceptan volverán a ser fachas.

"El Congreso no citará a fiscales en su comisión tras rechazarlo Bolaños y el fiscal general del Estado. Los socialistas aceptaron, a petición de EH Bildu, que compareciera el responsable de Anticorrupción para dar una visión global de su trabajo, pero ahora votarán de nuevo para excluirle de la lista". ¿Y ese cambio? CARLOS E. CUÉREYES RINCÓN y JAVIER CASQUEIRO se han montado un rollo que no hay quien se crea. "Las reconvenciones expresadas por el ministro de Justicia, Félix Bolaños, y el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, han tenido eco", dicen. "Bolaños fue contundente este miércoles al desautorizar abiertamente al grupo parlamentario socialista, que, junto a sus socios, había aprobado 24 horas antes solicitar la comparecencia de varios fiscales —el jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, y dos fiscales europeos— en esa comisión". Vamos, que lo que aprobaron el martes lo desaprobaron el miércoles.

"La petición de comparecencias de fiscales no fue una iniciativa del PSOE, que no los incluyó en su listado inicial con 84 peticiones. Pero, tras una negociación con sus socios, los socialistas acordaron y firmaron una lista definitiva que sí los incluía. La reclamación de llamar a los fiscales y en concreto al fiscal anticorrupción venía incluida en la propuesta de EH Bildu, según fuentes parlamentarias, y el PSOE acabó aceptándolo". Y ayer cambió de opinión. Aquí hay gato encerrado. Se sabrá, todo se acaba sabiendo.

ABC

"Sánchez dispara el gasto militar para paliar el déficit de armamento". ¿Pero no iba por el mundo predicando la paz? Parece que lo de Irán le ha dado un buen susto.

El editorial habla sobre la citación de los fiscales. "La reacción de la opinión pública forzó ayer al ministro de Justicia, Félix Bolaños, y al fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, a cuestionar estas citaciones y a pedir expresamente al presidente de la Comisión que las retire. Pero esta petición de revocación, que tiene toda la lógica, ha sumido al PSOE en un auténtico embrollo. De hecho, sólo puede deberse a dos causas, a cual de peor diagnóstico. La primera tesis es que el Grupo Parlamentario Socialista, carente de una mínima alfabetización jurídica, haya aceptado el trágala de sus socios por mera sumisión y sin siquiera consultar la legislación que limita la citación del poder judicial, lo cual reflejaría el caos interno en que está sumido el PSOE en el Congreso; y la segunda, que en realidad se trate de todo un ejercicio de dramaturgia o teatralización, según el cual todo está convenientemente pactado con Junts, ERC o Bildu para después fingir un sentido irreal de responsabilidad de Estado". "El doble lenguaje del PSOE se ha convertido en una costumbre tan nociva como los cambios de opinión permanentes de Pedro Sánchez. Por eso resulta muy difícil creer a Bolaños". Creer a Bolaños es como creer a Sánchez. Un imposible.

Alberto García Reyes dice que, con lo que hemos visto y oído, "ahora quiere el PSOE ponerse digno porque la asesoría sanchista ha dado la orden de recordar el terrorismo tras el análisis de las encuestas. Venga ya. Sánchez sigue intentando soplar y sorber para no caerse del alambre". Para Agustín Pery, que el PSOE "muestre, ahora, su «desprecio» por Bildu, se sorprenda de su nula calidad democrática y lo haga mientras pacta con ellos del ayuntamiento al Congreso, cuando colabora activamente en el blanqueamiento de los verdugos y el arrinconamiento de sus víctimas sería digno de estudio psiquiátrico. Ocurre que no hay bipolaridad ni esquizofrenia en Ferraz ni en Moncloa, sino mero mercantilismo electoral". Lo del PSOE ya no tiene marcha atrás.

La Razón

"Los socialistas vascos lo tienen claro: Sánchez es un lastre en campaña. El PSE mide en sus estudios que la «injerencia» del presidente del Gobierno les penaliza por Bildu. Moncloa impone que esté en el mitin de cierre".


José Antonio Vera también está estupefacto. "La clave está en saber por qué ahora el PSOE arremete contra Bildu después de cinco años o más disculpando sus fechorías"." ETA había sido derrotada policial, judicial y económicamente, pese a lo cual Zapatero decidió acicalar a sus miembros, emprendiendo la tarea de blanquear al monstruo dándole todo tipo de credenciales democrático-progresistas. De modo que ahora son más democráticos que los «fascistas» del PP, pese a que fue el partido de Aznar quien sufrió la saña homicida de los jefes de Otegi". Eso al PSOE se la trae al pairo. Les dan igual hasta sus propios muertos, no hay más que escuchar a Patxi López, malvado como su jefe pero sin pulir.

"Ahora condenan a Bildu con la misma facilidad con que antes le elogiaban. Igual el próximo lunes le vuelven a encumbrar". Igual no, fijo. "Dependerá de lo necesarios que sean sus escaños para Sánchez, que debe pensar que sus votantes son idiotas. Diga lo que diga, cambie lo que cambie, le siguen apoyando elección tras elección". Pues es que puede que Sánchez tenga razón en eso. En pensar que sus votantes son idiotas.


Dice el editorial que "tratan los portavoces gubernamentales, con el ministro de Transportes, Óscar Puente, como figura destacada, de desvincularse de su alianza parlamentaria con Bildu, conscientes de que entre su electorado en el País Vasco no todos padecen de la pérdida de memoria y, sobre todo, de la brújula moral que afectan a La Moncloa". "Que los socialistas vascos quieran, a estas alturas, renegar de una relación tan beneficiosa para Ferraz presenta tintes de vodevil que, por supuesto, no servirán para recuperar un voto joven de izquierdas que, como en Galicia, han echado en manos del soberanismo neo marxista y populista, que es el disfraz político adoptado por quienes, no hace tanto, trataron de imponerse por el terror de masas a la democracia española".

También Julián Cabrera alucina. "Contemplar ahora a dirigentes socialistas pedir las sales anti sofoco frente a lo que representa la misma Bildu con la que llevan cinco años pactando y lo seguirán haciendo tras el domingo 21, sencillamente ya no cuela además de suponer todo un insulto a la inteligencia de una opinión pública a la que desde las terminales de Moncloa y Ferraz se arroga una supuesta amnesia borreguil que supuestamente permite decir una cosa y la contraria al día siguiente con total impunidad. No lo duden, a partir del lunes 22 cambio de registro: la Bildu de Otegui rebosará pedigrí democrático". Nadie lo duda. Pero Sánchez, que no es tonto, sabe perfectamente que eso no afecta a sus votantes. El odio que siente la izquierda española por la derecha puede más que los miles de asesinatos de ETA. No son tontos, simplemente están enfermos de odio. Pero que no se equivoquen, no son mayoría. Sólo la falta de escrúpulos del dictador socialista ha conseguido que siga en Moncloa. Ya saben, por siete votos...

En España

    0
    comentarios