Menú

Amenazan al juez Aguirre que investiga las conexiones rusas de Puigdemont y el caso Negreira con un paquete bomba falso

Libertad Digital ha tenido acceso al informe fotográfico de los mossos d’Esquadra que recoge las imágenes de la bomba simulada enviada al magistrado.

Libertad Digital ha tenido acceso al informe fotográfico de los mossos d’Esquadra que recoge las imágenes de la bomba simulada enviada al magistrado.
El juez Aguirre en el programa de la televisión alemana. | Imagen TV

El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, recibió el pasado jueves 11 de abril un paquete bomba falso en su propio Juzgado. El magistrado instruye en la actualidad dos de los casos más sensibles que afectan a Cataluña y al independentismo: las conexiones rusas del expresidente catalán fugado Carles Puigdemont en la denominada causa ‘Voloh’ y el pago de 7,6 millones de euros del Fútbol Club Barcelona al que fuera vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), José María Enríquez Negreira.

Libertad Digital ha tenido acceso al informe fotográfico de los mossos d’Esquadra que recoge las imágenes de la bomba simulada. Las fotografías muestran un paquete de cartón con dos sellos sin remitente y con la dirección del Juzgado escrita a mano con bolígrafo. En el interior de la caja había un paquete gris con una sustancia sin identificar envuelta en papel albal. Encima del paquete, se situaba un reloj digital y una placa base de un ordenador de la marca Asus.

Fuentes conocedoras del caso consultadas por LD apuntan que "el paquete bomba simulado pasó inexplicablemente el escáner de seguridad del Juzgado y llegó hasta el Letrado de la Administración de Justicia del magistrado que fue quién lo abrió y dio la voz de alarma. Los mossos iniciaron una investigación hace una semana, pero se desconoce si han practicado diligencias más allá del reportaje fotográfico y si ésta se ha judicializado".

"Tampoco se conoce si se ha ofrecido un refuerzo en la seguridad del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona o del propio juez Joaquín Aguirre, o si el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha prestado amparo al magistrado. Obviamente, el objetivo de enviarle el paquete bomba falso era amenazar al juez e intentar amedrentarlo mientras investiga las conexiones rusas de Puigdemont y el caso Negreira.", añaden.

Este diario se ha puesto en contacto con el propio Juzgado de Joaquín Aguirre para recabar su versión de los hechos, pero el magistrado ha remitido a este medio al gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para informar al respecto.

mossos-1.jpg
Imágenes del paquete bomba falso.
mossos-2.jpg
Imágenes del paquete bomba falso.
mossos-3.jpg
Imágenes del paquete bomba falso.
mossos-4.jpg
Imágenes del paquete bomba falso.

Joaquín Aguirre nació en Canarias en 1958. Tras acceder a la judicatura pasó por varios Juzgados de Barcelona antes de ser destinado a Calatayud. Posteriormente, vuelve a Barcelona en 1988 para hacerse cargo del Juzgado de Instrucción nª 1 de la Ciudad Condal, donde permanece desarrollando su labor en la actualidad.

Es uno de jueces más experimentados de los Juzgados de Instrucción de Barcelona. En los últimos años, ha investigado causas muy mediáticas relacionadas con el independentismo catalán. Entre ellas, el citado ‘caso Voloh’. Esta macrocausa se inició con la investigación de un supuesto fraude de subvenciones en la Diputación de Barcelona a una ONG, y acabó derivando en la financiación del expresidente catalán fugado Carles Puigdemont en Bruselas, a la injerencia rusa en el 1-O o la organización de los graves altercados en Barcelona tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo. El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona asumió además en julio del año pasado la investigación del caso Negreira tras la marcha de la magistrada de refuerzo Silvia López.

La causa ‘Voloh’ y el caso Negreira en la actualidad

El pasado mes de enero, el titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre señalaba en un auto que Rusia ofreció "soporte económico y militar" al entorno de Carles Puigdemont para apoyar la causa independentista en un intento de desestabilizar la "democracia y la Unión Europea". Según el auto, Puigdemont y su círculo próximo mantuvieron "estrechas relaciones personales" con miembros de los servicios secretos rusos y con políticos de la extrema derecha de Alemania e Italia.

Mientras tanto, en el marco del caso Negreira el magistrado espera el informe final de la Guardia Civil y la decisión de la Audiencia Provincial de Barcelona sobre la investigación de los hechos por cohecho o corrupción deportiva para fijar las citaciones.

Temas

En España

    0
    comentarios