Menú

El Gobierno destina 375 millones a la compra de 7 hidroaviones DHC-515 Firefighter para el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas

Dos de las unidades son sufragas íntegramente por la Comisión Europea. Según lleguen irán sustituyendo a los CL-215 más antiguos.

Dos de las unidades son sufragas íntegramente por la Comisión Europea. Según lleguen irán sustituyendo a los CL-215 más antiguos.
Hidroavión apagafuegos DHC-515 Firefighter | de Havilland Canada

La renovación de los míticos hidroaviones apagafuegos está en marcha. El Gobierno ha informado este viernes de la compra de siete modernos aparatos Canadair/Bombardier DHC-515 Firefighter para que vayan sustituyendo a algunas de las aeronaves de este tipo que se encuentran actualmente operativas y que, pese a las continuas modernizaciones que se les han ido haciendo, se encuentran ya al final de su vida operativa.

El anuncio ha sido realizado este viernes en un acto celebrado en el Ministerio para la Transición Ecológica, en el que no sólo ha estado la vicepresidenta y ministra titular del departamento, Teresa Ribera, sino también la ministra de Defensa, Margarita Robles. Esto se debe a que pese a que el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, una unidad del Ejército del Aire y el Espacio, es la encargada de operar y mantener las aeronaves, la titularidad de la mayoría de las mismas es de Transición Ecológica.

Estos siete aparatos, que empezarán a llegar de manera escalonada a partir del año 2027, son una moderna evolución de los exitosos apagafuegos Canadair/Bombardier CL-415 que, a su vez, son una evolución modernizada del superventas internacional Canadair CL-215, modelos estos dos últimos que conforman la gran mayoría de las unidades apagafuegos de los países de Europa y América del Norte.

El nuevo modelo de hidroavión se supone que mantiene la misma robustez, calidad y extraordinaria vida útil de sus antecesores, y mejora con aviónica de última generación, una modernización de la cabina con pantallas digitales multifunción, sistema de protección de datos head-up display (HUD), un sistema de GPS dual y de navegación 3D, así como un sistema de visión nocturna para las descargas de agua -los apagafuegos actuales no pueden descargar de noche-.

También presenta otras mejoras respecto a las aeronaves apagafuegos actuales, como puede ser que puede operar con una mayor peso. De hecho, sus cisternas internas para acumular agua alcanzan los 7.000 litros, mientras que los actuales se quedan en los 6.000 litros de agua. Asimismo, baja el tiempo utilizado para cargar al máximo los depósitos de agua de la aeronave hasta los 14 segundos, unos cuantos segundos menos que los actuales.

La inversión para la compra de estos nuevos hidroaviones DHC-515 Firefighter asciende hasta los 375 millones de euros, que saldrán de las arcas del Ministerio para la Transición Ecológica. Un dinero que, en verdad, sirve únicamente para la compra de cinco unidades, ya que dos de ellos son financiados íntegramente por la Comisión Europea para que en las ocasiones que se necesite se integren al programa de Protección Civil Europeo.

La compra está dentro de un pedido conjunto de la Unión Europea, en la que también participan Francia, Portugal, Grecia, Croacia e Italia, y que supone una compra total de 22 unidades por parte de estos países europeos (incluyendo las siete unidades para España).

En la actualidad, la flota española de apagafuegos del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas está formada por 14 aeronaves, de las que 11 son propiedad del Ministerio para la Transición Ecológica y 3 del Ministerio de Defensa, aunque se gestionan como una única flota. De ellos, 10 son veteranos CL-215 que empezaron a entrar en servicio en los años 80 del siglo XX y cuatro son CL-415, que entraron ya en servicio en este siglo).

Temas

En España

    0
    comentarios