Menú

Sánchez promete al separatismo un segundo intento de impulsar en la UE sus lenguas en puertas de las vascas y catalanas

El compromiso de PSOE es seguir fomentando el multilingüismo en el seno de la UE, "en particular las lenguas cooficiales de España".

El compromiso de PSOE es seguir fomentando el multilingüismo en el seno de la UE, "en particular las lenguas cooficiales de España".
Pedro Sánchez. | Eruopa Press

Ya lo hizo una primera vez: prometió a sus aliados separatistas el impulso de lenguas autonómicas en la UE como parte del precio por su investidura como presidente del Gobierno. Y ahora, Sánchez vuelve a hacerlo. Pese a que la UE ya le ha contestado que no es posible y pese a que sus socios separatistas están ya en la fase de reclamar el referéndum separatista.

El nuevo y viejo compromiso cuenta con los siguientes puntos y ha sido ya comunicado a los Grupos Parlamentarios de sus socios separatistas: "Continuar impulsando las negociaciones y procesos administrativos necesarios para la adopción del catalán, el euskera y el gallego como lenguas oficiales en la Unión Europea". Una vez más, nada dice del valenciano, pese a estar recogido en el Estatuto de Autonomía de esta comunidad.

También se ha comprometido a "recabar el apoyo de las familias políticas europeas para que apoyen dicha iniciativa en la Mesa de la Eurocámara desbloqueando así la celebración del acuerdo administrativo que oficialice el uso del catalán, el euskera y el gallego en el Parlamento
Europeo". Por último, el PSOE ha asumido el compromiso de "seguir fomentando el multilingüismo en el seno de la Unión Europea, en particular en lo que respecta a las lenguas cooficiales de España".

Y, todo ello, tras el ridículo de la última intentona. Y en plena fase electoral de las vascas, catalanas y hasta europeas.

El argumentario es igualmente el de siempre y dirigido a unos separatistas que ya están en otra historia: en la ruptura de la unidad nacional y de la Constitución por medio de referéndum separatistas. "La Unión Europea, fiel a su lema «unida en la diversidad» constituye uno de los mayores crisoles de multiculturalismo del mundo. Desde su fundación, y con cada una de sus ampliaciones, la lista de lenguas oficiales dentro de la misma ha crecido hasta alcanzar las actuales 24 lenguas oficiales", señala. "Sin embargo, esta política de expansión lingüística no sólo responde a una necesidad de uso de la lengua, sino al reconocimiento de esta como la más elemental forma de expresión cultural de los pueblos y sociedades", añade.

Para el PSOE, es la Constitución la que respalda ese deseo separatista: "Desde una perspectiva nacional, la Constitución Española declara solemnemente en su preámbulo que es su voluntad «Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones». Igualmente establece en su artículo tercero la cooficialidad de las demás lenguas españolas que así se declaren en los respectivos estatutos de autonomía, así como que las distintas modalidades lingüísticas, que son fuente de riqueza, «serán objeto de especial respeto y protección»".

Y señala, siguiendo con esa particular interpretación, que "estas previsiones constitucionales, junto a la más que consolidada tradición jurídica del resto del bloque de constitucionalidad y la legislación ordinaria en la materia, dotan a las tres lenguas cooficiales del Estado de un estatus de singularidad y protección legal y política dentro del curso jurídico español". El PSOE reconoce que esta iniciativa ha chocado ya con la UE "hasta en tres ocasiones, en 2004, en 2022 y más recientemente en 2024", cuando "el Gobierno de España ha solicitado al Parlamento Europeo y al Consejo que el catalán, el euskera y el gallego se conviertan en lenguas oficiales de la Unión.

La última de ellas el pasado 1 de marzo cuando el Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación se dirigió por carta a la Presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, para solicitar de nuevo la celebración de un acuerdo administrativo que formalice el uso de las lenguas cooficiales en la Eurocámara, un procedimiento que sólo requiere el acuerdo de la Mesa de la primera institución comunitaria". Pero vuelve a la carga para intentar dar aún más a sus socios separatistas.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro