Menú
La prensa de un vistazo

"Por unos segundos la justicia fue a alojarse en la voz lacónica" del reo Koldo

Resaca de vascas mientras pasamos a las catalanas y nos olvidamos de Begoña Gómez y el hermanísimo de Sánchez.

Resaca de vascas mientras pasamos a las catalanas y nos olvidamos de Begoña Gómez y el hermanísimo de Sánchez.
Koldo | LD/ AGENCIAS

El Mundo

"El PP cambia el guion y pasa al ataque en Cataluña: "Les tenemos ganas"". "Tras las críticas de los barones a la falta de pegada en la campaña vasca, Génova promete un «combate sin cuartel» contra el nacionalismo, como Alejandro Fernández".

El editorial también echa la bronca al PP, que al parecer lo hace mal haga lo que haga. "La falta de ambición con la que el PP ha digerido sus resultados en las elecciones vascas es una mala señal respecto a la determinación que debería guiar al partido de Alberto Núñez Feijóo en el duro ciclo electoral que tiene su próxima estación en los comicios catalanes (12 de mayo) y la final, en los europeos (9 de junio)". El PP no tiene nada que hacer ni en el País Vasco ni en Cataluña. Esos dos territorios están perdidos, sólo falta que periodistas y políticos lo admitan de una vez. El PSOE lo ha visto y por eso se ha vuelto como ellos, adaptarse al medio.

"Tras una campaña en la que los populares se han mostrado dubitativos en la batalla contra el nacionalismo en su conjunto para centrarse en erosionar al PNV por el flanco de la gestión, el partido debería tomar conciencia de que sólo saldrá fortalecido si se le identifica como alternativa moral, política y cultural al nacionalismo, sobre todo allí donde lleva décadas moldeando a la sociedad y fomentando la exclusión de todo lo español". "La pervivencia del escaño de Vox es un síntoma de que el PP no ha aprendido de los errores que llevaron a la fragmentación de su base electoral". Vox sólo hace campaña contra los inmigrantes. Parece que en el País Vasco hay unos cuantos xenófobos.

"Los populares no pueden relegar la función social esencial que tienen tanto en el País Vasco como en Cataluña: la defensa de España como proyecto solidario de vida en común. La construcción de un sentimiento compartido de pertenencia". Pierden el tiempo. Votar al PP en el País Vasco. Supongo que nadie se atravería decirlo en alto en la barra de un bar.

Emilia Landaluce lo entiende mejor. "No solo es que la sociedad vasca esté desviada moralmente (el 32,4% ha votado por quien no ha condenado el terrorismo, por quien no ha condenado a quienes asesinaron), sino que es algo que se extiende a la mayoría de España. Gran parte de los votantes de la izquierda prefiere que el PSOE pacte con Bildu, Puigdemont o Junqueras que con el PP". Y esa es una verdad como un templo.


"La derecha debería tomar buena nota de lo que ha pasado. (No lo hará porque nunca lo hace). Sería importante rearmarse argumentalmente para lo que se viene en lo que queda de legislatura. Cuanto más desesperado esté Sánchez (ya sea por Koldo o lo que sea), más crecerá su dependencia de los nacionalistas. Y los del PP deberán pensar en otra estrategia para que los votantes de la derecha dejen de verles como el bien menor y porque exista una izquierda que no les vea como mal absoluto. Es difícil que eso pase". La izquierda está enferma, con ellos no se puede contar. Y los vascos para encerrar. Votan a los asesinos y aíslan a las víctimas.

Bustos narra el inolvidable momento en que un granuja puso en su sitio a un proasesinos.

"De todas las señorías que podrían haber preguntado a Koldo por la tranquilidad de su conciencia fue a preguntarle un senador de Bildu. Y en ese preciso instante el sentido moral del asesor de Ábalos, que seguramente lleva décadas dormido, despertó.

-Usted ha dicho que tiene la conciencia tranquila. ¿Podría decirnos entonces quién puede no tenerla? -le espetó un tal Josu Estarrona, incapaz de anticipar la única respuesta posible a su fatuidad.

-Igual ustedes, ¿no? Los primeros -centelleó el reo.

No hubo más preguntas y en el aire quedó flotando el eco incómodo del sonido que hace la superioridad moral al romperse en pedazos. Se acababa de producir un giro de guion que nadie esperaba: el aguacilado alguacilando al alguacil. Y no por delitos contra la hacienda sino contra la vida misma. Por unos segundos la justicia fue a alojarse en la voz lacónica del personaje más merecidamente ridiculizado de la vida pública española en los últimos meses"..

El País

"El PSC parte con clara ventaja en Cataluña con Junts al alza y la caída de ERC". "Salvador Illa ganaría claramente las elecciones catalanas según el sondeo de 40 dB. pero no tiene garantizado formar gobierno | Los independentistas pueden perder la mayoría que han ostentado hasta ahora en el Parlament y necesitarían a la extrema derecha de Aliança Catalana para sumar". Cambiamos de elecciones.

"El resultado de las vascas inyecta optimismo al PSOE en la antesala de las catalanas y europeas". Habrá que recordarles que han ganado el PNV y Bildu y si gobierna es porque ellos le dejan. Y que no se descuide Sánchez el PNV puede pactar cualquier día con Bildu y romper el pacto con el PSE. "Estamos fuertes y en Cataluña nos va a ir mucho mejor que en Euskadi", pronostica un ministro del ala socialista del Gobierno". Es muy simple. No es posible distinguir a un socialista de un bilduetarra. Ahí está el truco.

"Génova ignora la presión del sector duro del PP y minimiza el impacto de vascas y catalanas". "Frente a las voces que lamentan no "haber insistido más en el discurso ético" contra Bildu, Feijóo confía en ganar las europeas y apuntalar su relato de cambio de ciclo". El País Vasco y Cataluña es perder el tiempo. "Este lunes el PP ya no estaba para muñeiras", dice Elsa García de Blas. Hay que vivir fuera de la realidad para creer que el PP tiene algo que ganar en Cataluña y el País Vasco.

Pepa Bueno dice que "pese a ganar un escaño en el Parlamento de Vitoria, los populares siguen siendo irrelevantes en Euskadi y no logran fagocitar a la ultraderecha. La resistencia de Vox y la retórica apocalíptica de los dirigentes nacionales del PP le priva del apoyo del nacionalismo conservador". "Quizá los votos para aspirar a La Moncloa puedan salir de otras comunidades autónomas, pero es imposible tener un proyecto para una España cohesionada ignorando o descalificando al 70% de los vascos y a la mitad de los catalanes". Claro, pero parte de ese 70% de los vascos puede ignorar, insultar, incluso matar a los del PP, lo mismo que los independentistas catalanes. Es más fácil unirse a ellos, como ha hecho el PSOE.

"El PSOE rompió en Euskadi su tendencia electoral a la baja con un Pedro Sánchez que ha entendido la nueva realidad española mejor que su principal rival. Eso le permite gobernar apoyado en pactos múltiples, a veces contradictorios y sometidos a toda clase de tensiones". No me hagas reír, Pepa, Sánchez se ha vendido por 7 votos. Hace barbaridades para permanecer en Moncloa. Si Feijóo hubiera actuado como Sánchez, hoy sería presidente del Gobierno, pero tiene escrúpulos.

ABC

"Bildu ya domina las urnas en dos de cada tres municipios vascos". Para tirar cohetes. "Ante una circunstancia semejante, el constitucionalismo puede permitirse cualquier actitud salvo abandonarse a la melancolía. Imanol Pradales será lendakari gracias a los votos del Partido Socialista de Euskadi, pero todo apunta a que la hoja de ruta política –y cultural– estará diseñada por Bildu", dice el editorial. "A Sánchez le hemos visto conceder prebendas que se comprometió a no consentir, y existen suficientes precedentes como para concluir que cualquier límite podrá ser transgredido por el PSOE siempre y cuando la ruptura de esa línea roja pueda servir para mantener el Gobierno de coalición". Sánchez hará lo que le pidan.

"La trayectoria de Sánchez y el valor de su palabra no invitan al optimismo, ya que en demasiadas ocasiones hemos visto cómo su interés personal sirve como único criterio rector de sus políticas. Este narcisismo, en contacto con un Parlamento vasco escorado hacia el nacionalismo, podría acabar siendo letal para la actual estructura del Estado y la igualdad entre españoles". Ya lo sabíamos cuando votamos el 23J.

Para Isabel San Sebastián "ETA ha sido la gran vencedora de las elecciones celebradas el domingo y, junto a ella, Pedro Sánchez, su blanqueador, traidor a España y a la Constitución, derrotadas en ese lance. El País Vasco ha escogido separatismo frente a unidad, izquierda antes que derecha (Bildu, PSOE y Sumar obtienen cuarenta escaños, cuatro más que PNV, PP y Vox) y amnesia colectiva. Ha escogido premiar el terror y castigar la dignidad. Las consecuencias de esta vileza vamos a pagarlas todos". Nada de esto hubiera sido posible sin el PSOE, eso es lo más doloroso.

La Razón

"Koldo salva al PSOE al acogerse a su derecho a no declarar en el Senado". Marhuenda dice que es un chulo. "No me extraña que hiciera carrera como portero de discoteca, porque es un chulo de manual cuya presencia debía aterrar a los jóvenes que hacían cola". Por eso le contrató Sánchez, necesitaba a alguien de su calaña. "Koldo confundió la Cámara Alta con un bar de los barrios bajos de una ciudad portuaria. No respondió a ninguna pregunta. Solo le faltó decir «soy Koldo y el mundo me hizo así», para pedir luego un whisky o un gin-tonic a uno de los ujieres". Menos cuando respondió al de Bildu, que dieron ganas de aplaudirle.

En España

    0
    comentarios