Menú

Robles dice que el espionaje con Pegasus fue "un ataque a la intimidad" del Gobierno y que no se robaron datos secretos

El PP pide a la ministra que no tome el pelo a los españoles: "Hay información con la que se les puede chantajear a ustedes".

El PP pide a la ministra que no tome el pelo a los españoles: "Hay información con la que se les puede chantajear a ustedes".

El Congreso de los Diputados ha sido este lunes por la mañana el escenario de la celebración de una nueva reunión de la comisión mixta de Seguridad Nacional. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha acudido con el cometido de facilitar la mayor información posible sobre el espionaje con el software Pegasus al presidente del Gobierno y varios ministros, teniendo en cuenta que la causa está judicializada en la Audiencia Nacional.

Su línea ha sido defender en todo momento que la información que los análisis realizados por los expertos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), exactamente, del Centro Criptológico Nacional (CCN), sobre los datos robados de los terminales móviles no suponen ningún tipo de amenaza para la seguridad nacional de España y que únicamente afectan a la intimidad de Pedro Sánchez, Fernando Grande Marlaska, Luis Planas y la propia ministra de Defensa.

"Desde el primer momento en que hubo constancia por el CCN de la infección de teléfonos, el Gobierno inmediatamente presentó denuncia el 2 de mayo de 2022 en la Audiencia Nacional, ampliada el día 10 del mismo mes. Desde esa fecha no se ha tenido conocimiento de que haya ninguna quiebra de la seguridad nacional fruto de esas infecciones", ha dicho Robles durante su intervención en la Cámara Baja.

"Esta ministra no ha tenido conocimiento alguno de que haya existido algún compromiso de la Seguridad Nacional derivada de las infecciones citadas. No existe ninguna información contrastada, dato técnico relevante o hecho acreditado que vincule las infecciones referidas con una supuesta quiebra de la seguridad nacional entendida según la definición prevista en su ley reguladora", ha insistido la ministra.

E, incluso, ha perseverado por tercera vez en el hecho de que no se robó material sensible con el ataque perpetrado con Pegasus: "la información analizada por el Centro Criptológico Nacional relacionada con las infecciones de móviles no ha encontrado evidencias de exfiltración de información secreta o reservada. Somos los primeros interesados en averiguar quién está detrás de estas infecciones".

Margarita Robles ha intentado circunscribir el robo de información a un hecho relacionado con la intimidad del presidente del Gobierno y los ministros. "El ataque ha afectado la intimidad y los datos personales de los que éramos titulares de aquellos móviles. Ese atentado a nuestra intimidad y privacidad es lo que ha hecho que fuéramos al juzgado", ha mantenido durante su intervención en el Congreso de los Diputados.

"Se está estudiando de si las infecciones de Francia –el número de ataques con Pegasus a políticos, periodistas y activistas prosaharauis en el país vecino es muy alto– coinciden con la autoría del espionaje a España. Existen grupos y organizaciones que aprovechando la tecnología intentan socavar nuestras instituciones democráticas. La seguridad total no existe", ha concluido.

Las palabras de la ministra han causado mucho asombro en el principal partido de la oposición. El popular Rafael Hernando ha recordado que el software de espionaje Pegasus solo se vende por parte de la empresa propietaria a Estados, no a empresas o particulares y que, por lo tanto, "no estamos hablando del espionaje de grupos ni de personas descontroladas. Estamos hablando de estados".

"Tardaron un año desde el hackeo en denunciarlo en los juzgados. Dicen que el hackeo a los móviles solo afecta a su intimidad. Del teléfono de Sánchez salieron 3 gigas. No nos tomen el pelo. Hay información que puede comprometer la seguridad del Estado. Información con la que se les puede chantajear a ustedes. Hay gente que dice que de esto viene el giro en la política sobre el Sáhara Occidental", ha mantenido el dirigente del PP.

"Primero intentaron culpar al anterior Gobierno –el de Mariano Rajoy–. Cuando se descubrió que había empezado en el año 19 cambiaron de argumentación y dijeron que había sido autorizado por los juzgados. Luego utilizaron de cabeza de turco a la entonces directora del CNI, Paz Esteban. La colaboración del Gobierno español con la justicia ha sido nula. No ha hecho absolutamente nada. Estamos muy preocupados por su ocultismo, por hacer dejar ver que no hay nada que preocuparse", ha mantenido Hernando.

"No sólo es preocupante el quién. El Parlamento Europeo ha apuntado directamente a Marruecos. Ya sé que para ustedes Marruecos no existe como riesgo de ningún tipo. Pero es que el qué también es muy importante. Usted no es una particular, usted es la ministra de Defensa de una de las potencias económicas más importantes de la UE, ministra de Defensa de un país de la UE y la OTAN y su teléfono ha sido intervenido. Lo que tiene que decirnos es no solo que no había material clasificado sino dejarnos la tranquilidad de que eran conscientes y han actuado", ha continuado.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro