Menú

"¡Alcémonos todos contra Argentina, vayamos a la guerra por la honra de Gómez y el amor de Sánchez!"

Lo de Sánchez empieza ya a ser de examen psiquiátrico y al final va a salir de Moncloa con una camisa de fuerza.

Lo de Sánchez empieza ya a ser de examen psiquiátrico y al final va a salir de Moncloa con una camisa de fuerza.
Pedro Sánchez y Begoña Gómez en el acto de cierre de la campaña de las elecciones del 23 de julio de 2023 | Europa Press

El Mundo

"El Gobierno retira a la embajadora en Argentina por primera vez en la historia y no descarta vetar la entrada de Milei en España en junio". ¿Lo siguiente qué será? ¿Bombardear la Casa Rosada? Porque de este tarado te puedes esperar cualquier cosa. Begoña, hija, dale alguna medicación a tu enamorado.

"Javier Milei, presidente de Argentina, da un paso más. No rectifica, se mantiene en lo dicho sobre la mujer del presidente del Gobierno y sobre el ejecutivo español y lanza nuevos ataques. Y el Gobierno también da un paso más. El conflicto escala. España retira a la embajadora española de Buenos Aires, un hecho sin precedentes, en una de las mayores crisis diplomáticas en décadas", dice Raúl Piña, enseñando que cojea del pie sanchista. No, Raúl. España no ha retirado a la embajadora, ha sido Sánchez por un problema personal de su mujer.

"Sánchez está exhibiendo ostentosamente su bleeding heart, (corazón sangrante) aunque la sangre solo llegará hasta el río de las europeas. Hoy hablará sobre el tema, aunque su explicación no aclarará nada, como la cháchara de Katharine Hepburn en La fiera de mi niña. Si le sale bien la maniobra, no será un problema de Sánchez, sino de la España que ¡todavía! le vota", dice Santiago González estupefacto en que haya todavía lunáticos que voten a Sánchez.

"Las inaceptables invectivas proferidas por Javier Milei exigen una rectificación por su parte. Sin embargo, la retirada de la embajadora española en Buenos Aires constituye una decisión desproporcionada e irresponsable que Exteriores no ha adoptado ni siquiera con un país como Rusia, que se halla en guerra con Europa y sobre el que hay sospechas fundadas de haber cometido atentados en nuestro territorio. El hecho de que la Embajada en un país en el que residen medio millón de españoles se vea sometida al cálculo del Ejecutivo tiene efectos lesivos para ellos y para las 117 empresas españolas que operan en Argentina", dice el editorial.

Federico Jiménez Losantos recuerda a Manso las cosas que Sánchez le ha hecho a Milei, por si la rectificación tuviera que partir primero de nuestro caudillo. "Hay frases que definen a una persona, una política y hasta una época: "Defender las instituciones españolas de insultos y difamaciones que puedan hacer mandatarios extranjeros no entiende de peros, porque más allá de lo ideológico está la educación y el patriotismo", dijo Sánchez, tras llamar drogadicto, nazi y dictador al presidente de la República Argentina.Inmediatamente después, su perrito Óscar llamó loca a la presidenta de Madrid -esta vez no le dijo corrupta, como Sánchez- y borracho a su Jefe de Gabinete, amén de no retirar lo de drogota a Milei, que encima es abstemio y casi vegetariano".

"El problema de Sánchez sería sólo psiquiátrico si no fuera político. Saliendo del caso Milei hace falta valor, y chapotear en el fango de la esquizofrenia, para que censure difamaciones y reclame respeto "más allá de lo ideológico" el mismo que, con su perro Óscar y la rehala gubernamental, lleva años injuriando a Ayuso, a su difunto padre, a su madre, a su hermano y a su novio cuando no lo era, usando delictivamente a la Fiscalía y a Hacienda para divulgar datos de la Agencia Tributaria". Y este delincuente loco pretende ponerse digno por su amada Begoña.

"Lo que echo en falta en la sustitución de la soberanía nacional por la Begoranía dinástica es declarar a Begoña institución, faltaría más, pero "sin ánimo de lucro". Si eso no queda claro, van los argentinos y los confunden con los Kirchner".

"David Mejía dice que Javier Milei es un populista y un histrión. Pero también es el presidente de Argentina y corresponde a los argentinos fiscalizarlo, como corresponde a los españoles asegurarse de que su Gobierno antepone el interés general a intereses personales o partidistas". Parece que a los argentinos se les da mejor la fiscalización que a los españoles." Elevar un choque personal a un conflicto entre Estados establece un precedente delicado". "La misma debilidad que le lleva a sobreactuar le puede llevar a dejarse extorsionar. En el último mes hemos aprendido que Begoña Gómez es la debilidad del todorresiliente Pedro Sánchez. Esto es emotivo, pero también peligroso: si convierte los ataques a Begoña en un asunto de Estado, Begoña se convierte en una debilidad del Estado". Y como no hay dios que se atreva a hacer entrar en razón a este chalado así nos va. Es Sánchez quien ha roto con Milei por su mujer, no España con Argentina.

El País

"España retira a su embajadora en Argentina por los insultos de Milei". No perdón, siervos sanchistas, España no ha retirado nada. Sánchez ha creado una crisis diplomática por una cuestión personal. Sánchez no es España ni Begoña tampoco. Es más, Sánchez ni siquiera ganó las elecciones, gobierna porque compró siete votos de un prófugo, mientras que Milei ha sido elegido por la inmensa mayoría de los argentinos.

"La crisis diplomática con España ayuda a Milei a tapar sus frentes internos", dice el pseudomedio sanchista. ¿No será al revés? "El Congreso deja solo al PSOE y tumba su propuesta contra el proxenetismo". "El PP une sus votos a Sumar y a los aliados de Sánchez para provocar la primera derrota socialista en una iniciativa legislativa". ¿Quién tiene problemas internos?

ABC

"Sánchez valora más represalias contra Milei y complica nuevas inversiones". ¿Por qué no le reta a un duelo? Que se líen a puñetazos y se acabó, al fin y al cabo es un problema personal de un hombre enamorado defendiendo el honor de su Dulcinea. "Movido por una estrategia electoralista, Pedro Sánchez ha decidido prolongar su conflicto con Javier Milei más allá de cualquier límite. No cabe duda de que las palabras del presidente argentino, en las que tildó de corrupta a Begoña Gómez, estuvieron fuera de lugar y que resultan inadmisibles en un jefe de Estado", dice el editorial. Pues lo mismo que hace Sánchez con Ayuso, con Feijóo, con la mujer de Feijóo, con la hermana de Feijóo. Milei no es un ejemplo de diplomacia, pero Sánchez es un matón y un macarra que lleva cinco años insultando a cualquiera que le lleve la contraria. Milei no se ha librado.

"La sobrerreacción de Pedro Sánchez y de sus ministros es tan descaradamente inverosímil que la clave electoral es la interpretación más benevolente que puede hacerse. Pese a todo, Sánchez ha inaugurado un nuevo límite de irresponsabilidad política al convertir una cuestión estrictamente personal en un asunto de Estado, retirando de forma definitiva a la embajadora española en Buenos Aires". Si es así, el numerito del caudillo terminará el 9 de junio.

"Pedro Sánchez ha decidido convertir por su cuenta y riesgo un asunto privado de índole puramente personal en una cuestión de Estado. Confundir la vida particular a con los intereses de la nación es un dislate inasumible para un gobernante democrático". Mi Begoña es sagrada. Lo mismo le declara la guerra a Argentina, este tirano loco es capaz de cualquier cosa.

"Recordemos que no hace demasiados días el secretario general del PSOE llegó a identificarse personalmente con la democracia misma, pero hasta la fecha no había dado muestras de una desmesura suficiente como para convertir la legítima honorabilidad de su esposa, Begoña Gómez, en una cuestión nacional". Sánchez es un dictador y hoy lo está demostrando en el Congreso. Da miedo.

Teodoro León Gross señala que "este Gobierno ha dejado correr provocaciones de otros capitostes latinoamericanos contra el Jefe del Estado, pero monta un carajal diplomático por un quítame allá esas palabras sobre mi mujer. Hombre, hombre… Por supuesto, no se trata de un calentón tabernario sino de un cálculo frío del tipo sin escrúpulos que suspendió la Presidencia del Gobierno durante cinco días para blanquear su figura con un plebiscito emocional". Qué tío. Un psicópata de cuidado. "Sánchez es capaz de todo". De todo.

La Razón

"Moncloa valora impedir la visita de Milei en junio". ¿Y por qué no echar al mar a todos los argentinos que viven en España? ¿O invadir la Patagonia? "La retirada de nuestra embajadora en Buenos Aires es un despropósito que resulta muy difícil desvincular de la campaña a las elecciones europeas, que, por las trazas, el Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende convertir en una especie de plebiscito personal, en la estela de la estrategia que ya siguió La Moncloa para los comicios catalanes", dice el editorial. Pues se le está yendo de las manos.

Dice Jorge Vilches que "Sánchez basa su política de atracción electoral en cavar trincheras y levantar muros. Ahora considera que su éxito frente al PP en las europeas depende de la captación del votante de extrema izquierda, del que tradicionalmente se decide por Sumar o Podemos, o incluso del que se abstiene porque ninguno de estos es suficientemente izquierdista, y que odia a Milei. El problema es que el modelo estratégico de Sánchez para resolver sus carencias internas sitúa a España entre los países con un líder cada vez más parecido a los autoritarios". No entiendo por qué hay que andarse por las ramas. Sánchez es un dictador y España ya no es una democracia. Y vamos a peor. Recientemente, un pseudoperiodista al servicio de Sánchez recordaba que la actual sede de la comunidad de Madrid fue la Dirección General de Seguridad durante la dictadura, en cuyos calabozos se encerraba a los discrepantes. Tal vez ese recordatorio tenía mensaje.

Para Pedro Narváez "estamos en plena crisis con Argentina por mor del verbo y las malas lenguas de Milei, y los golpes de pecho de Sánchez, que son como el salto de la reja en Almonte, o sea, pujar por la pureza de la Blanca Paloma". "Lo peor de todo es que ninguno de los jerifaltes en disputa, el mesetario y el porteño, conocen hasta qué punto llegará el otro. Menosprecian al contrincante. Cabeza de león o cola de ratón. No saben dónde se han metido. Parecen poco ocho gin tonics". Pues sí, porque Sánchez está acostumbrado a acojonar aquí a todo el que le lleve la contraria, pero no parece que Milei esté dispuesto a dejarse apabullar por el pendenciero macarra de Tetuán.

Vozpopuli

Miquel Giménez se lo toma a risa, y no es para menos. "Españoles todos, sabed que en este instante crucial para la patria nuestro amado líder Pedro Sánchez y su amada esposa Begoña Gómez son vanguardia y estandarte de nuestro honor nacional". "¿Hemos de tolerar que se veje a Gómez? ¿Ha de permitirse que se critique a Sánchez? ¿Acaso no hemos de levantarnos en un huracán de justa y sana ira en defensa de Sánchez y Gómez? Yo os digo que sí, y mil veces sí, españoles, Argentina es culpable de la mayor ofensa que han visto los siglos y debe pagar por tamaña osadía".


"Corred a enrolaros en esa milicia de gente buena y justiciera que quiere aplicar la punición más enérgica ante el agravio a Gómez y a Sánchez, cuando no a Sánchez y a Gómez, porque decir Gómez es decir España y decir España es decir Sánchez. Bautizada con el glorioso nombre de División, Suma, Resta y Multiplicación Blue, acudiremos al enfrentamiento con quienes creyeron que el espíritu de nuestra raza estaba fatalmente dormido para siempre, cuando tan solo estaba de día de asuntos propios. Organizadas en columnas – la Echenique, la Pisarello, la Sor Lucía Caram y la Mixta Boye-cantautores – nuestra Armada partirá hacia el Río de la Plata y allí, previa conquista del país, pondrá orden deponiendo a Milei y su gobierno, instalando un virreinato al frente del cual estará o Gómez o Sánchez, según vayan viendo. ¡Alcémonos todos contra Argentina, vayamos a la guerra por la honra de Gómez y el amor de Sánchez o viceversa!". Giménez, no des ideas, que Sánchez está mu loco.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso