Menú

El show peronista de exaltación a Begoña Gómez en el mitin del PSOE en Benalmádena

Sánchez quiere dar un nuevo golpe de efecto, quizás fruto de la desesperación, y decide utilizar a su mujer imputada como gancho electoral.

Pedro Sánchez y Begoña Gómez, en primera fila
1 / 9

Pedro Sánchez y Begoña Gómez, en primera fila

En primera fila, el marido de la "presidenta del Gobierno" —Patxi López dixit—, sonríe plácidamente en un momento del mitin electoral en Benalmádena.

Primera fila del mitin de Benalmádena
2 / 9

Primera fila del mitin de Benalmádena

Pedro Sánchez saluda, Begoña Gómez aplaude y María Jesús Montero enloquece en un momento del mitin en Benalmádena donde el presidente del Gobierno ha paseado a su mujer como símbolo de su cruzada contra la derecha y la ultraderecha mediática, política y judicial.

Sánchez y María Jesús Montero, desternillados durante el mitin
3 / 9

Sánchez y María Jesús Montero, desternillados durante el mitin

Nada parece afectar a Pedro Sánchez, ni siquiera la imputación de su mujer. Si en primera instancia eso provocó un retiro de 5 días, para meditar si merecía la pena seguir siendo presidente del Gobierno, ahora intenta aparentar que no le importa. Exhibe a la imputada Begoña Gómez y se parte de la risa durante el mitin en Benalmádena. Para algo es el "puto amo", como lo describe Óscar Puente. O simplemente es la estrategia de Isabel Pantoja y Julián Muñoz por las calles de Marbella: “Dientes, dientes".

Teresa Ribera, Begoña Gómez y María Jesús Montero
4 / 9

Teresa Ribera, Begoña Gómez y María Jesús Montero

Teresa Ribera, cabeza de la lista al Parlamento Europeo, abrazada a Begoña Gómez, que hace lo propio con María Jesús Montero, que cierra los ojos ensimismada en su felicidad, y coge la otra mano de la mujer del presidente. Ya lo dijo Pedro Sánchez: los socialistas son una familia, y él y Begoña han notado el apoyo sin fisuras de esta familia frente al ataque de la derecha y la ultraderecha.

Pedro Sánchez recibe los abrazos del público asistente al mitin
5 / 9

Pedro Sánchez recibe los abrazos del público asistente al mitin

El marido de Begoña Gómez, Pedro Sánchez, se da un baño de masas en el mitin de Benalmádena el día que decidió que la mejor estrategia ante la citación de su mujer por el juez el próximo 5 de julio era utilizarla como gancho electoral para el domingo 9 de junio. En una actuación de tintes claramente peronistas, pide a los ciudadanos que muestren lo que aprecian a Begoña Gómez votando por el PSOE el 9 de junio.

Juan Espadas en Benalmádena
6 / 9

Juan Espadas en Benalmádena

Juan Espadas, uno de los más entusiastas con la presencia de Begoña Gómez en Benalmádena, aplaude con entusiasmo durante otro momento del mitin. Sánchez intenta convertir las elecciones europeas en un plebiscito sobre su mujer y sus problemas judiciales. El domingo se verá con qué resultado.

Begoña Gómez aplaude en el mitin de las europeas en Benalmádena
7 / 9

Begoña Gómez aplaude en el mitin de las europeas en Benalmádena

Begoña Gómez en pie aplaudiendo, aparentemente despreocupada, durante el mitin de las europeas en Benalmádena. A su lado, Sánchez y María Jesús Montero hacen lo propio.

Sánchez y Begoña Gómez se miran con arrobo
8 / 9

Sánchez y Begoña Gómez se miran con arrobo

Pedro Sánchez, que se declaró "profundamente enamorado" de su mujer, intercambia miradas arrobadas con Begoña Gómez, convertida en acicate electoral para el 9 de junio.

Detalle de las manos entrelazadas de Sánchez y Begoña Gómez
9 / 9

Detalle de las manos entrelazadas de Sánchez y Begoña Gómez

Detalle de las manos de Pedro Sánchez y Begoña Gómez entrelazadas, símbolo de la unión de la pareja ante la adversidad.

Temas

Recomendamos

0
comentarios