Menú

Comienza la legislatura catalana del regreso (o no) de Puigdemont con una mesa del 'Parlament' separatista

Junts y ERC negocian la composición del órgano de gobierno; el partido de Puigdemont mueve ficha y propone a Josep Rull como presidente de la cámara

Junts y ERC negocian la composición del órgano de gobierno; el partido de Puigdemont mueve ficha y propone a Josep Rull como presidente de la cámara
El expresidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, conversa con el cabeza de lista de Junts, Toni Comín, durante el acto de campaña de JxCat para las elecciones europeas. | EFE

Arranca la decimoquinta legislatura autonómica catalana. Esta tarde, última fecha hábil, se constituye el Parlament en un ambiente de notoria agitación. ERC y Junts han pactado arrebatar la presidencia de la cámara al PSC y contarán para ello con el apoyo de los comunes. Será un aviso a Salvador Illa y es más que probable que el primer candidato en someterse a una sesión de investidura sea Carles Puigdemont siempre que cumpla su promesa de estar presente físicamente en la cámara cuando se apalabre la fecha.

La legislatura comienza además bajo la sombra de una advertencia del Tribunal Constitucional en forma de fallo en contra de los votos telemáticos. De este modo, la mesa de edad, formada por los independentistas Agustí Colomines (Junts) y Mar Besses (ERC) y Júlia Calvet, de Vox, tendrá que decidir si desobedece al Constitucional y admite los votos a distancia de Carles Puigdemont y el exconsejero de Cultura también fugado Lluís Puig o evita el encontronazo directo a las primeras de cambio. Dado que Colomines es un representante del ala más dura del independentismo, nadie duda de que se admitirán los votos prohibidos por el Tribunal Constitucional.

Junts propone a Rull

En cuanto a la presidencia de la cámara, Junts ha movido ficha y propone a Josep Rull, exconsejero condenado e indultado por la asonada del 17, para el cargo. Algunas fuentes señalan que los posconvergentes habrían llegado a un acuerdo con ERC. También está sobre la mesa el nombre de la republicana Laura Vilagrà, que contaría con el beneplácito de los Comuns, algo que no está nada claro en caso de Rull.

Posible impugnación

Si se cumplen las previsiones también puede pasar que PP y Vox impugnen la sesión constitutiva caso de que se admita el voto de los fugados. Cabe recordar que el fallo del Tribunal Constitucional era en respuesta a un recurso del PSC presentado la pasada legislatura en contra de aceptar el voto de Puig. El grupo de Illa apela a los grupos independentistas para que no entorpezcan lo que consideran el desarrollo "natural" de los acontecimientos, que según su versión pasan por una mesa presidida por ellos o por ERC a cambio de la investidura del líder socialista. Pero esa es según ERC otra negociación. A esa dificultad debe añadirse el hecho de que el partido republicano está descabezado y es la secretaria general saliente, la fugada Marta Rovira, quien debe abordar las negociaciones tanto con Junts como con el PSC; negociaciones cuyos resultados además deberán ser ratificados por la militancia.

El PSC trata de seducir a ERC por diversas vías. Una de ellas, la entrada en el gobierno municipal de Barcelona que ya estaba prácticamente hecha y se frustró por la convocatoria anticipada de elecciones.

Sea como fuere, este lunes comienza una legislatura incierta y sobre la que se cierne una alta probabilidad de repetición electoral. En el contexto, además de dicha repetición (que vistos los resultados de las europeas en Cataluña podría favorecer al PSC), la aplicación de la ley de amnistía y el eventual regreso de Carles Puigdemont.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro