Menú

Conde-Pumpido y Sánchez miran para otro lado después de que el Parlamento catalán haya permitido el voto de Puigdemont

Fuentes jurídicas consultadas por LD denuncian que "Conde-Pumpido y Sánchez se han quedado de manos cruzadas para evitar el enfado de Puigdemont".

Fuentes jurídicas consultadas por LD denuncian que "Conde-Pumpido y Sánchez se han quedado de manos cruzadas para evitar el enfado de Puigdemont".
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el presidente del Tribunal Constitucional, Cándido Conde-Pumpido. | Europa Press

El presidente del Tribunal Constitucional Cándido Conde-Pumpido y el presidente del Gobierno Pedro Sánchez han mirado para otro lado después de que el Parlamento catalán haya permitido el voto del expresidente catalán fugado Carles Puigdemont.

La semana pasada, el Tribunal Constitucional acordaba por unanimidad anular el voto telemático en el Parlamento de Cataluña del diputado y exconsejero fugado Lluís Puig y complicaba la posibilidad de Puigdemont de votar. Sin embargo, la Mesa del Parlamento catalán hacía caso omiso y los fugados Puigdemont y Puig ejercían finalmente su voto de manera delegada en el pleno de constitución de la Cámara.

Fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital denuncian que "el presidente del Tribunal Constitucional Cándido Conde-Pumpido y el propio presidente del Gobierno Pedro Sánchez han mirado para otro lado al permitir el voto telemático de Puigdemont y Puig en el Parlamento catalán sin cumplir con los requisitos exigidos en la sentencia del TC".

"Conde-Pumpido podría haber hecho un recordatorio público antes de la votación a modo de advertencia tras la sentencia de la semana pasada que prohibía el voto de los fugados. Por su parte, Sánchez podría haber instado al PSC a que planteara un incidente de ejecución sentencia, ya que ellos recurrieron el voto de Puig y lo sucedido este lunes es idéntico al caso resuelto recientemente por el Tribunal de Garantías", añaden.

Las mismas fuentes consultadas por LD sostienen que "Conde-Pumpido y Sánchez se han quedado de manos cruzadas para evitar el enfado de Puigdemont y el consiguiente peligro para el pacto de legislatura alcanzado entre el PSOE y Junts. La imagen del TC ha quedado por los suelos y la Mesa del Parlamento catalán ha pisoteado la Constitución española".

"Ahora, PP y Vox pueden solicitar a la Mesa del Parlamento catalán que reconsidere su postura de permitir los votos de Puigdemont y Puig. Si no lo hace la Mesa, podrían presentar entonces un recurso de amparo contra el acuerdo de la Mesa que permitió los votos y contra los propios votos efectuados", concluyen.

El Tribunal Constitucional acordaba la semana pasada anular el voto telemático en el Parlamento de Cataluña del diputado y exconsejero huido Lluís Puig al estimar un recurso de amparo que presentaron los diputados del PSC en la anterior legislatura contra los acuerdos de la Mesa de la Cámara que permitieron el voto telemático del político independentista.

La Sala Primera del TC aprobaba por unanimidad la ponencia redactada por la magistrada izquierdista María Luisa Segoviano, que proponía estimar el recurso. En concreto, los diputados impugnaron los acuerdos de la Mesa del Parlamento catalán de 18 de abril de 2023, en el que se aprobó la regulación transitoria del voto telemático hasta que no se proceda a una reforma del Reglamento del Parlamento de Cataluña, y de 19 de abril de 2023, por el que se habilitó el procedimiento de votación telemático de Puig hasta el final de ese periodo de sesiones (31 de julio de 2023). También recurrieron el acuerdo de 19 de abril de 2023, por la que se desestimó la reconsideración de los anteriores.

"No puede ser circunstancia constitucionalmente válida"

Según la sentencia del Tribunal Constitucional desobedecida por la Mesa del Parlamento catalán, "no puede ser tenida como circunstancia constitucionalmente válida" para el voto telemático el hecho de que se encuentre "voluntariamente" fuera del país porque "ha decidido eludir la acción de la jurisdicción penal española". Además, recordaba que sobre Puig "pesa una orden judicial de busca y captura".

El Constitucional, a su vez, apuntaba que el acuerdo de la Mesa del Parlamento catalán en cuestión fue "instrumental con la finalidad exclusiva de intentar dar una apariencia de cobertura normativa a la habilitación del voto telemático al sr. Puig i Gordi para eludir pronunciamientos previos de este tribunal, pero sin una real vocación de generalidad".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso