Menú

La "estructura piramidal" de Puigdemont, Alay y Boye para que el Kremlin reconociera "una eventual república catalana"

En un auto, al que ha tenido acceso Libertad Digital, el instructor acuerda la apertura de una pieza separada en el marco del denominado caso Voloh.

En un auto, al que ha tenido acceso Libertad Digital, el instructor acuerda la apertura de una pieza separada en el marco del denominado caso Voloh.
Gonzalo Boye y Carles Puigdemont. | Europa Press

El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, investiga en una pieza separada en el marco del caso Voloh una "estructura piramidal" compuesta por el expresidente catalán fugado Carles Puigdemont, su abogado Gonzalo Boye el jefe de su Oficina Josep Lluís Alay para que el Kremlin reconociera "una eventual república catalana".

En un auto de 56 páginas, al que ha tenido acceso Libertad Digital, el instructor señala que "según se desprende de las comunicaciones entre Boye y Alay obtenidas del terminal de éste, se observa la existencia de un reparto específico de tareas que sugiere de forma bastante clara la existencia de una estructura piramidal, en cuyo vértice superior se encontraría Puigdemont, si nos referimos al desarrollo de una política de contactos con elementos de injerencia rusa, a espaldas del Estado español".

"Siguiendo a Puigdemont en esta estructura piramidal, en un segundo peldaño, se ubicarían Alay y Boye, quienes desarrollarían la labor intelectual y de planificación de las diferentes acciones dirigidas a conseguir contactos próximos al gobierno ruso para granjearse el reconocimiento de Rusia a una eventual república catalana que, como se ha nombrado excelsamente, para los sucesivos líderes políticos del procés ha sido uno de los requisitos para lograr convertirse en un estado", apunta.

"Dentro de esta trama se ha demostrado la participación intelectual de Boye en dos líneas estratégicas claves: el establecimiento de contactos con la administración de la Federación de Rusia y el diseño de una estrategia política y comunicativa favorecedora y acorde con la política exterior de ese Estado", destaca.

La aproximación a Evgeni Primakov

El juez Aguirre afirma que "la búsqueda de forma reiterada y continuada en el tiempo de colaboración con miembros del gobierno ruso queda patente en las conversaciones en las que se hace referencia a la labor de aproximación a Evgeni Primakov, jefe de la Rossotrudnichestvo-Agencia Federal para los Asuntos de Colaboración con la Comunidad de Estados Independientes, Compatriotas en el Extranjero y Cooperación Humanitaria Internacional del Gobierno de Rusia".

El 26.09.2020, Alay comunicó a Boye el reciente nombramiento de Evgeni Primakov como jefe de la Rossotrudnichestvo. Del contexto de las conversaciones, se advierte cómo la noticia llega en un momento en el que las relaciones con la administración rusa estaban un tanto estancadas, por lo que el ascenso de una persona conocida dentro de la estructura de poder del gobierno ruso es interpretado como una palanca para relanzar las negociaciones. La calidad del contenido de la conversación, de la que se extracta un pasaje a modo de ejemplo, permite suponer el grado de participación de Boye en estas decisiones, de alto calado estratégico.

ALAY: Evgeni Primakov, mano derecha de Putin en el Kremlin para relaciones internacionales.

BOYE: Excelente. Se salva la situación. Buen trabajo.

ALAY: Borra por favor.

BOYE: Voy

ALAY: Solo hace 2 meses lo nombró Putin nuevo director de Rossotrudnichestvo. Algunos dicen que tiene más poder que el Ministro de AAEE.

ALAY: Necesitábamos oxígeno con Moscú.

BOYE: Sin duda, igual tendríamos que ir a verles.

ALAY: Cuando haya vuelos vamos.

El instructor resalta que "es Boye el que directamente sugiere la posibilidad de ir a visitar a Primakov. Esta iniciativa solo se puede entender desde la perspectiva de quien tiene información sobre la envergadura política de Primakov, sobre lo que significa su ascenso para el objetivo de reconocimiento internacional y que, además, participa de las decisiones tácticas para conseguirlo, de ahí que sugiera viajar a Moscú y visitar a Primakov con la naturalidad lógica de alguien que toma una decisión en el ámbito de su competencia".

"La participación de Boye en el diseño de una estrategia política y comunicativa armónica a los intereses de la Federación de Rusia está a la altura de la del propio Alay y se refleja en el modo en el que ambos analizan, de forma meticulosa, cualquier declaración del ex presidente que pueda enturbiar su relación con ese Estado. En este sentido, son varias las conversaciones en las que se muestra cómo, en una clara unidad de acción, consensuan las líneas de trabajo y diseñan los pasos a seguir para que las manifestaciones y actos de Puigdemont estén alineados con los intereses de Rusia, que se sitúan en las antípodas de los intereses de la UE y de España", continúa el auto.

Las comunicaciones públicas de Puigdemont sobre Navalni

El 23.08.2020, se registran una serie de comunicaciones entre Alay y Boye, en las que deciden cómo afrontar las comunicaciones públicas de Puigdemont en relación con Bielorrusia, el opositor ruso fallecido Alekséi Navalni y el exagente de inteligencia estadounidense huído a Rusia Edward Snowden, decidiendo de mutuo acuerdo apoyar a Rusia: ALAY: (…) si apostamos en público a Kremlin, hagámoslo de verdad.

De las conversaciones entre Boyey Alay se extrae la preocupación de ambos en el caso de que Puigdemont pueda molestar a los rusos al manifestarse a favor del entonces preso disidente ruso Alexéi Navalni, finalmente fallecido en una prisión rusa el 16.02.2024.

ALAY: En cualquier momento puede aparecer un tweet del president a favor de Navalny….Y eso nos mata.

BOYE: Le diré que no. Estoy con él.

ALAY: Hoy el president lo ha hecho con Belarus. Ahora se lo digo yo sí te parece.

BOYE: Ya pero ahí hay poco margen.

ALAY: Nada de Navalny.

BOYE: Mejor pero dile ya

ALAY: Y me refuerzas más tarde. OK.

BOYE: OK….

ALAY: Explicado pero sería bueno que lo refuerces. Le hecho la reflexión que el momento en Moscú es muy complicado con eso endemoniado triángulo para Putin

BOYE: OK.

"La calidad de las conversaciones, así como la profundidad y el calado de los asuntos tratados por Boye con Alay no permite inferir que Boye fuese un actor pasajero o ajeno al cuadro de dirección, más bien que se trata de uno de los más relevantes arquitectos de las líneas de acción de la trama con un poder de influencia personal en Puigdemont que se mantiene a día de la fecha", concluye.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso