Menú

El juez Aguirre denuncia la "guerra híbrida" de Puigdemont y Rusia para la independencia a través de los CDR y Tsunami

En un auto de 56 páginas, avanzado por LD, el juez Aguirre sostiene que Tsunami es "la sección terrorista de todo el entramado secesionista".

En un auto de 56 páginas, avanzado por LD, el juez Aguirre sostiene que Tsunami es "la sección terrorista de todo el entramado secesionista".
Miembros de los CDR arrojan cabezas de cerdo a los Mossos d'Esquadra. | EFE

El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, ha denunciado la "guerra híbrida" del expresidente catalán fugado Carles Puigdemont y la Rusia de Vladimir Putin para conseguir la secesión de Cataluña a través de los Comités de Defensa de la República (CDR) y de Tsunami Democrátic. El instructor investiga por presuntos delitos de traición y malversación a Puigdemont; su abogado Gonzalo Boye; su director de oficina Josep Lluís Alay; el expresidente catalán Artur Mas; la exdiputada de Junts Elsa Artadi y otras 8 personas en una pieza separada del denominado caso Voloh.

La Audiencia Nacional celebrará este jueves una vista para estudiar los argumentos con los que los abogados de los acusados de los CDR buscan anular su juicio por terrorismo, tras la aprobación de la Ley de amnistía. Mientras, Puigdemont es investigado también por terrorismo en la parte de la causa de Tsunami Democrátic que instruye el Tribunal Supremo.

En un auto de 56 páginas, avanzado por Libertad Digital, el juez Aguirre sostiene que "la guerra híbrida consiste en lograr resultados influyendo directamente en la sociedad mediante la desmoralización de ésta. Es una táctica sin duda efectiva y mucho más sencilla para los países atacantes, ya que la inversión tanto económica como humana es menor que en la guerra militar tradicional. Esta táctica engloba todo tipo de actuaciones coordinadas para influir en la toma de decisiones de los Estados, haciendo uso de medios políticos, económicos, militares, civiles e información y que pueden ser realizadas tanto por actores estatales como no estatales".

"Esta guerra híbrida incluye el uso de tecnologías de las comunicación e informática avanzadas en todas los ámbitos y etapas de los conflictos. En ella, caben las acciones descentralizadas de tipo terrorista o de influencia sobre la población por medio de actos de agitación y propaganda. Y, por supuesto, como es de esperar, es de especial preocupación el campo de las ciberoperaciones", añade.

Posteriormente, señala que "del análisis de la documentación que se le incautó en su domicilio a Víctor Terradellas, se abunda en su conocimiento de la estrategia a seguir para implementar la república, que pasa por forzar al Estado a negociar la ruptura de Catalunya, incluso en el supuesto de la existencia de violencia, que se produciría inducida por los movimientos separatistas a través de los CDR, de los Mossos leales a las tesis independentistas y de la sociedad civil así como activando campañas sociales, políticas y económicas de desgaste del Estado".

"Este tipo de violencia inducida por los movimientos separatistas tuvo su expresión en los llamados Comités de Defensa de la República (CDR), y cuyo máximo exponente se vio reflejado en la Plataforma Tsunamic Democràtic. Los dirigentes de esta organización virtual promovieron graves disturbios en diferentes ciudades catalanas en protesta por la sentencia contra los líderes del procés en octubre de 2019 que incluyeron la paralización y bloqueo de infraestructuras de comunicación y transporte, así como graves ataques a edificios públicos, manifestaciones y cargas policiales", continúa.

Tsunami: sección "terrorista" de todo el entramado secesionista

El instructor resalta que "lo más relevante para estas diligencias respecto del movimiento "TSUNAMI DEMOCRÀTIC", es que éste sería el brazo para la movilización ciudadana, el cual, aunque los políticos y los líderes de las asociaciones independentistas como ANC y Omnium defendieran su existencia (la de TSUNAMI) como un movimiento no violento, las actividades realizadas por los partidarios-participantes-colaboradores de TSUNAMI fueron extraordinariamente violentas y quebradoras de la paz social", afirma el auto.

"El movimiento "TSUNAMI DEMOCRÀTIC", y a la vista de los hechos descritos en los párrafos anteriores, y que fueron similares a los que tenían lugar en el País Vasco ejecutados por la llamada "kale borroka", bien podría calificarse como la sección terrorista de todo el entramado secesionista desarrollado por los investigados, o una parte de ellos, para la consecución de la independencia de Catalunya, salvo mejor criterio de la autoridad competente en la instrucción de la causa abierta contra el movimiento "TSUNAMI DEMOCRÀTIC", concluye.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso