Menú

La Unión contra la dársena del Gorguel. Pero sólo los concejales y el camachuelo

7

La ventaja de que gozan los ecologistas para imponer sus ideas es que siempre hay un alcalde del PP en los alrededores para defenderlas y, eventualmente, llevarlas a la práctica. Como el ser "sostenible" y luchar contra el calentamiento global -en el caso de alguna vez se produzca- es algo que está muy de moda en los ambientes pijiprogres, ningún edil del centro-reformismo quiere quedar al margen de tan distinguido club. Si a ese binomio conceptual le añadimos la metafísica del "valor paisajístico", las pasiones de los políticos directamente se desatan.

La izquierda y el centro-reformismo suelen forjar alianzas cuando el ecologismo actúa de catalizador. En tal caso las fuerzas políticas se unen para salvar a la madre Tierra hundiendo a sus habitantes, al menos a los que tienen la dudosa suerte de pertenecer al ámbito territorial en el que la coalición antinatura ha tenido lugar.

No sé si éste será el caso del municipio de La Unión, regido por el PP, cuyos concejales, con el alcalde a la cabeza, han protagonizado este fin de semana un encierro en el consistorio para oponerse a la construcción de la dársena de contenedores del Gorguel, frente a la Sierra de la Fausilla, do mora el ya famoso Camachuelo Trompetero. Supuestamente, porque nadie ha visto un ejemplar de esta absurda ave protegida ni para pegarle un perdigonazo, pero ése es otro debate.

Los ediles animaron al pueblo entero a secundar la protesta, con tanta fortuna que ni el Camachuelo acudió a la cita. Miento, hubo militantes de Izquierda Hundida y familiares de los encerrados que se dieron una vueltecita por el ayuntamiento. Nada más.

Dice el Alcalde que no se opone a la construcción de la dársena, una inversión que crearía 3.000 puestos de trabajo y un flujo de riqueza constante para la zona. Es sólo que quiere que la construyan un poco más para allá. O para acá, que igual da. En cualquier sitio menos frente al hábitat del Camachuelo Trompetero, afectado a la bahía de Portman, pendiente de ser regenerada con lo que quedaría un lugar chulísimo para construir un campito de golf y alguna que otra instalación hotelera "con encanto", que es el verdadero motivo de la oposición municipal por la posibilidad de trincar un pastón en licencias de obra y otros conceptos y, de paso, postularse como aspirante al premio "municipio preocupado por el medio ambiente", que si no ha sido creado ya por los ecologistas debe estar a punto de adquirir carta de naturaleza.

La Unión es en estos momentos la localidad murciana con mayor índice de paro. El consistorio está tan preocupado por este asunto que rechaza la instalación de la dársena en el lugar elegido, pero a cambio ha creado una "mesa local por el empleo", en la que sin duda las propuestas del único concejal de IU tendrán la adecuada acogida.

Lo asombroso es que los políticos unionenses se sorprendan de la falta de apoyo de sus gobernados, que no fueron al lugar del encierro ni para llevarles a los sufridos munícipes un pepito de ternera y un litro de cerveza. "Estamos haciendo el indio", dijo uno de estos concejales. En efecto, así es. Ahora bien, cada uno es muy dueño de defender los intereses de sus representados en la forma que crea conveniente. En siete meses habrá elecciones y esos mismos representados expresarán su opinión hacia quienes ocupan ahora el Ayuntamiento. No me extrañaría nada que La Unión superara el próximo mes de mayo todas las plusmarcas de abstención habidas hasta la fecha. 

7
comentarios
1 corzo1, día

Creo que estos políticos están fuera de la realidad. Necesitan que se les eche una mano... pero de "eucaristías".

2 AnkHor, día

En la actualidad, cientos de miles de contenedores provenientes del extremo oriente, llegan a Europa atravesando el Mediterráneo desde Suez. Por cosas del tráfico marítimo y la geografía, la mayoría de ellos continúan hacia Gibraltar para proseguir singladura hacia otros puertos atlánticos. Pero para desembarcar en España, tienen que desviarse de la ruta a Gibraltar y dirigirse a los puertos de Valencia o Barcelona (aunque el contenedor vaya a Granada). La posibilidad que brinda la dársena de contenedores junto a Cartagena, sería aprovechada por la mayoría de cargueros y el tráfico actual se modificaría, pues el ahorro en la ruta marítima es muy considerable. Así tendríamos, que el contenedor con destino Zaragoza que es portado por un barco que debe continuar hasta Liboa y Rotterdam, sería descargado en Cartagena en lugar de Valencia o Barcelona como ocurre ahora. A éstos inútiles del camachuelo y la hormiga parda, hay que sacarles los números y ponérselos delante para que reflexionen si un ignoto pajarillo es tan importante como para seguir dejando pasar los barcos y dejando que otros puertos se lleven los ingresos por el tráfico mercante.

3 folk_tra, día

Los ekopijos del sureste, trabajan a sueldo del tripartito, hasta que consigan que El Gorgel y lo que supone todo ello, finalmente se gestione desde Las Ramblas y el puerto de Barcelona. Por que no pueden hacer por trasladar Repsol y demás factorías energéticas a Barcelona, que si no trabajarían por ello. Debería de saberlo o por lo menos sospecharlo, amigo Pablo. Un saludo, desde la capital Departamental.

4 Caminant, día

Como cartagenero que he visto Porman lleno de cianuro,deseo para esa playa donde en otros tiempos,jóvenes del siglo pasado como mis padres se dieron el sí de por vida. Yo también quiero ser especie protegida,Pablo. Un abrazo.

5 DasBoot, día

El libro sobre ecologismo, que nadie se atreve a publicar. http://www.mitosyfraudes.org/INDICE.html

6 vikinga, día

¡El pobre camachuelo! Yo creo que la gente prefiere tener y oir al camachuelo que tener trabajo ¡dónde va a parar! ¿Y no podrá vivir en ningún otro sitio del mundo el pajarito de marras? Si lo exportaseis, tal vez todos los ecologistas y concejalillos se irían con él.

7 obambi, día

Hasta la cabra de la derecha se ha quedado perpleja con las aptitudes de los ediles.

Herramientas