Menú

González mantendrá el euro por receta pese a la presión de Rajoy

González mantuvo el pulso con Rajoy. "Evidentemente" mantiene el euro por receta. El Gobierno amaga con recurrir ante el Constitucional. 

38

Ignacio González no se achantó en su primer pulso político con Mariano Rajoy y expuso sus razones por las que "evidentemente" mantendrá el euro por receta a pesar del rechazo frontal del Gobierno. Los suyos, desde el Grupo Popular en la Asamblea hasta la mismísima Esperanza Aguirre, no dudaron en respaldarle frente a un Ejecutivo que dice a las claras que la medida no le gusta y que estudia recurrirla ante el Tribunal Constitucional.

La Comunidad de Madrid explicó su versión de los hechos. Recuerdan que, ya de base, tuvieron que diseñar unos Presupuestos sin una cuantía de 1.000 millones de euros que le debe el Estado, y que cuyo ingreso retrasa sine die. Añaden que su administración es una de las pocas con peso que no ha pedido dinero de la bolsa del Gobierno central y que su compromiso con el déficit público es "sí o sí" y no meramente en el papel. Y rematan que con las cuentas del año próximo se cumple la premisa insignia: no subir los impuestos.

El enfado en el seno del Ejecutivo autonómico no encontró disimulo. Más aún cuando "intentan contraponer", según su versión, la reforma farmacéutica -el copago por renta- con el euro por receta. "¡Pero si tiene la marca de Aguirre!", exclaman, rememorando aquél Comité Ejecutivo, Rajoy al frente, en el que la líder regional planteó un plan similar al hoy vigente utilizando como ejemplo los ingresos de Emilio Botín, siendo criticada por ello por algunos de los suyos. "No son incompatibles. Es una medida muy dura y difícil en tiempos de crisis. Pero cumplimos la máxima de no tocar los impuestos", se insiste.

El Gobierno amenaza con el Constitucional

En este sentido, González salió a la palestra ya con las advertencias gubernamentales en todas las portadas digitales. A primera hora, el presidente del Gobierno dejaba claro que no aceptaba la decisión -"Supone pagar dos veces", fue su argumento-, llamaba a la reflexión y aseguraba que, en último caso, iría al Constitucional. Fuentes gubernamentales sujetaron este extremo en que la competencia "no es municipal sino del Estado", por lo que Cataluña y Madrid tendrían que atenerse a su decisión.

Desde el Congreso, Alfonso Alonso, muy próximo a la vicepresidenta, fue aún más contundente: "Nosotros estamos en contra del euro por receta, es un doble pago. No es una buena solución", afirmó. Una postura que, según dijo, no está motivada "por el color político o por el territorio", habida cuenta de que atañe tanto a dos regiones muy opuestas ideológicas. Y para que no cayera en saco roto el aviso de Rajoy, reiteró: si las negociaciones no prosperan "habrá un recurso" ante el Alto Tribunal.

Madrid pedirá lo mismo que Cataluña

El responsable madrileño rechaza lectura competencial del Gobierno: el euro por receta "viene a encajarse en las medidas de racionalización del gasto farmacéutico. No es contraria a esa medida de pagar por renta sino que es complementaria y no es recaudatoria, es disuasoria", se defendió.

González se mostró dispuesto al diálogo "como es lógico", pero también dejó claro que no aceptará menos que Cataluña: "Estamos totalmente dispuestos a que la decisión que se adopte en relación -con dicha comunidad-, evidentemente, también pueda ser una solución que se adopte para Madrid". Y es que, según fuentes del PP de Madrid, se podría estar buscando "un enjuague" con Artur Mas.

Preguntado expresamente sobre si mantendrá el pulso, contestó: "Evidentemente", porque adujo que "en un escenario de ajuste del gasto público", con un recorte de 2.700 millones, el Gobierno autonómico ha preferido mantener el "fuerte compromiso de no subir los impuestos" y "seguir manteniendo una presión fiscal baja".

Aguirre respalda a González

Antes de la reunión de la cúpula del PP de Madrid, González recibió el espaldarazo de su antecesora, en forma de ataque velado al presidente: "Rajoy también dijo que no le gustaba subir los impuestos y subió el IVA y el IRPF", respondió Esperanza Aguirre, que recibió nuevo baño de multitudes. También sacó a colación los 1.000 millones a deber por Moncloa. En caso de estar en las arcas públicas, "no le digo yo que no" se podría haber evitado la medida.

El choque de trenes, este martes más visible que nunca, tiene también una clara lectura interna, toda vez González se hizo con la Comunidad hace tan sólo semanas con un historial político con varios roces con Rajoy. Pero, "es que estamos hablando de los madrileños y de los intereses de quienes nos han votado. Creemos que hacemos lo correcto", replica un consejero autonómico. Desde Génova destacan el apoyo que el barón tiene de María Dolores de Cospedal, y "aunque nadie discute la disputa, no se puede hablar de que nadie quiera" moverle la silla.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation