Menú

Rajoy advierte a Mas: "Aquí nadie va a sacar a Cataluña de España"

Rajoy llama al voto porque "estas elecciones son más importantes que las generales". "Tranquilidad", dice, porque Cataluña seguirá siendo España.

22
Rajoy llama al voto porque "estas elecciones son más importantes que las generales". "Tranquilidad", dice, porque Cataluña seguirá siendo España.
Rajoy y Sánchez Camacho, en Barcelona | Tarek

En el otrora coso taurino de Las Arenas, reconvertido en centro comercial, en la mismísima plaza de España de Barcelona, el Partido Popular no sólo sacó músculo político, sino que huyó de las vergüenzas para declararse "orgullosamente español". "Aquí nadie va a sacar a Cataluña ni de España ni de Europa. Con nosotros, nadie va a dejar a Cataluña fuera de Europa porque sería dejar a España en ninguna parte. No vamos a dejar a los catalanes atrás. Nunca, que quede claro", proclamó Mariano Rajoy, en la recta final de la campaña.

Los populares, en voz de Alicia Sánchez Camacho, se envolvieron en el espíritu de la histórica manifestación a favor de la unidad nacional celebrada hace escasas semanas para salir del armario y definirse escudo frente al separatismo. Y el auditorio respondió entusiasmado, con una asistencia que sobrepasó las previsiones llenando el aforo (2.000 sillas), quedándose medio millar en la calle escuchando los discursos por pantallas de televisión.

Rajoy se afanó en pedir el voto de aquellos que se sienten catalanes y españoles y que han llegado a sentir temor por el viraje secesionista de Artur Mas, al que de nuevo no volvió a mentar ni tampoco echó en cara sus presuntas corruptelas. "Todos los catalanes saben dónde estamos y qué defendemos. No hay nada como tener las cosas claras, y el PP es el único partido que tiene un proyecto claro para Cataluña, el único", afirmó un enérgico Rajoy.

Tan importante es para el presidente la cita del 25 de noviembre que, en el aniversario de su aplastante mayoría absoluta, proclamó que "estas elecciones son más importantes que las generales". Y por ello, alertado por la posibilidad unas urnas cargadas de papeletas nacionalistas, llamó al voto de todos, también el de los socialistas e incluso de los "catalanistas" moderados. "Un voto para pedir nuestras ideas y sentimientos. El voto del sí a Cataluña y del sí a España".

"Toca agrupar el voto", dejó a las claras el presidente. "El voto prestado", llegó a especificar su candidata. "En estas elecciones no estamos para aventuras. Son problemas importantes. Se necesita un partido fuerte, con ideas claras, que va a sentir la mayoría y que va a hacer todo lo que esté en su mano para que vuelva el sentido común", añadió Rajoy, que en un segundo compás no dudó en cargar duramente contra el PSOE, al dibujar sus "contorsionismos electorales" y "campañas acomplejadas".

Rajoy hizo una enmienda a la totalidad a la estrategia de épocas pasadas del PP en Cataluña, y se definió "muy orgulloso de decir con toda claridad" que no permitirá un paso hacia la independencia. Defendió "los puentes aéreos" y no "lo pasos fronterizos", y para ser fuertes en el Parlamento regional exigió "que ninguno de vosotros se vaya a quedar en casa el próximo domingo".

A Mas "le temblaron las piernas"

En opinión del presidente, estas elecciones -antes de llegar al ecuador de la legislatura- jamás debieron de haberse convocado: "Cuanto más falta hacía el coraje y la determinación, a alguno le temblaron las piernas", expuso. "¿Qué ha conseguido de todo esto? Hacer un daño inmenso a Cataluña, a su imagen, y también a España. Ha generado desconcierto y ha engañado sobre el futuro. Esto es lo que ha pasado aquí, y lo deben de saber todos los catalanes", se respondió.

A pesar de las amenazas, de las esteladas en muchos balcones de los municipios catalanes y de que el debate político se haya crispado hasta límites insospechados, el presidente de todos llamó a la "tranquilidad". "No se preocupen", aseveró, ante la ofensiva independentista. "Nadie va a poner en riesgo el estado de bienestar ni su estatus social. Aunque algunos abandonen sus responsabilidades, otros asumen las suyas", dijo en clara referencia a sus competencias.

Rajoy se comprometió, en calidad de jefe del Ejecutivo, a que ningún español "se sienta extraño en ninguna parte de España". Una idea que, en su último mensaje a unas bases emocionadas, trasladó a lo que significa la selección española de fútbol para muchos compatriotas: "Juntos, somos capaces de hacerlo todo".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation