Menú

La oposición en Leganés, contra el alcalde... y los ciudadanos

Los partidos de la oposición en Leganés han rechazado la propuesta de tasas de la corporación, pero lo han hecho antes de tan siquiera debatirlas.

0
Los partidos de la oposición en Leganés han rechazado la propuesta de tasas de la corporación, pero lo han hecho antes de tan siquiera debatirlas.

"Filibusterismo político", "voladura de puentes" o "casi moción de censura", al alcalde de Leganés, Jesús Gómez, se le acaban las palabras para calificar la insólita actitud de los tres grupos que componen la oposición municipal, PSOE, IU y, muy especialmente, la formación local ULEG.

Que el consistorio de Leganés pasase por primera vez en la historia a manos del PP es algo que ha dolido a la izquierda en la comunidad, y que el popular Jesús Gómez no se iba a enfrentar a una legislatura sencilla era obvio desde su misma investidura e incluso se podía adivinar tras las maniobras de la oposición para impedirle llegar al poder.

La situación ha tomado un nuevo giro después de que socialistas, comunistas y la candidatura local ULEG rechazasen, en el primer trámite, la ordenanza de tasas propuesta por la corporación municipal, una negativa que aunque pueda parecer lo contrario no forma parte del juego político habitual.

La razón es que la aprobación en este primera presentación ante el pleno es imprescindible para abrir la tramitación, que suele durar 30 días hábiles, durante la cual los vecinos y los grupos políticos puede presentar sus alegaciones. Después de este plazo, el pleno del Ayuntamiento vuelve a debatir la ordenanza completa y es en ese momento cuando se pueden introducir los cambios que se hayan pactado.

Las razones de la oposición

Los grupos de la oposición han argumentado su negativa en base a diversas razones, si bien ninguna de ellas parece justificar una negativa que, por así decirlo, rompe la baraja política.

Así, por ejemplo, en declaraciones recogidas por Europa Press el exalcalde y actual portavoz del PSOE, Rafael Gómez Montoya, aseguraba que el PP "se aleja constantemente de la justicia tributaria". Además, critica que las tasas suponían una subida impositiva del 2,5%, un porcentaje que el alcalde de Leganés señala que "es muy parecido al IPC" y llega casi por obligación: como la situación de las cuentas municipales era tan mala la Ley 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria "exige que hagamos un esfuerzo fiscal".

Eso no es todo: Gómez recuerda que con la administración del PSOE impuestos como el IBI "se subieron en los últimos años en una tasa diez puntos superior al IPC". El popular recuerda también que el año pasado se aplicaron bonificaciones del 5% a varios tributos importantes y se bajó el IBI un 2%. "Es decir –nos explica- que incluso con la pequeña subida los leganenses pagarían menos IBI en el 2013 que en el 2011".

Sin embargo, la subida automática que prevé la tras la revisión catastral del año 2008, y que se aplicará en caso de no aprobarse estas ordenanzas municipales, es nada más y nada menos que de un 10%.

El incomprensible papel de ULEG

El portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha justificado el voto en contra en buena medida por el incremento de un "150 por ciento" en las tasas de las escuelas infantiles. Sin embargo, la subida media es de un 20% a un 30%, según Jesús Gómez, y también viene regulada por las normativas marcadas desde la Comunidad de Madrid.

Y lo que es peor: "Si no aprobamos esa subida la CAM sacará a las guarderías de la red pública, nos quedaremos sin su subvención y los padres tendrán que asumir una carga mucho mayor".

Además, remacha Gómez, "durante el trámite podíamos haber negociado bonificaciones o alguna forma de ayudar a las rentas más bajas. Aprobando las tasas habría margen de actuación".

Impedir una administración eficaz

Jesús Gómez describe la actitud de la oposición como un intento de "hacer al gobierno la vida imposible". La actitud de la oposición, que previsiblemente se repetirá con los presupuestos municipales, "no es una moción de censura, pero casi".

Al mismo tiempo los tres partidos opositores no presentan una verdadera moción de censura que "sería impopular" y que les pondría al frente de una administración que "está en un momento complicado".

También critica que el partido localista ULEG, "al que hemos propuesto decenas de veces entrar en el gobierno" pretenda imponer desde fuera de la corporación su programa político al 100%: "Si decides no gobernar porque no quieres asumir el desgaste, por lo menos deja gobernar".

El Ayuntamiento de Leganés ha anunciado este mismo miércoles que volverá a presentar al pleno las Ordenanzas Fiscales para poder iniciar una tramitación normal que no perjudique a los ciudadanos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios