Menú

El PP cree que Artur Mas queda "desautorizado" y "con un pie en el paro"

Gritos de "Cataluña es España" de los populares catalanes. Rajoy, satisfecho, pero consciente de que el problema no ha concluido.

9
Gritos de "Cataluña es España" de los populares catalanes. Rajoy, satisfecho, pero consciente de que el problema no ha concluido.
Sánchez Camacho, feliz con los resultados.

Mariano Rajoy respira algo más tranquilo. Su principal objetivo no solo se cumplía, sino que Artur Mas consumía un estrepitoso fracaso en las urnas. “Ha hecho el ridículo, nos ha metido en unas elecciones que sólo han supuesto crispación y pérdida de dinero y, encima, no dimite”, era el resumen en privado. Pero, el problema no está resuelto, y tanto la dirección nacional del PP como la catalana se preparan para una legislatura a cara de perro consecuencia del ascenso de ERC, que atribuyen al “radicalismo” de las tesis de CiU; formación con la que descartaron formalmente llegar a ningún tipo de acuerdo de gobierno. 

El PP no quería los comicios, pero cosechó en ellos unos resultados históricos. Superó la línea marcada por Alejo Vidal Quadras tanto en porcentaje de votos como en escaños, uno más que en 2010. “Quiero agradecer a quienes han votado al PP en una situación de grave crisis, tomando las decisiones necesarias que necesita Cataluña y el resto de España y que nos han permitido, en plena crisis, el mejor resultado”, afirmó una Alicia Sánchez Camacho pletórica, que fue recibida por los suyos al grito de “Cataluña es España”.

Si algo ha quedado claro del 25-N, según la versión popular, es que los ciudadanos no quieren el separatismo, y por eso acudieron en masa a votar. “Cataluña tiene sentido común, es sensata y responsable”, afirmó la candidata, que ha logrado algo que los propios populares consideraban imposible al cierre de la campaña: lograr un segundo escaño por Gerona. “Los catalanes han desautorizado a Mas y a su proyecto de separación de España. Se ha equivocado en las prioridades y en el proyecto. Los ciudadanos le han dicho a Mas que abandone sus posiciones de separatismo porque Cataluña no necesita mesías, necesita gobernantes serios”, exclamó.

Desde Madrid, se quedaron con las ganas del escaño número 20 pero destilaron satisfacción. Con cava “catalán y español” brindaron en las sedes populares. Rajoy siguió el devenir electoral en la parte noble, con Soraya Sáenz de Santamaría y buena parte de la cúpula nacional. Ya con la derrota electoral de Mas confirmada, María Dolores de Cospedal hizo resumen en Génova13: “El señor Mas hizo de las elecciones un prebiscito”, recordó, para atacar a la yugular al poner en evidencia “el fracaso” de sus mensajes “radicales”.

El PP no llegó a pedir formalmente la dimisión del que está llamado a convertirse en presidente de la Generalidad, pero le vieron “tocado” y con un “pie en el paro”, en voz de varios cargos del PP. “Es que se ha montado una película, una película de terror, pero ya ha llegado a su fin”. En el cuartel general de los populares, las vibraciones siempre fueron positivas, pese a la la encuesta de TV3, que en el peor de los casos le otorgaban 16 representantes. “Hay muchas encuestas, toca esperar”, decía una sonriente pero nerviosa Sánchez Camacho.

Con una vista rápida al arco parlamentario, se enfatizó que los partidos nacionalistas son hoy más débiles, y en este sentido el PP se apuntó el tanto de ser la única “gran fuerza” que ha defendido el constitucionalismo, a tenor “de los líos del PSC, con un federalismo que ni ellos saben lo que es”, según la dirección nacional. Eso sí, esperaban una caída más abrupta de los socialistas, a la par que daban por hecha -y lo consideran un toque de atención- la espectacular subida de Ciudadanos.

Este lunes, el Comité Ejecutivo Nacional -que rendirá honores a Sánchez Camacho, en la parrilla de salida para ser ministra en una hipotética crisis de Gobierno- analizará con más profundidad tanto los resultados como la estrategia a seguir por el Ejecutivo. Según las fuentes consultadas, Rajoy volverá a apelar al diálogo para que las aguas bajen con menos virulencia, pero marcando claramente las líneas rojas, que pasan por la Constitución y las leyes.

“Mas se ha convertido en el mejor candidato de ERC”, tituló Sánchez Camacho el libro que ahora empieza a escribirse, y que pasa por el ascenso de los radicales. Pero advirtió, “han fracasado los que han querido separarnos” y lo que toca ahora es “trabajar para salir de la crisis”. Y es que, como se encargaron de remachar en el equipo de campaña, mañana habrá que seguir pagando nóminas y a los proveedores, y la Generalidad lleva meses de dejación de funciones.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation