Menú

"No concibo a Cataluña fuera de España, tendría que ser consultado"

Una reforma de la Constitución tendría que darse, aseguran, teniendo en cuenta la opinión “del pueblo español” y no de una parte.

11

Felipe González y María Dolores de Cospedal, además de los padres de la Constitución Miguel Herrero Rodríguez de Miñón y Miquel Roca, debatieron cerca de tres horas a propósito de la organización territorial del Estado convocados por la fundación de Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Ante un auditorio repleto, que pasados los minutos se fue despejando -las intervenciones iniciales fueron muy largas, y provocó el hastío de algunos-, González y Cospedal coincidieron en que una reforma de la Constitución que permitiera la independencia de Cataluña tendría que venir precedida de la opinión del “pueblo español” en su conjunto, y no sólo de una parte.

Así, la número dos de los populares defendió de forma encendida que cualquier tipo de reforma tendrá que contar con el aval de todos, y no sólo de unos pocos -en referencia a Cataluña, y a la pretendida consulta ilegal del sector nacionalista-. Además, dejó claro que no iba a transigir en un debate sobre este extremo, y González acabó comprándole sus tesis: “Si tienen la tentación o la vocación de separarse, lo que yo digo es que me apuntan una parte de mi identidad. Yo no concibo a Cataluña fuera de España, y tendría que ser consultado (…) Cataluña es España y yo quiero ser consultado”, afirmó.

El único que sacó el pie del tiesto fue Roca, que habló de un “reconocimiento de la diferencia porque la hay y está ahí, y eso se concreta en cosas, en aptitudes y reconocimientos”. Además, afirmó que “España tiene un problema”, e incidió en que “los sentimientos -en relación a los catalanes que quieren una independencia- tienen su dosis de racionalización limitada”.

El otro foco de atención estuvo puesto en si es necesaria la reforma de la Carta Magna hoy, o habría que esperar a un clima de más sosiego. La secretaria general del PP defendió que “cuando las cosas funcionan razonablemente bien, no hay que manosear demasiado”. Incluso citó al Rey para defender su tesis. “Permitió fijar los límites del Estado y permitió el reconocimiento de que España es un país complejo y plural”, destacó, en una nueva puntilla a la actualidad. Pese a todo, se declaró a favor de negociar para buscar “consensos”.

Por el contrario, González si se declaró con más prisas para abrir este melón, o al menos para evitar el drama en caso de utilizar sus instrumentos para modificarla. Apeló a Alemania, muy habituada a este tipo de reformas, y sacó el tema de moda para los socialistas: avanzar hacia la “federalización”. En su réplica, Cospedal recalcó que, en caso de producirse modificaciones, la última palabra la tendrá el conjunto nacional: “Tenemos una forma y un procedimientos. Podemos utilizar el sistema de reforma, pero tenemos que acordar quién tiene la capacidad, y votarlos todos, no solo una parte”, fueron sus palabras.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios