Menú

ERC apoyará sin condiciones a CiU si hay referéndum antes de 2015

"ERC está dispuesta a asumir las responsabilidades que haga falta"siempre y cuando se convoque el referéndum antes del 2015.

LD / agencias
25

El secretario de Comunicación de ERC, Oriol Amorós, ha afirmado este lunes que su partido aceptará que la Generalidad apruebe un presupuesto de "resistencia", debido al escaso margen de maniobra de que dispone el gobierno catalán, pero siempre que haya un compromiso de convocar la consulta soberanista en 2014.

Según ha indicado Amorós en la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente de ERC, su partido es optimista sobre el desarrollo de las negociaciones con CiU para asegurar la estabilidad parlamentaria de un nuevo Ejecutivo presidido por Artur Mas, si bien el contenido del "contrato-programa" aún está siendo negociado.

Amorós ha confirmado que, junto a las dos comisiones bilaterales CiU-ERC que negocian el contenido del acuerdo, se ha añadido una tercera dedicada exclusivamente al "contacto estable orgánico entre partidos". Ha añadido que si bien la voluntad de Esquerra es que el acuerdo se pueda cerrar lo antes posible, "si hay que agotar hasta el último día de negociación", lo harán.

Respecto a las conversaciones, Oriol Amorós ha declarado: "ERC es muy consciente de las dificultades económicas que sufre Cataluña, con unas finanzas muy limitadas y una Generalitat asfixiada, no sólo por la crisis, sino sobre todo por las deudas impagadas del Estado, que son enormes, y también por un expolio fiscal insoportable".

"ERC está dispuesta a asumir las responsabilidades que haga falta, y dentro del estrecho margen de maniobra que tiene la Generalitat, apoyaremos unos presupuestos de resistencia con unas políticas económicas lo más justas posibles, pero sin que haya ni una gota de recorte ideológico por dogmatismo liberal", ha añadido.

ERC entiende por "recortes ideológicos", ha precisado Amorós, los que comportan "restricciones en los servicios públicos pensando más en beneficiar a determinadas empresas privadas que a garantizar el Estado del bienestar", lo que incluye "privatizaciones de servicios públicos" o "la supresión del impuesto de sucesiones para las rentas más elevadas". Sobre las privatizaciones de empresas públicas como Tabasa y Túnel del Cadí, Amorós ha confirmado el malestar que ha causado en ERC que el Gobierno en funciones la decidiera sin consultarles cuando ya estaba en marcha la negociación con ERC.

Ha corroborado, en este sentido, las declaraciones que el líder de ERC, Oriol Junqueras, hizo ayer a Efe en las que advertía de que decisiones como ésta deben ser consultadas con quienes tienen que asumir la estabilidad parlamentaria a partir de ahora.

Amorós ha subrayado asimismo: "ERC quiere ser corresponsable de la conducción de la nave, pero exigimos a cambio que la salida del laberinto esté bien clara, y esta salida no es otra que tener una convocatoria de referéndum de autodeterminación y una hoja de ruta preparatoria". Sobre la fecha del referéndum o consulta, ha apuntado que ERC no busca fijar un día determinado "como si fuera un capricho", aunque su partido no contempla "ninguna otra hipótesis que vaya más allá de 2014".

La negociación con ERC "acabará bien"

Por su parte, el secretario general de CDC, Oriol Pujol, ha defendido este lunes que las conversaciones con ERC acabarán con un acuerdo para dotar a Cataluña de estabilidad: "creo que las cosas están yendo bien, y me atrevo a decir que acabarán bien".

En cuanto a si puede haber acuerdo esta semana, ha confiado en que deberá ser en pocos días porque como muy tarde el primer pleno de la legislatura se celebrará en la que viene, ha afirmado en declaraciones a la Cadena Ser-Radio Barcelona recogidas por Europa Press. Ha precisado que ello significa que habrá estabilidad para sacar adelante el país en su día a día, y garantizar que se dediquen al proceso del derecho a decidir.

Pujol considera también que acabar bien significa articular "lo que era un encargo de las elecciones", con una CiU que está al frente del Gobierno con Artur Mas, si bien los catalanes también reclamaron a la federación que se ponga manos a la obra.

Según él, los votantes de ERC no la apoyaron para que se quede en la oposición, y cree que si ERC entrara daría fuerza y musculatura tanto para el día a día como para el derecho a decidir, pero lo ve complicado porque ERC "ha asumido un papel de sí pero no".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation